Un juzgado mercantil de Oviedo autoriza la extinción de los 258 contratos de trabajo de Alas Aluminium por considerar que la empresa está sobredimensionada y que así nadie la comprará

 Auto del Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Oviedo por el que se autoriza la extinción colectiva de la totalidad de los contratos de trabajo de la empresa Alas Aluminum S. A.

A U T O

 

Lugar : OVIEDO

Fecha : 3 de Junio de 2011.

 

 HECHOS

 ÚNICO.- Por el Procurador Sr. , en nombre y representación de la entidad ALAS ALUMINIUM S.A., y por la administración concursal  se ha presentado de consuno solicitud de extinción colectiva de la totalidad de los contratos de trabajo (258)  en los que resulta empleadora la concursada.

Admitida a trámite la solicitud y formada la correspondiente pieza separada, se convocó a los representantes de los trabajadores y a la administración concursal a un periodo de consultas, que finalizó sin acuerdo.

Comunicada al Juzgado tal circunstancia, se recabó informe de la Autoridad Laboral sobre las medidas propuestas. En fecha 26-5-2011 la Dirección General de Trabajo, Seguridad Social y Empleo del Principado de Asturias ha emitido informe  favorable.

En fecha  18-5-2011 se presentó por la administración concursal el Informe previsto en el art. 75 de la Ley Concursal.

De la documental obrante en la presente pieza separada así como del informe emitido por la administración concursal al amparo del art. 75 de la Ley Concursal resulta la siguiente relación de

 

 

HECHOS PROBADOS

 

 

PRIMERO.-  ALAS ALUMINIUM S.A.  fue declarada en situación de concurso por auto de fecha 18 de Febrero de 2011.

 

 

SEGUNDO.- En los tres años anteriores a la solicitud de concurso la empresa ha arrojado importantes pérdidas, a saber: 10.650.612 € antes de impuestos en 2008, 10.145.225 € en 2009 y 11.090.472 € en 2010.

 

Esta situación ha llevado a la adopción de medidas paliativas. Así, el 17-4-2009 se lleva a cabo una ampliación de capital de 10 millones de €. En Junta Universal de 30-6-2010 se acuerda una nueva ampliación por importe de 2’4 millones que posteriormente es dejada sin efecto por Junta de 5-8-2010, en que se opta por una reducción de capital en la suma de 21.850.000 €. En esa misma Junta se acuerda aumentar el capital en 2’4 millones, con el apoyo de SRP y Sadim S.A., que pese a ello luego no acuden a la ampliación de capital, lo que sí hicieron los accionistas privados.

 

 

 

TERCERO.- La compañía cuenta con una capacidad de extrusión de 25 millones de Tm al año, tope que nunca ha llegado a alcanzar.

 

En el Informe de la administración concursal se señalan como causas de la presentación del concurso las siguientes: a) Proyecto sobredimensionado; b) Ineficiencia en la organización de la producción; y,  c) Incapacidad financiera.

 

Todo ello se traduce en que la administración concursal, tras comparación con empresas del sector, llegue a concluir que para producir un millón de € ALAS ALUMINIUM S.A. necesitó en 2008 7’31 empleados, en 2009 8’05 y en 2010 11’39, siendo así que la media de quince de aquellas empresas fue de 2’51, 2’87 y 3’55 en los mismos períodos.

 

 

 

CUARTO.- ALAS ALUMINIUM S.A.  presenta, a fecha de emisión del Informe de la administración concursal, el siguiente estado patrimonial:

 

a)  Masa activa: 68.095.000 €;

 

b)  Masa pasiva: 59.488.507’12 €, faltando por contabilizar créditos contingentes y contra la masa.

 

No obstante, la situación dista mucho de ser de superávit patrimonial, pues como consecuencia de la refinanciación operada en Junio de 2009 tan solo una pequeña parte del activo está libre de cargas, hallándose el resto hipotecado

 

 

SEXTO.- La empresa cuenta con 258 trabajadores en la actualidad, cuyas circunstancias personales,  antigüedad, categoría profesional  y salario se reproducen a continuación.

 

SÉPTIMO.- En la actualidad la totalidad de la plantilla se halla en un ERE de suspensión que finaliza el próximo 7 de Junio.

 

El coste mensual de recuperar a toda la plantilla asciende a 520.000 €, de los cuales 380.000 mil corresponden a salarios y 140.000 a Seguridad Social.

