La economía española sufre una contracción histórica: el PIB se desplomó un 5,2% en el primer trimestre | El Instituto Nacional de Estadística (INE) certifica que la crisis desatada por la pandemia del coronarivus ya ha provocado un colapso histórico de la economía española / El Gobierno debe hacer público hoy mismo sus estimaciones como parte del plan presupuestario que tiene que remitir a Bruselas, pero el Banco de España ya adelantó la caída del PIB incluso al 13% en el peor de los escenarios y que la tasa de desempleo se irá, con gran probabilidad, por encima del 20%.

Trabajo cierra hoy la nómina de abril y deja pendiente el reconocimiento de un millón de prestaciones por ERTE y despidos. Comienza la recesión del Covid-19: EEUU corta la expansión más larga de su historia con una caída del 4,8%.

La crisis destada por la pandemia del coronavirus provocó ya en el primer trimestre una histórica contracción de la economía: el Producto Interior Bruto (PIB) se desplomó un 5,2% en los tres primeros meses en comparación con la evolución del último trimestre del año pasado. “Esta tasa es 5,6 puntos inferior a la registrada en el cuarto trimestre”, explica el Instituto Nacional de Estadística (INE) en los datos de Contabilidad Nacional Trimestral que hoy ha publicado.

Si se observa en términos interanuales, esto es, comprando la actual situación con la de el mismo periodo de 2019, la caída es igualmente significativa: “La variación interanual del PIB se sitúa en el 4,1%, frente al 1,8% del trimestre precedente”, añade Estadística.

La caída es la más elevada en la serie histórica del INE y es necesario acudir hasta el periodo de la posguerra civil para encontrar datos similares. Sin embargo, el tamaño actual de la economía es incomparable con el que presentaba en aquellos momentos y si se acude a crisis más recientes, concretamente a la de 2008, los números registrados en la llamada gran recesión palidecen ante los que hoy se han conocido.

A ello hay que sumar que el periodo analizado está afectado sólo en sus últimos días, ya que el confinamiento decretado por el Gobierno comenzó en la segunda mitad de marzo. Pero esos días han sido suficientes para provocar un auténtico colapso en la economía española que sin duda dejará cifras incluso peores en los próximos meses. El Gobierno debe hacer público hoy mismo sus estimaciones de crecimiento -o más bien, de decrecimiento- como parte del plan presupuestario que tiene que remitir a Bruselas, pero el Banco de España ya adelantó que la caída del PIB incluso al 13% en el peor de los escenarios y que la tasa de desempleo se irá, con gran probabilidad, por encima del 20%.

Buena parte de la caída del primer trimestre se explica por el hundimiento de la demanda interna y, en especial, el gasto por parte de las familias que se desplomó un 7,5%. Pero los retrocesos también son notables en inversión, construcción o exportaciones y el empleo, en términos de horas trabajadas, cayó un 5% respecto el trimestre anterior. Y por sectores, tal como señalan desde el Consejo General de Economistas, “ha sido el de las Actividades artísticas, recreativas y otros servicios el que mas ha sufrido, con una variación de -10,7%, siguiéndole comercio, transporte y hostelería con el -9,7% y construcción con el -8,6%”. Se mire dónde se mire, se observan casi sin excepción cifras históricamente negativas.

A pesar de la magnitud de la caída, el Gobierno considera que el dato es “normal” dado el “parón sin precedentes al que se ha sometido a la economía”. Así lo ha asegurado el ministro de Transportes y Movilidad, José Luis Ábalos, quien ha señalado que es necesario un pacto para acometer un plan de reconstrucción que evite mayores caídas.

“Sabíamos perfectamente que tendría costes económicos elevados porque no se había sometido nunca a la economía española a un parón de estas características”, ha apuntado.”Es normal que el freno que se ha puesto a la actividad económica para combatir el coronavirus tuviera esas consecuencias. Por eso es necesario pactar un plan de reconstrucción de la economía española, para tratar de evitar caídas mayores”, ha añadido Ábalos.

EL IPC SE HUNDE HASTA EL -0,7% EN ABRIL
El índice de precios de consumo (IPC) se situó en abril en el -0,7 % en tasa interanual, niveles no vistos desde el verano de 2016, por el descenso de los carburantes, mientras que repuntaron con fuerza los precios de los alimentos en medio de la pandemia del COVID-19.

Según el indicador adelantado publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), junto al descenso de los carburantes destaca el comportamiento de los precios de los alimentos, cuya tasa anual ha pasado del 2,5 % en marzo al 4 % en abril.

https://www.elmundo.es/economia/macroeconomia/2020/04/30/5eaa78f0fdddffc10d8b468d.html

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s