Sánchez pide el voto para corregir el rumbo del PSOE tras nueve meses «en dirección contraria»  / En un mitin en Cártama, el candidato a secretario general se erige en el único capaz de situar al partido «donde se merece» y lanza varias pullas a Susana Díaz

A ocho días de que los militantes elijan con su voto al nuevo secretario general del PSOE, el aspirante Pedro Sánchez recaló en Málaga para explicar su proyecto político. Eligió Cártama, ciudad que se ha convertido en punta de lanza del ‘sanchismo’ en la provincia, donde ante cerca de un millar de afiliados pidió el voto para corregir el rumbo del partido tras «nueve meses conduciendo en dirección contraria» y se erigió en el único de los candidatos a liderar la formación capaz de volver a situar al PSOE «donde se merece» como primera fuerza política de España y referente de la izquierda.

Bajo un sol de justicia, Sánchez abogó por que el PSOE recupere la dirección de la izquierda y censuró las maniobras que llevaron a su dimisión como secretario general en el tenso y polémico comité federal del pasado 1 de octubre y la posterior abstención socialista en el Congreso permitiendo la reelección de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. En este sentido, y ante las críticas de sus adversarios de que ha cambiado de criterio en su programa en asuntos como la relación con Podemos y la condición de Cataluña, el aspirante a secretario general, continuando con el símil automovilístico, sostuvo que «el único volantazo» que ha dado el PSOE en los últimos tiempos fue permitir al PPque gobernara.

En su intervención, Pedro Sánchez lanzó varias pullas a Susana Díaz, presidenta de la Junta y su principal rival en la carrera por la secretaría general. Así, ante los ataques de los ‘susanistas’ a sus cambios de criterio tras la presentación de su proyecto político, Sánchez respondió que «otros proyectos no existen» en alusión a que la presidenta de la Junta aún no ha presentado el suyo –lo hará el martes–. «Espero que lo presente antes del recuento», dijo con cierta sorna.

Incompatibilidad de cargos

El candidato a la secretaría general defendió el principio de «un militante, un cargo, un sueldo». «Ahora para justificar alguna que otra candidatura hay compañeros que dicen que por supuesto es perfectamente compatible ser presidente de una comunidad autónoma y secretario general del PSOE. Yo cuando me preguntan sobre esto no me pronuncio porque van a ser los afiliados con sus votos quienes lo hagan incompatible», subrayó en una clara alusión a que está confiado en la victoria.

Para lograr el triunfo, Sánchez recalcó que no hay que bajar la guardia porque el partido no se gana hasta que pite el árbitro y por ello apeló a «la responsabilidad histórica» de los militantes en las primarias con las generaciones futuras para construir un partido «en pie, dispuesto a derrotar a la derecha». «Estamos a las puertas de un nuevo PSOE», arengó.

Pedro Sánchez, que criticó a Podemos por estar más pendiente de que no gobierne el PSOE que la derecha, subrayó que la socialdemocracia es «hoy más que nunca» necesaria en España y Europa; abogó por un partido con una dirección paritaria, donde se consulte a las bases los asuntos más importantes como los acuerdos postelectorales y que recupere la credibilidad para así recobrar la confianza de la ciudadanía; y anunció que si gana el día 21 será el secretario general «de todos» los socialistas y buscará la unidad interna «para derrotar a la derecha».

En el uso de la palabra le precedió el portavoz de la plataforma malagueña de apoyo a Pedro Sánchez, Ignacio López, quien reclamó un PSOE donde se respete la discrepancia interna y no se persiga a los que piensan diferente y pidió perdón a Sánchez en nombre de la militancia malagueña por las palabras del secretario general del PSOE de Málaga, Miguel Ángel Heredia, en un acto privado y que se hicieron públicas donde criticó a Sánchez. En ese momento, los asistentes corearon: ‘Heredia, dimisión’.

Por su parte, el alcalde de Cártama, Jorge Gallardo, sostuvo que «no ha sido fácil» ser cargo público en Andalucía y apoyar a Pedro Sánchez. «Hemos sufrido no apoyar las directrices del aparato del partido», dijo. El acto lo abrió la militante de Rincón de la Victoria María del Carmen Montañés con una intervención en la que reivindicó los valores de la izquierda.

 

Origen: SUR.es

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s