La innovación tecnológica en la atención de personas con dependencia

Cada vez hay más personas con dependencia en España. Cada vez se demandan más profesionales en este campo. También las nuevas tecnologías han mejorado el cuidado de personas dependientes: técnicas de localización y telemonitorización que facilitan en gran medida la vida para estas personas y sirven de herramienta imprescindible para la conexión con su médico o especialista. Sobre todo, cuando se vive en la zona rural.

Este campo de la teleasistencia se beneficia de constantes avances, y ya existen iniciativas de formación para mantenerse actualizado en los últimos progresos, como el curso de teleasistencia e innovaciones de la empresa gallega Fórmate. En los cursos de fórmate se tratan en profundidad las siguentes cuestiones:

  •  La teleasistencia de personas dependientes.
  •  Determinación de los aspectos relacionados con la dependencia donde la teleasistencia tiene aplicabilidad.
  • Análisis de las tecnologías existentes parar cubrir las necesidades de las personas dependientes.

Telemonitorización.
Telemedicina: Registro y acceso remoto de datos médicos del paciente.
Nuevas técnicas para la localización del paciente/usuario.
Detección e identificación.
Nuevas tecnologías aplicadas a la seguridad.
Plataformas de teleasistencia.
Análisis de las nuevas líneas de innovación tecnología y su aplicabilidad.
Nuevas tendencias y líneas de negocio en teleasistencia.
Modelos de negocio en teleasistencia.
Tendencias en la evolución de la teleasistencia.
Barreras para el desarrollo de la teleasistencia.

La atención a personas con dependencia se ha beneficiado de una mejora exponencial gracias a las nuevas tendencias en innovación tecnológica y organizativa

Con la telesalud se consigue que la persona con discapacidad:

  1. No necesite recorrer largas distancias para ver a su médico.
  2. Se sienta más segura, ella y su entorno, porque al otro lado de la pantalla siempre hay un profesional controlando sus parámetros de salud.
  3. Las mejoras en la atención son constantes gracias a la innovación tecnológica.
  4. Se tiende cada vez más a una mayor personalización a la hora de prestar ayuda al paciente. Cada paciente tiene unas necesidades particulares a las que se presta atención individual por parte de los especialistas que lo atienden.
  5. No necesita realizar con tanta frecuencia revisiones presenciales.
  6. Aprende más sobre su estado de salud y cómo gestionarlo mejor en el día a día.

Por ejemplo un usuario de la telemedicina celebra vídeoconferencias con sus médicos, transmite por vía digital imágenes o radiografías, y puede someterse también a distancia a una revisión médica para que el profesional  de cabecera emita un diagnóstico en el que se basará para recetarle un tratamiento.

El campo de la telemedicina a su vez se subdivide en:

a) En tiempo real o modo sincrónico. El ejemplo clásico es el de la videoconferencia durante la cual el médico procede con el paciente como en una consulta tradicional, solo que se realiza a distancia. Se requiere establecer agendas compartidas y disponibilidad simultánea del paciente y los profesionales que se conectan a distancia en una sesión.

b) En tiempo diferido o modo asincrónico. Es el modo de almacenar y enviar. Genera el mayor volumen de actividad en la telemedicina actualmente. Emplea por ejemplo el correo electrónico  en aquellos casos en los que el diagnóstico o la consulta de la información enviada no implican una situación de emergencia, y se puede diferir su consulta en minutos o incluso horas.

Otra forma de clasificar la telemedicina es la siguiente:

a) Modo asincrónico.  Entre esa información que se envía, por ejemplo a través del email, pueden incluirse los resultados de análisis clínicos, o radiografías. No se requiere que ambas partes se conecten ni comuniquen al mismo tiempo.

b) Telemonitorización. Se usa para controlar el estado de salud del paciente, en especial si sufre de enfermedades crónicas, como asma, afecciones cardiacas o diabetes.

c) Servicios interactivos. Se establecen entre un doctor y su paciente. Puede tratarse de una conversación online, o por teléfono, o una consulta telemática. Con frecuencia, en los países más avanzados en estas técnicas,  se amplían a revisiones clínicas, actualización de historial, asesoría en oftalmología o evaluaciones psiquiátricas.

Los telecuidados se utilizan principalmente para monitorizar a una persona en una emergencia, vía teléfono móvil, ordenador o a través de cualquier otro aparato con conexión a internet. Es especialmente útil para atender a gente que vive sola, y también resulta de utilidad para ofrecer ayuda adicional a los cuidadores de personas con discapacidad o enfermas.

Existen tres tipos principales de modos de telecuidado:

  1. Seguimiento: Utiliza señales emitidas por sensores que analizan  la severidad o frecuencia de los síntomas. Esas señales se transmiten vía telemática. Los profesionales pueden acceder a los resultados en cualquier momento.
  2. Prevención:  Un sensor instalado en una cama, por ejemplo, puede impedir que una persona se caiga al bajarse si al detectar movimiento enciende de forma automática una luz.
  3. Reducción de daños. El sistema empleado puede incluir sensores de calor, alarmas colgantes, detectores de humo, sensores instalados en la cama, y otros dispositivos para ayudar a reducir posibles perjuicios para el paciente desde un primer momento. Un ejemplo es cuando el paciente se demora en exceso en regresar al lecho por la noche. El sistema puede activar una alarma automática por si acaso le ha ocurrido algo.

El servicio de teleasistencia está pensado para aumentar el nivel de autonomía de personas en situación de dependencia, así como el de sus familiares. Un sistema de atención personalizada, de respuesta inmediata ante situaciones de emergencia o inseguridad, soledad y aislamiento, basado en las nuevas tecnologías de la comunicación.

