Manuel Escudero: “El impuesto negativo es el modo concreto de poner en práctica el compromiso electoral del PSOE de un Ingreso Mínimo Vital” / “Hay mucho que hacer. Lo que nosotros queremos es reposicionar al PSOE en la izquierda y hacer ver a los progresistas de este país que queremos estar con ellos para solucionar problemas. ¿Es de recibo el divorcio entre finanzas y economía productiva? ¿Y que estemos al albur de una nueva burbuja?¿ Y el hecho de que la desigualdad haya crecido tanto en tan poco tiempo?” | Cuartopoder

Hay una deuda que el economista Manuel Escudero (San Sebastián, 1946) no perdona: la que tiene la política actual con la siguiente generación. Por eso, aunque trabaje como asesor o dedique algunos esfuerzos a presidir el Foro de Economía Progresista, vuelve de manera periódica a la escena pública. Ya lo hizo como coordinador de ‘Programa 2000’ de Josep Borrell en 1998 y hace unos meses decidió de nuevo poner su talento al servicio de Pedro Sánchez para redactar, junto al sociólogo José Félix Tezanos, su programa para las primarias a la secretaría general del PSOE. Ambos fueron también los encargados de presentar ante la prensa las enmiendas que se harán a la ponencia del 39 Congreso Federal, que se celebrará el 16, 17 y 18 de junio.Entre reunión y reunión, ha reservado tiempo para charlar con cuartopoder.es sobre cómo es el futuro país que ha dibujado Pedro Sánchez en su propuesta económica.

— ¿Estas enmiendas suponen un giro a la izquierda con respecto al anterior PSOE?

— No hay un giro a la izquierda. Lo único que queremos ser es socialdemócratas serios en una situación social y económica como la que tenemos en 2017.  Esto significa que si los padres fundadores del Estado del Bienestar, como William Beveridge, vivieran, estarían con nosotros. Verían que hay mucho que hacer. Lo que nosotros queremos es reposicionar al PSOE en la izquierda y hacer ver a los progresistas de este país que queremos estar con ellos para solucionar problemas. ¿Es de recibo el divorcio entre finanzas y economía productiva? ¿Y que estemos al albur de una nueva burbuja?¿ Y el hecho de que la desigualdad haya crecido tanto en tan poco tiempo?

— José Carlos Díez ha renunciado a defender la ponencia en el Congreso Federal alegando argumentos como que las enmiendas se centran demasiado en la austeridad o que se dirigen a los votantes de izquierda y abandonan el centro…

— El Congreso hubiese sido un foro excepcional para que hubiéramos podido discutir estas cosas con él. Es una pena.

— ¿Usted cree que hay una nueva clase de trabajadores pobres?

“En el mundo del trabajo tenemos que resolver el desempleo y el problema de los trabajadores pobres que no llegan a fin de mes”

— No es que lo crea, es que los datos son irrefutables. Tenemos muchos problemas que resolver en el mundo del trabajo. El primero es el desempleo, el segundo son los trabajadores pobres que no llegan a fin de mes con lo que ganan y que no se libran de estar en peligro de pobreza. Tenemos otro problema de auténtica falta de organización y desprotección de todos aquellos trabajadores nuevos que han sido flexibilizados por el propio sistema productivo: los falsos autónomos, los trabajadores independientes, los freelancers, los becarios…No tenemos soluciones mágicas, pero es un gran reto que tenemos por delante.

Pero hay más retos, como que consigamos reincorporar a los jóvenes al sistema productivo con un salario decente o que la mujer no tenga que optar entre ser ciudadana de primera o ser madre.

— ¿Se ha diluido la conciencia de clase?

— La conciencia de clase ya no existe, solo existen los trabajadores, que son la inmensa mayoría de los españoles. Ahí incluyo al sector creciente de autónomos que están dejados de la mano de Dios y que requieren soluciones y nuevas políticas.

— ¿Cuáles proponen ustedes?

— No tenemos solución para todo, pero sí estrategias, aunque hay mucho por avanzar. Pensamos que hay soluciones como derogar la reforma laboral, subir el Salario Mínimo Interprofesional, pensar en una nueva ley laboral de igualdad para la mujer, que no solo garantice la transparencia en las empresas desde el punto de vista de brecha salarial, sino que también se plantee la necesidad de permisos de maternidad y paternidad intransferibles e iguales para ambos sexos.

Otra de las soluciones es que en cada comarca española haya un sistema mixto de colocación interconectado a nivel de toda España y con los colegios de formación profesional que realmente hagan la labor de intermediación entre el mercado de trabajo y el tejido productivo.