 

Los costes corrientes (arrendamientos, mantenimiento, suministros electricidad, etc), sin actividad, ascienden a 72.975 €/mes.

 

En tesorería a fecha de emisión del informe de la administración concursal se dispone de 1’3 millones de €.

 

 

OCTAVO.- A día de hoy no consta en este juzgado ninguna oferta de terceros para la continuación de la actividad empresarial, siquiera de forma parcial.

 

 RAZONAMIENTOS JURÍDICOS

 

ÚNICO.- La concursada solicita de este  Juzgado autorización para la extinción colectiva de los 258 puestos  de trabajo que componen la totalidad de su plantilla.

 

El art. 64.7 LC dispone que en los casos de falta de acuerdo entre los representantes de los trabajadores y la administración concursal el Juez determinará lo que proceda conforme a la legislación laboral.

 

El art. 51 del Estatuto de los Trabajadores condiciona la procedencia del despido colectivo a la concurrencia de causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, disponiendo que se entenderá que concurren  esas causas “cuando la adopción de las medidas propuestas contribuya, si las aducidas son económicas, a superar una situación negativa de la empresa o, si son técnicas, organizativas o de producción, a garantizar la viabilidad futura de la empresa y del empleo en la misma a través de una adecuada organización de los recursos”.

 

En el caso de autos, de la propia relación de hechos probados se constata la difícil situación económica que atraviesa la entidad, con sus activos de calidad hipotecados y una tesorería que, de no procederse a la extinción, abocaría al cierre en dos meses, sin posibilidad siquiera de afrontar los gastos mínimos de mantenimiento y vigilancia de las instalaciones, lo que implicaría desterrar toda posibilidad futura de encontrar un comprador/inversor, lo que, si bien no se antoja tarea fácil, no puede descartarse. No obstante, es lo cierto que a día de hoy no se tiene constancia en el juzgado de ninguna oferta o interés por parte de terceros.

 

La autoridad laboral, no obstante informar favorablemente la extinción colectiva, añade que  “en el supuesto  de que alguno de los contactos que se están manteniendo con diferentes grupos de inversores se materializara en la llegada de una nueva empresa a las instalaciones, cualquiera que fuera su actividad, debería contar preferentemente  a la hora de conformar la plantilla de la empresa  que se adecúe a sus necesidades productivas con personas seleccionadas de entre las afectadas por el expediente que ahora se informa”. Amén de reiterar que no hay constancia en este juzgado de ninguna oferta o interés de terceros (a pesar de estar intervenida la empresa judicialmente y tener que pasar cualquier decisión de venta por la aprobación judicial)  no existe posibilidad legal alguna de que desde el ámbito jurisdiccional se  imponga semejante condición a un futuro inversor, que podrá libremente escoger su plantilla, sin perjuicio de que voluntariamente decida servirse de alguno de los trabajadores cuyo contrato de trabajo ahora se extingue. Cuestión distinta es que otros organismos decidan apoyar con subvenciones a un futuro inversor y las mismas estén condicionadas en ese sentido, pero tal circunstancia escapa lógicamente de las competencias de este juzgador.

 

Se trata, evidentemente, de una decisión difícil de asumir para los trabajadores de la concursada, pero la situación económica actual de la empresa no deja otra alternativa. Si los administradores de la empresa han coadyuvado a generar o agravar la situación de insolvencia será objeto de enjuiciamiento en una eventual sección de calificación (que se abre de forma imperativa en todos aquellos casos en que se abra la liquidación o se apruebe un convenio con quitas superiores a un tercio del importe de los créditos o esperas superiores a tres años), no siendo objeto de la presente resolución dirimir las responsabilidades en que hayan podido incurrirse.

 

 La extinción tendrá efectos desde la fecha en que la administración concursal la comunique a cada uno de los trabajadores, correspondiendo a la administración concursal la decisión del momento idóneo para llevarla a cabo en función de las necesidades de mantenimiento, atención de pedidos actuales, opciones reales de venta a un tercero, etc.

 En virtud de los razonamientos expuestos,

 DECIDO

 AUTORIZAR   la extinción colectiva de la totalidad de los  contratos de trabajo en que resulta empleadora ALAS ALUMINIUM   S.A. , reconociendo a los trabajadores afectados una indemnización de 20 días de salario por año de servicio, prorrateándose por meses los períodos de tiempo inferiores a un año, con un máximo de 12 mensualidades.

