39° Congreso Federal del PSOE: Pedro Sánchez arrolla a Susana Díaz 4 a 1 entre los votantes del PSOE . El Confidencial

18.03.201705:00 H.

Es una constante en todas las encuestas. Susana Díaz está mucho peor posicionada ante los votantes socialistas que Pedro Sánchez. Al menos por ahora, cuando la carrera por el liderazgo del PSOE está solo en sus prolegómenos y cuando la presidenta de la Junta, la gran favorita sin embargo en los cálculos que se hacen dentro del partido, ni siquiera ha protagonizado el mitin de lanzamiento de su candidatura. Casi el 50% de los que apostaron por los socialistas en las elecciones del 26 de junio de 2016 prefieren al ex secretario general, frente al 11,8% que se inclina por Díaz. Una proporción de 4 a 1.

Es una de las conclusiones que arroja el último sondeo del Instituto DYM para El Confidencial, sobre la base de 1.010 entrevistas en toda España, realizadas entre el 7 y el 15 de marzo. Un estudio que sitúa al PP en primera posición, con un 31% de los votos —frente al 33,01% de los comicios del 26-J—, seguido del PSOE, con un 20%, algo por debajo del 22,63% que obtuvo en junio. En tercer lugar, con un 19,9%, solo una décima menos que los socialistas, Unidos Podemos (21,15% en las generales). Cierra la lista de los principales partidos Ciudadanos, que se anota un 16,2% de estimación de voto, por el 13,06% que cosechó hace menos de un año. Una encuesta, por tanto, que deja los escalones como estaban el 26-J, con pequeñas variaciones: una bajada de dos puntos o más de los principales partidos, una caída algo más suave de la coalición liderada por Pablo Iglesias y un modesto crecimiento de la formación de Albert Rivera.

El estudio de DYM destaca que hay una concordancia entre la posición que ocupa el PSOE y la que les gustaría que ocupase tanto los simpatizantes como los votantes del 26-J. Así, en una escala de 0 a 10, donde el 0 es la extrema izquierda y el 10 la extrema derecha, los españoles se sitúan en el 4,8, y sitúan al PSOE en el 4,7. Los simpatizantes socialistas —la agregación de aquellos que consideran que pueden votar al PSOE, los que tienen intención de votarlo y los que recuerdan haberlo votado— lo colocan en ese mismo 4,7, y desean que esté en ese mismo punto, en el 4,7. Los que apostaron por el partido del puño y la rosa el 26-J ubican a su formación en el 4,6 de la escala, aunque les gustaría que estuviera un pelín más a la izquierda, en el 4,5.

A. PÉREZ GIMÉNEZ

Misma imagen fuera y dentro

¿En esa regla de 0 a 10 dónde se sitúan los candidatos a la secretaría general? Patxi López es el mejor situado. Los simpatizantes le colocan en el 4,7, exactamente igual que al partido. A su izquierda, en el 4,1, estaría Pedro Sánchez, y a su derecha, en el 5,4, Susana Díaz. Si se pregunta solo a los que votaron al PSOE el 26-J, el resultado es similar. El exlehendakari se queda en el 4,5, la posición deseada para los que introdujeron la papeleta socialista en la urna. El exlíder ocuparía el 4,2 de la escala y la baronesa andaluza, el 5,3.

López es el candidato más cercano a la ubicación deseada para el PSOE tanto por los simpatizantes como por los votantes del 26-J

Es decir, la encuesta prueba que el relato que se ha aquilatado dentro del partido también se ha proyectado hacia fuera. Esto es, que Sánchez representa la izquierda dentro del PSOE; López, el centro y Díaz, la derecha. Son las imágenes con las que se funciona en las filas socialistas, pero que en buena medida obedecen al relato construido en los últimos meses y que ha alimentado el exlíder, etiquetas de las que se quieren desprender tanto el político vasco como la máxima responsable del PSOE andaluz.

Cuando se pregunta quién es el preferido para hacerse con las riendas del PSOE, la respuesta es contundente: Sánchez. El 39,9% de los simpatizantes—los que sopesan votar las siglas, tienen previsto hacerlo o ya lo hicieron en los comicios de junio– se queda con el exlíder, frente a un 27,4% que se inclina por López y un 20,9% que cita a Díaz.

Sondeo del Instituto DYM para El Confidencial de marzo de 2017. (EC)
Sondeo del Instituto DYM para El Confidencial de marzo de 2017. (EC)

Entre los que introdujeron en la urna la papeleta del PSOE la ventaja del ex secretario general es más llamativa: el 48,4% lo prefiere de líder, por un 11,8% que menciona a la presidenta andaluza y un 28,9% que apuesta por la vía del expresidente del Congreso.

El trabajo de campo comenzó a realizarse el 7 de marzo, cuando aún no se había confirmado oficialmente la candidatura de Díaz —eso ocurrió el pasado domingo—, y por eso se introdujo la pregunta de qué ocurriría si ella no compitiera. Entonces, un 47,2% de los simpatizantes se inclinaba por Sánchez y casi los mismos, un 42,4% por López. Entre los electores socialistas del 26-J, la diferencia era mayor: un 52,6% quería al exsecretario otra vez en Ferraz y un 39,3% señalaba al exlehendakari.

¿Qué pasa con la estimación de voto?

El sondeo de DYM aporta como novedad una estimación de voto en función del candidato socialista que se convirtiera en el jefe del partido. Al PSOE, según el estudio, le vendría mejor que López se hiciera con el poder. Obtendría un 25,2% de los votos —5,2 puntos más que en la estimación en la que no se incluyen nombres—. Su elección restaría 2,6 puntos a Ciudadanos(13,6%), una décima a Podemos (19,8%) y 1,2 puntos al PP (29,8%).

