El tarot como herramienta del psicoanálisis y de las teorías físicas de los futuros alternativos y coincidencias significativas

tarotcards2

Algunos dicen que el tarot es un mapa del universo, otros que constituye una senda iniciatoria. Los más lo limitan a método de adivinación del futuro, una manera de obtener más información sobre problemas y potenciales soluciones, y explorar posibilidades. Hay personas que acuden a los echadores profesionales de cartas en busca de consejo y asesoramiento. Otra teoría afirma que en el tarot se halla compendiada la sabiduría esotérica de los pueblos antiguos, escondida en un mazo de cartas de aspecto inocente.

Finalmente, los hay que no se complican, y lo declaran solamente un juego sin consecuencias. El auge hoy día de la mancia, como también se llama a las artes adivinatorias,da fe de que la cuestión mantiene su interés a través de los tiempos y las culturas, según se comprueba en este enlace.

Tal vez el tarot sea todo lo anterior, con sus arcanos mayores (22 cartas) y menores (56 cartas). Lo cierto es que el tarot, como sabe cualquiera que lo haya consultado alguna vez, es mucho más que un instrumento predictivo. Se hizo muy popular como juego en la Italia renacentista. Y por supuesto, está la magia. Las cartas se pueden usar para tratar de dirigir la energía universal hacia un fin específico. Por ejemplo, si se está celebrando un ritual de sanación por un amigo enfermo, se puede utilizar el arcano mayor de la Estrella, o el de la Templanza. Ambas, cartas que coinciden en comunicar un sentido de tranquilidad y recuperación del equilibrio en todos los órdenes de la vida.

tarottemperance-star

Aquellos que, basándose en esta cualidad esotérica del tarot, lo comparan con una puerta abierta a las fuerzas malignas y a poderes diabólicos, es porque, primero, nunca se han molestado en informarse convenientemente y, segundo, hablan desde el miedo irracional a lo que no se entiende. Comparar el tarot con la tabla ouija, por ejemplo, es otra aberración. Las cartas del tarot funcionan de otra forma, muy alejada del satanismo y de las fuerzas malignas.

Jung y el tarot

Su rica simbología nos da acceso a nuestro subconsciente y de eso es prueba que el mismo Carl Jung, aquel que tras Sigmund Freud revolucionó el mundo de la psicología, incluyó al tarot en sus modelos, con teorías innovadoras sobre los arquetipos contenidos en las cartas, y su aplicación efectiva al psicoanálisis.

tarotcarljung1

He aquí lo que dijo Jung en una conferencia que dio en 1933 (documentado en el libro Visions: Notes of the Seminar given in 1930-1934 by C. G. Jung, Princeton University Press 1997):

Estas cartas en realidad son el origen de nuestro conjunto de cartas, en las que el rojo y el negro simbolizan los opuestos, y la división de 4 –tréboles, espadas [o picos], diamantes y corazones—también pertenece al simbolismo de la individuación. Son imágenes psicológicas, símbolos con los que uno juega, de la misma forma que el inconsciente parece jugar con su contenido. Se combinan en cierta forma, y las diferentes combinaciones corresponden al desarrollo lúdico de los eventos de la historia de la humanidad. Las cartas originales de Tarot consisten de las cartas ordinarias, el rey, la reina, el caballero, el as, etc., –solo que las figuras son un poco diferentes – además de que existen 21 cartas que son símbolos, o cuadros de situaciones simbólicas. Por ejemplo, el símbolo del sol, o el símbolo del colgado, o de la torre golpeada por un rayo, o de la rueda de la fortuna, y así sucesivamente. Son una especie de ideas arquetípicas, de una naturaleza diferenciada, que se mezclan con los constituyentes ordinarios del flujo del inconsciente, y de esta forma es aplicable como un método intuitivo con la intención de entender el flujo de la vida, posiblemente hasta predecir eventos futuros, siendo que todos los eventos permiten una lectura de las condiciones del momento presente. En este sentido son análogas al I Ching, el método de adivinación china que permite por lo menos una lectura de la condición presente. En realidad, el hombre siempre siente la necesidad de encontrar acceso a través del inconsciente al significado de su condición actual, porque existe una correspondencia o similitud entre la condición que prevalece y la condición del inconsciente colectivo.

 

En el tarot Jung veía la evolución de los arquetipos, todos empezamos como un niño (El Loco) y tenemos que evolucionar, pasando por todos los estados de consciencia hasta llegar a la plenitud (El Mundo). Además, apostaba por las coincidencias significativas que se producen en la vida, y que se pueden ver potenciadas a través de la tirada de las cartas.

Cuando se usa para predecir el futuro, el tarot no da un resultado estático. Salvo contadas excepciones, el futuro no está escrito en piedra: se puede cambiar. Las cartas del tarot, bien interpretadas, pueden mostrarnos las variables con mayor probabilidad de materializarse en el porvenir. Ciencias tan poco susceptibles de caer en el esoterismo como la económica hablan también ahora de los estudios del futuro, que consisten en el estudio sistemático de futuros posibles, probables y preferibles, incluidas las visiones del mundo y los mitos que subyacen a cada futuro.

El futuro depende del presente. Lo que hace el tarot es proporcionar el resultado más probable de producirse, si se continúa en la senda que se recorre en la actualidad. En cambio, si, a raíz de esa información que dan las cartas, cambia la vida, y se opta por salir de un entorno malsano, por ejemplo, otro de los futuros posibles incrementa sus probabilidades de manifestarse.

En una concepción holística del universo, nada ocurre de forma aislada ni está separado del resto del mundo. Por lo tanto los símbolos de una tirada de tarot (por ejemplo) reflejarían y enlazarían de forma eficiente con la cuestión que se plantea. Podríamos decir que la tirada es un reflejo psíquico sorprendente de la realidad temporal y objetiva.

A lo largo del tiempo, varios lenguajes simbólicos han sido desarrollados para acceder a los secretos de la psique humana y desvelar las causas profundas de ciertos acontecimientos y su proyección en el futuro. El tarot sería uno de ellos, particularmente intrigante.

La fascinación por el tarot está presente en casi todo el mundo. Los misterios sobre su origen no han podido ser aclarados hasta ahora. Tampoco es probable que se descifre con certeza el mecanismo de su funcionamiento, sea este guía espiritual, ayuda psicológica, energía, sincronización, ideas colectivas, magia, adivinación o clarividencia pura, o tal vez el enlace con una inteligencia superior que ayuda a que las cartas se organicen en cierto orden para su interpretación… Quizá el azar no exista y las coincidencias, mágicas o no, hagan posible su lectura.

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s