Dieta sana con postres dulces

El verano se aproxima y las ganas de ir a la playa y a la piscina llegan con él. El problema surge cuando nos damos cuenta de que tenemos algunos kilitos de más y que nos gustaría vernos y sentirnos mejor, o tal vez utilizar ropa de temporadas anteriores que ya no nos cabe.

 

Y si algo de particular tiene el verano es que es la época en que más difícil se hace llevar adelante una dieta estricta. Es cierto que, debido al buen tiempo, nos sentimos más motivados a realizar deporte.

 

Pero también es verdad que las reuniones de amigos y las salidas aumentan en gran medida. Y es en estas ocasiones en las que nuestra dieta se pierde entre platos deliciosos y postres con muchísimas calorías.

 

Así es fácil llegar a la conclusión de que hacer una dieta en verano es muy complicado si no tenemos un plan bajo la manga. Las dietas milagro no existen y es en esta época en la que aprenderemos de verdad a llevar una dieta saludable y con alimentos que normalmente no podríamos ni oler.

Creatividad en la cocina

 

Si bien es cierto que los amantes del dulce prefieren no probarlo cuando están a dieta, muchos de ellos han comprendido que evitar un alimento no funciona, porque al conseguir el peso ideal, volverán a consumirlo y descubrirán que la dieta es de rebote.

 

Ahora, ya no hay que pasar por ese sacrificio. Aprender a disfrutar del dulce de forma equilibrada es la solución para no tener que volver a hacer nunca más una dieta. Para conseguir comer platos deliciosos y sanos, céntrate en aquellos dulces que te encantan y combínalos con otros saludables.

 

En el caso de los pasteles, podemos encontrar diversas formas de realizarlos para que nuestra dieta no se vea afectada. La repostería creativa es, por tanto, la solución a nuestras plegarias. Las tartas dulces y sanas también existen.

 

En internet se pueden encontrar miles de recetas de postres que tienen pocas calorías y están deliciosos. La mezcla de las frutas con el chocolate es una de las grandes armas de los amantes del chocolate.

 

Pero todo debe utilizarse en su justa medida. Si quieres comer una tarta de chocolate, combínala con frutas frescas o con otro tipo de cremas con poca grasa. Las tartas de queso, por ejemplo, se pueden realizar con zanahorias y quedan igual de deliciosas.

 

Otro de los trucos es utilizar el chocolate pero sólo para engañar al paladar. Es el caso de la fruta bañada en chocolate. Evidentemente, no funcionará si utilizas una tableta entera. Pero sí que puedes rallar dos trocitos de chocolate, mezclarlos con leche desnatada y utilizar sólo esa cantidad para comerte tu fruta.

 

Es importante que recuerdes que para aprender a comer, debes aprender los trucos creativos para que disfrutes de todo lo que cocines.

Anuncios

Un comentario sobre “Dieta sana con postres dulces

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s