El 97 % de los gallegos podrán salir de sus concellos a partir del viernes / Las áreas sanitarias sustituyen a las almendras como límite de referencia / Abre Vimianzo: «Está todo o pobo emocionado»  – El municipio coruñés lleva casi cuatro meses confinado perimetralmente

El primer paso de la nueva desescalada en Galicia libera del confinamiento al 97 % de la población gallega, que podrá salir de sus municipios de acuerdo con las condiciones establecidas para los tres niveles marcados por la Xunta de Galicia.

Solo 71.507 ciudadanos, residentes en los municipios con incidencias por encima de los 500, seguirán limitados en sus concellos hasta que mejoren los datos.

Este alivio supone para muchos concellos una apertura de movilidad esperada durante varios meses, como en el caso de Vimianzo; y para la mayoría desde hace casi un mes, que es el tiempo transcurrido desde que la Xunta cerró toda Galicia por concellos, el pasado 27 de enero.

El mapa detallado de todas las nuevas restricciones en Galicia

Fue una de las decisiones más estrictas tomadas por el Ejecutivo gallego en toda la pandemia, condicionada por la preocupante situación sanitaria en la que se quedó la comunidad después de las Navidades. En aquel momento los contagios estaban disparados y la incidencia acumulada superaba los 700 puntos. Ahora la tercera ola afronta su curva descendente y la incidencia, que baja cada día, está muy cerca de quedar por debajo de los 200.

Las cifras continúan su descenso de modo sostenido, tanto en casos activos como en nuevos contagios y hospitalizados, si bien el número de ingresados en UCI, 146 en los datos del lunes, nueve menos que la fecha anterior, prácticamente triplica a los que había el 22 de diciembre (51), al inicio de la Navidad.

La movilidad entre concellos era una de las novedades más esperadas por la población gallega, que en las últimas semanas ha visto su vida condicionada en gran medida por las limitaciones municipales.

Esta restricción provocó situaciones absurdas en algunos municipios con pocos servicios, cuyos habitantes se vieron obligados a grandes desplazamientos cuando la solución real estaba muy cerca, aunque en el municipio de al lado.

El cierre municipal, si bien puede ser útil para controlar el movimiento de la población durante un período muy limitado de tiempo, a medio y largo plazo se hace insostenible porque la vida real nunca se circunscribe a un único municipio, sino que se extiende de una u otra manera a los colindantes.

No obstante, cuando la situación epidemiológica es preocupante, resulta más fácil para controlar la movilidad. En la segunda ola Galicia había optado por cerrar varios grupos de municipios en almendras, permitiendo la movilidad entre ellos, pero los problemas con el control municipal de los límites hicieron que en la tercera ola se tomara la decisión de cerrar por municipios.

Ahora, aquellos cierres agrupados en almendras son sustituidos por las áreas sanitarias, que son los límites de referencia en esta nueva desescalada, aunque de forma diferente para cada nivel de riesgo.

Los habitantes de los municipios que pertenecen a las áreas sanitarias con mejor situación, Vigo y Ourense, tienen libertad de movilidad, excepto los 33 concellos que están en nivel medio.

Los pertenecientes a las áreas de A Coruña, Pontevedra y Ferrol, que están en situación de riesgo medio, solo se pueden desplazar a los municipios de su misma área con igual nivel de riesgo.

La razón de que se opte ahora por este sistema está directamente relacionada con la presión hospitalaria, que aún sigue siendo alta en las ucis en A Coruña, Pontevedra y Ferrol. Al margen quedan los 17 municipios citados al principio, que tienen nivel de riesgo alto y mantienen el cierre municipal.

Este nuevo estilo de confinamiento por áreas, a diferencia del municipal, es susceptible de adaptarse a la evolución de la incidencia y la situación hospitalaria en las distintas zonas, lo que podría provocar que la movilidad se flexibilice a medida que los datos vayan mejorando.

Esto conllevaría, además, que los concellos pudieran ir abriendo también los aforos de la hostelería.

Abre Vimianzo: «Está todo o pobo emocionado»

El municipio coruñés lleva casi cuatro meses confinado perimetralmente

Casi cuatro meses ha pasado el municipio coruñés de Vimianzo con cierre perimetral. Fue el primer concello de la Costa da Morte en el que se aplicó esta medida. Desde que lo decretó la Xunta el pasado 30 de octubre, sus vecinos han tenido que convivir con las restricciones más estrictas, repercutiendo fuerte en la economía local, sobre todo en los hosteleros.

A partir del viernes, los vimianceses podrán moverse a otros ayuntamientos en el mismo nivel y la hostelería podrá abrir al 50 % sus terrazas.«Está todo o pobo emocionado», dice Carlos Gómez.

Él, además de residente, es hostelero, al frente del Celme Café, así que la noticia le atañe por las dos partes. Aunque a Vimianzo le toca algo la costa, en Sabadelle, Gómez exhorta: «Poderei ver o mar!». Bromea con que cogerá el mapa del área sanitaria y la «mallará» toda: «Non fagas caso, é a emoción. Pero é un paso, a xente xa se vía moi triste, e con ganas de saír. Eu teño tantas ganas de traballar…. Se fago algún café para levar e, á parte, se senta alguén na terraza, pois mellor».

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2021/02/22/97-gallegos-podran-salir-concellos-partir-viernes/00031614019433104994977.htm

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s