 

Las indemnizaciones que resulten tendrán la consideración de crédito contra la masa (art. 84.2.5º LC) y se entenderán comunicados y reconocidos por esta resolución.

 

Esta resolución producirá los mismos efectos que la resolución administrativa de la autoridad laboral  recaída en un expediente de regulación de empleo, a efectos del acceso de los trabajadores a la situación legal de desempleo.

 Notifíquese esta resolución a las partes personadas, a los representantes de los trabajadores, a la Autoridad Laboral informante, y al Fondo de Garantía salarial.

 

 

MODO DE IMPUGNACIÓN : mediante recurso de SUPLICACIÓN que deberá ser anunciado dentro de los CINCO DÍAS HÁBILES siguientes a la notificación de la resolución, mediante escrito dirigido a este Juzgado.

 

El recurso de suplicación  no suspenderá la tramitación del concurso ni de ninguno de los incidentes concursales.

 

Transcurrido dicho término sin presentarse el escrito, el auto será firme.

 

La empresa concursal al preparar el recurso, deberá presentar en la Secretaría del Juzgado, resguardo acreditativo del depósito de 150,25 euros constituido en la cuenta denominada “suplicación” del Banco Español de Crédito número …..  bajo recurso número Pieza Separada de Extinción Colectiva de Contrato nº …..

 

 

También se advierte que los trabajadores podrán ejercitar contra el presente auto, a través del incidente concursal, las acciones que se refieran estrictamente a la relación jurídica individual.

 

     Así lo acuerda, manda y firma el Ilmo. Magistrado-Juez del Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Oviedo. Doy fe.

 

ACLARACIÓN:

JUZGADO DE  LO MERCANTIL Nº 1 DE OVIEDO.

CONCURSO ORDINARIO 44/11.

 AUTO

 En Oviedo, a 6 de Junio de 2011.

 

HECHOS

 

ÚNICO.- En  fecha 3-6-2011 se dicta Auto en cuya parte dispositiva se autoriza la extinción colectiva de la totalidad de los  contratos de trabajo en que resulta empleadora ALAS ALUMINIUM SA.

 

RAZONAMIENTOS JURÍDICOS

 ÚNICO.- Los arts. 214 y 215 LEC y concordantes de la LOPJ establecen, como excepción al principio de invariabilidad de las resoluciones judiciales una vez firmadas, una serie de mecanismos dirigidos a la aclaración de conceptos oscuros, corrección de errores materiales manifiestos o de índole aritmética o a la subsanación o complemento de dichas resoluciones.

 

En el caso de autos se ha omitido en el Razonamiento Jurídico único, in fine,  el siguiente párrafo: “La dilación en el uso de la autorización (de extinción de la totalidad de los contratos) y su duración será determinada libremente por la Administracion concursal, que actuará en función de que dicha probabilidad de venta se materialice en un plazo breve y atendiendo a las necesidades de la nueva producción, en todo caso no más de seis meses desde el auto que autorice la medida extintiva; durante este periodo los trabajadores que no resulten extinguidos se mantendrán en situación de suspensión laboral hasta el plazo máximo señalado, pudiendo ser rescatados en función de las necesidades de la empresa

 

Asimismo se ha constatado un error material en el Hecho Probado 4º, en el   que se decía que “ALAS ALUMINIUM S.A.  presenta, a fecha de emisión del Informe de la administración concursal, el siguiente estado patrimonial:

 

a)  Masa activa: 68.095.000 €;

 

b)  Masa pasiva: 59.488.507’12 €, faltando por contabilizar créditos contingentes y contra la masa”.

 

 Dichas cifras no resultan del Informe de la administración concursal sino de la solicitud de concurso y han de ser sustituidas por las siguientes: Activo, 59.278.808’47 €; Pasivo, 58.574.074’75 €.

 

 DECIDO

 

Aclarar  el Auto de fecha 3-6-2011 en el sentido que ha quedado expuesto.

 

Contra esta resolución no cabe recurso alguno, sin perjuicio de los que procedan contra aquélla  a la que aclara y/o complementa.

  

Así lo pronuncia, manda y firma el Ilmo. Magistrado-Juez del Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Oviedo.

Un comentario sobre “Un juzgado mercantil de Oviedo autoriza la extinción de los 258 contratos de trabajo de Alas Aluminium por considerar que la empresa está sobredimensionada y que así nadie la comprará

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s