Susana Díaz Cae (63)-El torbellino de la Reina.  “Ya no está tan claro: las relaciones con IU y Podemos son nefastas”/ “La tendencia electoral de los socialistas empeora en cada cita electoral” / “Los hijos de los socialistas, hasta ahora, votan a Podemos. Cabe la posibilidad de que en unas generales apoyen al PSOE de Sánchez, pero un retorno a la casa común de sus progenitores parece complicado si quien lidera las listas es Su Peronísima” / “Elemento perturbador es la propia figura de la Querida Presidenta. Su fracaso le ha hecho regresar -a la fuerza- a Andalucía, de la que había decidido desentenderse. ¿Cómo valorará el electorado tal desplante?” / “Díaz será reelegida jefa de la tribu a finales de este mes, pero su victoria será muy efímera si un cambio de signo en los congresos provinciales articula una mayoría interna distinta. La Reina se enfrentaría entonces a una revolución de comuneros. El segundo hito llegará en diciembre con el juicio de los ERE. Si Chaves y Griñán son condenados, San Telmo se encontrará con una vía de agua mortal” | Andalucía | EL MUNDO

POR CARLOS MÁRMOL -Sevilla.Los susánidas se irán este año de vacaciones -inmerecidas, dado el resultado de las Primarias- con la cabeza gacha y la incómoda sensación de incertidumbre que acompaña a los finales de época. ¿Cuánto tiempo aguantará la República Indígena el asedio de Pedro I de Ferraz? ¿Conviene convertirse a la nueva fe o es mejor esperar? Los figuras que dirigen la maquinaria de la Reina (de la Marisma), ahora en llamas, sólo les han transmitido un mensaje: tendremos que emplearnos a fondo para conservar el poder. Por segunda vez en décadas, los nazarenos de la cofradía del Peronismo Rociero en sus Últimos Días temen que llegue un hipotético desalojo del mayorazgo. Sólo hay un antecedente: la victoria de Arenas en 2012. Entonces temían perder, pero sabían que un pacto con IU los salvaría. Así fue.

Ya no está tan claro: las relaciones con IU y Podemos son nefastas. La tendencia electoral de los socialistas empeora en cada cita electoral. Las causas son dos: el desgaste de décadas de poder y el relevo generacional, que los sitúa como un partido extraño para las nuevas capas de población. Los hijos de los socialistas, hasta ahora, votan a Podemos. Cabe la posibilidad de que en unas generales apoyen al PSOE de Sánchez, pero un retorno a la casa común de sus progenitores parece complicado si quien lidera las listas es Su Peronísima, que tendrá problemas para hacer las candidaturas a su antojo sabiendo -como sabe- que la última palabra será de Ferraz.

Además, hay dos factores nuevos. Primero: el descontento con la gestión de la Junta, que por primera vez en la historia es suficientemente intenso para que la gente salga a la calle. Los recortes, negados por la propaganda oficial, son una evidencia que ha desatado mareas en el ámbito de la sanidad y la educación, las dos cuestiones que para una mayoría de andaluces justifican la autonomía. El segundo elemento perturbador es la propia figura de la Querida Presidenta. Su fracaso le ha hecho regresar -a la fuerza- a Andalucía, de la que había decidido desentenderse. ¿Cómo valorará el electorado tal desplante? Es una incógnita. Pero todo apunta a que habrá consecuencias. Lo natural sería un voto de castigo, sobre todo si tenemos en cuenta la naturaleza peronista del susanato, que fomenta la dependencia y las relaciones clientelares.

No hay nada más cruel que un niño enfadado con sus padres. Por mínima que sea la repercusión de ambos factores, ahondarán la decadencia del susanato.

En la agenda de los próximos meses hay dos momentos críticos. En primer lugar, los congresos provinciales, concebidos por el sector sanchista como la oportunidad para que se visualice el nuevo poder de la Ejecutiva Federal en Andalucía. Díaz será reelegida jefa de la tribu a finales de este mes, pero su victoria será muy efímera si un cambio de signo en las secretarías provinciales articula una mayoría interna distinta. La Reina se enfrentaría entonces a una revolución de comuneros. El segundo hito llegará en diciembre con el juicio de los ERE. Si Chaves y Griñán son absueltos, el susanato cogerá oxígeno. Pero si son condenados San Telmo se encontrará con una vía de agua mortal. ¿Hay plan de defensa? Nadie lo sabe.

La orden, de momento, es aguantar. Los cerebros susánidas confían en un original argumento para mantener la cabeza a flote: reivindicar el papel de la Reina como garante del equilibrio territorial, cuestionado por la deriva secesionista en Cataluña.

Un viejo cuento de hadas que ya no se creen ni los niños más ingenuos. Entre otras razones porque los escolares andaluces carecen de aire acondicionado en el colegio, tienen que esperar meses para ir al especialista y saben -perfectamente- que Su Peronísima tenía decidido irse a Madrid. Son poderosas razones que, sin duda alguna, no inducen mucho al optimismo. Salvo que el optimismo sea de los que no pueden ver a la Sultana y rezan cada día para que el partido se libre de ella antes de que origine una catástrofe electoral de magnitudes cósmicas. 

Origen: El torbellino de la Reina | Andalucia Home | EL MUNDO

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s