Simplemente pulsando un botón, la persona se pone en contacto con un asistente que lo asistirá en función de sus necesidades. Este servicio se encuentra recogido en la Ley de Dependencia.

La innovación tecnológica aplicada a la teleasistencia se concreta en:

  1. Telemonitorización del paciente en el domicilio

    La Telemonitorización es una especialidad dentro de telemedicina cuyo propósito es hacer un seguimiento de algunos parámetros biológicos del paciente desde su domicilio. Se siguen a distancia parámetros como el pulso del paciente, gracias a que este tiene conectado un monitor. Es parecido a lo que se hace en una Unidad de Cuidados Intensivos.

    El paciente, desde su casa, con frecuencia periódica (diaria, semanal, etc) envía sus datos biológicos a un centro sanitario. También completa regularmente cuestionarios sobre su estado de salud. Cuando el profesional sanitario detecta alguna anormalidad en la documentación enviada, se pone en contacto con el paciente, generalmente mediante teléfono, para indicar lo que tiene que hacer. Esta fórmula es la respuesta  ante una alerta y es una modalidad diferente de la telemedicina de una consulta telefónica.

    En España la telemonitorización la adoptaron los planes para el cuidado de los pacientes crónicos.

    En este momento en España coexisten los tres modelos de telemonitorización:

    1) la extensión del hospital

    2) el modelo de “call centre” en el País Vasco y

    3) el programa integrado en la primaria

     

  2. Telemedicina

Países desarrollados como Canadá, India, Reino Unido, Australia, España y Estados Unidos, han puesto en marcha sistemas de telemedicina para atender comunidades que presentaban dificultades debido a los  problemas topográficos y de distancia existentes. De esta forma han roto las barreras espacio-temporales para la atención de pacientes.

  • Teleasistencia: Control en su propia casa de pacientes crónicos, convalecientes o personas mayores sin necesidad de que sean hospitalizado.
  • Teleconsultas: La gente refiere sus síntomas o consultas al médico a través de una vide llamada y el medico entonces decide si es necesario que la persona acuda al hospital para ser examinado de forma minuciosa o si no es necesario (bien porque no hay ningún problema o bien porque el diagnóstico está claro). Así se evitarían desplazamientos innecesarios, sobre todo si el paciente vive en una zona alejada y rural.
  • Teleradiologías: Estas imágenes médicas puedan enviarse de forma instantánea entre hospitales para conseguir un diagnóstico más certero.
  • Teleducación sanitaria: Muy útil para la formación médica, pero también para la población de zonas rurales.

Si bien es cierto que la herramienta de dependencia 2.0 más conocida es la teleasistencia, hoy día existen muchas otras derivadas de la rama principal

Entre esas herramientas se encuentran:

Apps móviles

Existen algunas dirigidas en exclusiva al apoyo a la diversidad funcional. Por ejemplo DiLo (Dispositivo Locutivo), que permite a la persona con discapacidad en el habla o el oído comunicarse a partir de una serie de frases que se organizan por categorías. Solo tiene que elegir la frase que desea transmitir y el móvil la repite a través del altavoz.

Ratón bucal

Es un ratón del ordenador, pero que se maneja sin utilizar las manos. Se emplea en su lugar la boca o la barbilla. Así se mejora la autonomía digital de personas con movilidad reducida o discapacidad motora. Existen además múltiples dispositivos en el mercado que permiten desplazar el cursor a través de una webcam, con pequeños movimientos de cabeza y gestos faciales.

Tecnología del habla

Son tecnologías basadas en el reconocimiento de voz, y para la conversión de texto a voz. Tecnologías diseñadas para transcribir, y también responder, a la voz humana. Ayudan de forma efectiva a las personas con discapacidad vocal, auditiva y visual. Posibilitan a la persona dependiente el manejar un ordenador o un dispositivo móvil a través de su voz, sin necesidad de teclado.

España cuenta con un servicio de teleasistencia de calidad según todos los profesionales del sector

Se trata de un servicio cada vez mejor valorado tanto por los usuarios como por sus familiares, al tratarse de un servicio de atención poco invasivo y que no interrumpe en exceso la vida cotidiana de las personas, pero al mismo tiempo facilita la movilización inmediata de los servicios de urgencia si fuese necesario

Los servicios cubren un amplio abanico de posibilidades, desde los más preventivos hasta los asistenciales.

Es un servicio que podría estar presente en todos los domicilios de las personas que viven solas, independientemente de su edad, potenciando así su acción más preventiva

 No existe aún un modelo homogéneo del servicio en las diferentes comunidades autónomas, sino que difieren bastante. En algunos territorios el servicio se mantiene en niveles muy básicos y asociados a la emergencia, mientras que en otros el enfoque es más proactivo. Además existen diferencias en cuanto a la participación del entorno del usuario y la coordinación con otros servicios. Se echa de menos en el presente, asimismo, una adaptación específica a las personas con dependencias.

La teleasistencia del futuro aplicaría de forma extensiva monitorización no invasiva a domicilio. Se basaría en los sensores domóticos inteligentes y también en los wearables (tecnología vestible o corporal, ropa y complementos tecnológicos o inteligentes)que hacen posible conocer en tiempo real el estado biomédico de una persona, incluso cuando esta salga del domicilio y se desplace

Al mismo tiempo se espera que en los próximos años la coordinación sociosanitaria entre comunidades y centros sanitarios sea una realidad efectiva. De este modo la teleasistencia verá reforzada su función preventiva, se integrará cada vez más con el resto de dispositivos de la red sociosanitaria, será un servicio esencial para garantizar el seguimiento domiciliario de pacientes crónicos y jugará un papel importante en la personalización de la atención.
Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s