El centro derecha está en auge / VOX continúa subiendo sin parar y esa tendencia se va a intensificar hasta las elecciones. Además acumula cada vez más voto oculto, incluso de izquierdas, con lo que la campanada final puede ser de las que hacen época, dejando a los 4 partidos tradicionales cautivos y desarmados sin escaños / ¿Hasta dónde llegará VOX: que sobrepase a la calamidad podemita se da casi por seguro pero… podría adelantar también a la veleta Mini Macron, y acercarse mucho al PPSOE? Ex-okupa, toma tranquilizantes, ya te queda poco de torturar a España

la fecha de anuncio de disolución de las cámaras con una situación de abrumadora mayoría del centro derecha frente a las izquierdas, según nos muestran la mayoría de las encuestas publicadas recientemente.

Las izquierdas arrancan en una situación de debilidad, con el 39,4% del voto, frente a un centro derecha que supera el 50% del voto, concretamente cuenta a fecha de hoy con el 50,9%. La distancia entre ambos bloques es de 11,5 puntos.

Pero además la tendencia es a ir agrandando esa brecha a favor de la derecha, y eso gracias a VOX: en el último mes ha crecido 0,6 puntos.

Si nos remontamos al último trimestre de 2018 se observa claramente el resurgimiento del electorado de centro derecha y al mismo tiempo la desmovilización de un importante porcentaje del electorado de la izquierda. El 2-D en Andalucía fue el primer episodio.

El anticipo electoral también tiene mucho que ver con el avance de la derecha y el retroceso de la izquierda.

Cada mes que se dejara pasar empeoraría los resultados de las izquierdas. Y aún así la caída va a ser bestial, y bien merecida, porque sanchistas y podemitas se lo han currado a base de bien

Tenemos dos precedentes que nos pueden servir de referencia para las elecciones generales de abril y locales en mayo. Se trata de las convocatorios electorales de 1979 y 2011. Además en todas las elecciones de la era constitucional, 12 generales y 10 municipales, la participación en las elecciones al Congreso y Senado ha sido siempre superior a la de los ayuntamientos.

En 1979 fue la primera vez que las elecciones generales precedieron a las locales, y también como ahora en 2019, con tan solo un mes de separación. El centro derecha ganó las elecciones generales y la izquierda las locales. La participación fue del 68,0% y 62,5%.

En 2011, el orden de las elecciones fue al contrario, como venía siendo desde 1982, primero las municipales y después generales. Pero tanto en mayo como en noviembre se votó en clave nacional. Los sondeos ya pronosticaban a finales de 2010 un triunfo por mayoría absoluta del centro derecha en las generales del 20-N de 2011. Este deseo mayoritario de cambio arrasó en las elecciones municipales y autonómicas de mayo y con la misma potencia llegó a noviembre dando la mayoría absoluta al PP en el Congreso y en el Senado.

Precisamente para impedir que se reproduzca lo sucedido en 2011, se intenta amortiguar el mayoritario deseo de cambio político, adelantando las elecciones generales a las locales, autonómicas y europeas.

Algunos creen que anteponer las generales conseguirá dos objetivos, primero que sirvan de escudo a las de mayo, en donde el «castigo» electoral al PSOE se manifieste y no afecte a las aspiraciones electorales socialistas en las elecciones de mayo, en las que se vote con criterio no «nacionales» y más «territoriales», sin tener ya en mente la gestión del gobierno del PSOE en Cataluña y sus alianzas con los independentistas para llegar al poder en la moción de censura de mayo de 2018.

LOS SOCIOLISTOS BARONES BUSCAN QUE LOS VOTANTES DESFOGUEN SU IRA POR TANTA BARBARIDAD COMETIDA EN LA PERSONA DE FALCONETTI, PARA QUE LUEGO EN MAYO NO CARGUEN CONTRA ELLOS CON TANTA FUERZA

Otra razón de alterar el orden tradicional de las consultas es aprovechar la mayor participación que genera unas elecciones generales para movilizar al votante de izquierdas que se encuentra tan desmotivado como en 2011, frente a un centro derecha total y COMPLETAMENTE movilizado .

AUNQUE EN ESTE CASO ES TANTO EL HARTAZGO DEL VOTANTE TRADICIONAL DE IZQUIERDAS CON PRINCIPIOS, QUE HA ACUMULADO TANTAS TRAICIONES DE SU PROPIO PARTIDO, QUE PARA MOVILIZARLO SE NECESITARÍA UNA Grúa. CON RAZÓN.

Es como el padre al que le toca disciplinar a su hijo por comportamiento incorrecto. En este caso, los auténticos votantes de siempre del PSOE podrían optar por abstenerse, o incluso votar en contra (o votar por VOX, con quien comparten los puntos básicos como la unidad de España o la igualdad ente españoles) . Por el propio bien del PSOE, limpiarlo de ratas gracias a su voto en contra, para que empiece su imprescindible regeneración.

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s