Entre los que tienen intención de votar al PSOE o recuerdan haberlo votado, el 39,9% se inclina por Sánchez para líder, y un 20,9% por Díaz

Con Sánchez de nuevo como secretario general, el PSOE mejoraría en sus perspectivas, aunque algo menos. Se quedaría con el 24,5% (4,5 puntos más). Le robaría 2,1 puntos a Podemos (que pasaría al 17,8%), dos décimas aC’s (16%) y 1,1 puntos a la formación de Mariano Rajoy (29,9%).

Susana Díaz, acompañada del presidente de Aragón, Javier Lambán, este 17 de marzo en Zaragoza. (EFE)
Susana Díaz, acompañada del presidente de Aragón, Javier Lambán, este 17 de marzo en Zaragoza. (EFE)

Con Susana Díaz al frente, el PSOE bajaría hasta el 18,9% (-1,1 puntos), mientras que se reforzaría la posición de la coalición liderada por Pablo Iglesias (saltaría al 24,2%, 4,3 puntos más), se debilitaría la de la formación de Rivera (15,4%, ocho décimas menos) y también el PP sufriría un desgaste de 1,3 puntos (pasaría al 29,7%).

Dicho de otro modo, el PSOE captaría más votos con López como secretario general, en detrimento de Ciudadanos. Con Sánchez experimentaría una cierta subida —un movimiento contrario al escrutinio real de las elecciones del 20-D y del 26-J, donde cosechó los peores resultados de la historia del PSOE—, a costa de Unidos Podemos. Díaz empeoraría los resultados del partido, potenciaría a la formación morada pero sí sería la que más podría hacer menguar el electorado del PP.

IGNACIO VARELA

“Prevención” con las encuestas

En las últimas semanas, distintos medios han publicado encuestas bastante coincidentes, que reflejan las severas resistencias de los votantes socialistas hacia la candidatura de la presidenta de la Junta, anticipando las dificultades de entrada que tiene en el electorado progresista y su visualización como dirigente escorada a la derecha de su formación.

Estimación actual de voto y estimación bajo el supuesto de distintos candidatos del PSOE.
Estimación actual de voto y estimación bajo el supuesto de distintos candidatos del PSOE.

A esos sondeos, el portavoz de la gestora, Mario Jiménez, igual que los portavoces susanistas, han venido respondiendo que hay que tomarlos “con cierta prevención”, entre otras razones porque están hechos sobre votantes del PSOE, y no sobre militantes, un universo mucho más restringido y que se mueve con otras dinámicas. “Las encuestas son eso, encuestas, unas dicen unas cosas y otras dicen otras cosas”, indicaba el dirigente andaluz hace unos días.

El PSOE mejoraría sus resultados con López, y algo menos con Sánchez. Con la jefa de la Junta bajaría al 18,9%, pero restaría un poco más al PP

Los partidarios de Díaz suelen subrayar que los 180.000 afiliados socialistas tienen patrones de conducta diferentes a los de los electores sin carné, puesto que una parte de ellos sí atienden a las consignas de sus cuadros locales, provinciales, regionales y federales, y en ese sentido la jefa de la Junta parte con ventaja, dado su apabullante poder orgánico y el apoyo prestado por los notables del PSOE. También recuerdan que en 2014 el diputado vasco Eduardo Madina partía asimismo como favorito entre los votantes, y al final el elegido en primarias por los militantes fue Pedro Sánchez, por entonces un parlamentario desconocido pero al que respaldaron los aparatos más importantes, espoleados por la propia Díaz, que al cabo de muy poco tiempo se convirtió en su principal enemiga.

Transparencia y rendición d cuentas, los gastos d nuestra campaña publicados en la web. Sería bueno q el resto d candidatos hiciera lo mismo

En cualquier caso, la campaña oficial no ha comenzado. Este sábado, Díaz estará en Cartagena (Murcia), Sánchez en Granada y López en Lugo. El domingo y el lunes, el exlehendakari se desplazará a Pontevedra y León. Y el próximo 26 de marzo la presidenta de la Junta presentará su proyecto en Ifema, en Madrid, rodeada de miles de militantes, del poder orgánico y de dirigentes históricos. Entonces se descorchará de verdad la carrera hacia el trono del PSOE, por ahora empantanada con el cruce de acusaciones por el censo y las cuentas de los candidatos. Y se verá si las tendencias señaladas por todas las encuestas varían o no y si tienen influjo en el ánimo de los que tendrán que introducir su papeleta en la urna en mayo: los militantes.

Ficha técnica de la encuesta

Ámbito: nacional.

Universo: población española de 18 a 75 años.

Método de recogida de información: entrevistas telefónicas asistidas por ordenador (CATI), realizadas a teléfonos fijos y móviles, para la representación de los individuos residentes en hogares solo móvil, mediante la administración de un cuestionario estructurado.

Tamaño y distribución de la muestra: 1.010 entrevistas seleccionadas aleatoriamente. Se han aplicado cuotas de sexo y edad, actividad laboral, zona geográfica y tamaño de hábitat.

Error de muestreo: partiendo de los criterios del muestreo aleatorio simple y para un nivel de confianza del 95,5% (dos sigmas), y en la hipótesis más desfavorable (p=q=50), el margen de error para los datos en el total de la muestra es del ±3,1%.

Equipo de trabajo de campo: equipo de entrevistadores delInstituto DYM.

Proceso de datos: departamento de Proceso de Datos delInstituto DYM.

Fechas del trabajo de campo: 7 al 15 de marzo de 2017.

Origen: 39° Congreso Federal del PSOE: Pedro Sánchez arrolla a Susana Díaz 4 a 1 entre los votantes del PSOE . Noticias de España

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s