— Entiendo que habría que reformar el INEM, cuya tasa de colocación es muy baja…

“Estamos en el kilómetro cero. Ahora tenemos que pensar detenidamente las soluciones que necesita España”

— Hay que reformar ese sistema, los organismos de intermediación privados, etc. Hay que pensar nuevas soluciones para los jóvenes. Algunas son estratégicas, pero otras hay que cocrearlas con otros socios en el futuro.  Pero como muchas veces dice Pedro Sánchez, estamos en el kilómetro 0. Ahora tenemos que pensar muy detenidamente las soluciones que necesita España.

— Para el SMI de 1000 euros y las 35 horas han puesto una fecha muy concreta y cercana: el 2020, ¿cómo se pueden adaptar las empresas a corto plazo?

— Las fechas son referenciales, esto no es un programa electoral porque nos ataría como en un compromiso. Lo que queremos decir con esa fecha es que es a corto plazo y que vamos a pelear desde ahora con las armas que tenemos, desde la oposición, y con un diálogo con los sindicatos para ver si nos podemos acercar a esa fecha.

— Otra de las grandes ideas del proyecto pasa por la economía yendo de la mano con la ecología, ¿un hipotético gobierno de Sánchez podría hacer frente a los oligopolios en este contexto?

— En el campo de la transición energética hay mucho margen para la autonomía nacional. No te digo todo, pero sí hay bastante. La transición energética se está dando en otros países europeos. Lo que nosotros queremos es que se haga de manera justa para todos. El cambio climático está aquí, hay que detenerlo. Con una hoja de ruta y nuestra voluntad tendríamos que sentarnos con las grandes empresas, explicarles nuestro plan y ver hasta qué punto están dispuestos a llevarlo hacia delante. Lo que hay que hacer es hablar sobre la base clarísima de que nosotros defenderemos el bien común. En consecuencia, estamos muy obstinados en que para 2050 este país tiene que ser 100% renovable.

— ¿Es la economía colaborativa el futuro? ¿Es una reacción a la globalización?

— Cuando hablo de esto no me refiero a Uber o Airbnb, ni a esa precaridad que se disfraza de economía colaborativa, sino a la genuina. Se da en las bases de la sociedad. Es una mezcla de innovación, economía digital e impacto social positivo. No nos damos cuenta pero esto es el volcán que está por debajo. Hay una ebullición entre los ‘millennials’ en este sentido y nosotros queremos favorecerla a través de ‘startups’. La política está muy alejada de esto y se tiene que acercar.

— Hábleme del Impuesto Negativo sobre la Renta y por qué no va a desincentivar el empleo.

Este impuesto es el modo concreto de poner en práctica el compromiso electoral del PSOE de un Ingreso Mínimo Vital. Se articula a través de la declaración del IRPF para gente que nunca ha declarado porque sus ingresos son lo suficientemente bajos para no hacerlo. La idea es que a toda aquella persona cuyos ingresos, ya sean subvenciones, pensiones, trabajo a tiempo parcial…, no llegan a los 5.000 euros que Hacienda considera como el mínimo imprescindible para vivir se le devuelva la diferencia entre eso y sus ingresos reales a través de una transferencia.

En la sociedad a la que vamos, el Estado del Bienestar tiene que tener en cuenta este quinto pilar. Lo bueno de este sistema es que la Agencia Tributaria ya está acostumbrada a las devoluciones. Desde el punto de vista de la logística no tiene grandes complicaciones y sería muy efectivo como plan de choque contra la pobreza severa. No estamos hablando de crear una sociedad de ociosos con una renta básica universal, al contrario. Ponemos el acento en que si la digitalización de la economía va a significar paro tecnológico, lo que se impone ahora es el reparto del tiempo del trabajo y por eso le damos énfasis a la disminución de jornada.

— ¿Y qué hacemos con esas empresas tradicionales y pequeñas que quieren digitalizarse pero que no tienen capacidad de financiación?

— En España tenemos un problema. Tenemos mucha pequeña empresa y bastante poca mediana. Una de las claves de una política industrial futura es establecer soluciones efectivas para el crecimiento de las empresas en nuestro país. Sé que es una respuesta genérica, pero la apuesta real para que España sea competitiva pasa por eso. Aunque yo creo que la innovación no es entendida como un imperativo por las propias empresas.  No creo que se trate de plantear ningún tipo de incentivo, sino que es parte de la realidad del mercado y la gente que está en el mercado se tiene que adaptar. Tiene que haber un cambio drástico  y de contenidos en la educación, darle una importancia mayor al I+D+I y apostar por otros elementos a futuro como la creación de bases de datos públicas y democráticas para una sociedad impulsada por datos.

Origen: Manuel Escudero: “Los padres fundadores del Estado del Bienestar estarían con nosotros” | España | Cuartopoder

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s