Nueve alcaldes, exconcejales y militantes del PSOE en Huesca dejan el partido por permitir que gobierne Rajoy, y cargan contra González, Lambán y Susana Díaz – #MilitantesEnPie #PrimariasYA #CongresoYA

  • En una carta, titulada “Lo que parecía imposible: la gran coalición”, explican las circunstancias que les han llevado a tomar esta decisión
  • Entre ellos está el actual alcalde de Lalueza (Huesca), Daniel Périz, que se mantendrá en el cargo: “Continuaré haciendo políticas socialistas. Yo no he cambiado, es mi partido el que lo ha hecho”
  • “Es injustificable el apoyo dado al PP de la Gürtel y la Púnica. A la derecha que usa a las víctimas de ETA en su provecho y que mantiene a las de mayor terrorista de nuestra historia, Franco, en tumbas sin nombre”

La herida abierta en el seno del PSOE tras la abstención que permitió un nuevo Gobierno de Mariano Rajoy sigue sangrando. Y no solo lo hace en lugares, o con personas, que provocan grandes titulares. También supura en pequeños municipios donde las cámaras no suelen arribar. Es el caso del pueblo oscense de Lalueza; en él, su alcalde, Daniel Périz, anunció hace dos días que dejaba el partido decepcionado por la decisión tomada en la capital de España.

El edil, con el que se ha puesto en contacto eldiario.es, asegura que es una decisión “importante, meditada y, sobre todo, realmente triste”. Afirma que discrepancias siempre ha habido, pero que en este caso era mucho más: “Era directamente un cambio de línea política”. Périz, que lleva 18 años como militante y los mismos al frente del Consistorio oscense, seguirá como alcalde, y lo hará articulando políticas socialistas: “Yo no voy a cambiar, el que ha cambiado ha sido mi partido”.

 No lo hace solo, otros ocho militantes le acompañan a la puerta de salida. Entre ellos, el expresidente de la Comarca de los Monegros Manuel Conte; el exalcalde de Sangarrén Jesús Brau, o el exconcejal del Ayuntamiento de Huesca Javier Campelo. Excepto dos representantes el PSOE en Huesca, todos los demás tienen vinculación directa con la comarca monegrina.

Ya han hecho oficial su baja del partido y, de momento, no han recibido ninguna llamada ni notificación desde la formación. “Tampoco espero que lo hagan”, reconoce Périz.

◊◊◊

“Lo que parecía imposible: la gran coalición”

En una carta, que han titulado “LO QUE PARECÍA IMPOSIBLE: LA GRAN COALICIÓN” (VER ABAJO), explican los motivos de su marcha. Aducen que no pueden permanecer en un partido que ha tomado una decisión “de espaldas a sus militantes y traicionando a sus votantes”. Es injustificable, dicen, “el apoyo dado al PP de la Gürtel y la Púnica, de Blesa y Rato, de los sobresueldos y la policía política de Fernández Díaz. A la derecha que utiliza a las víctimas de ETA en su provecho, pero quiere mantener a las del mayor terrorista de nuestra historia, Franco, en tumbas sin nombre o tirados en cunetas”.

Y ponen nombres y apellidos: “La actuación del ‘felipismo’ ha sido contundente tras las últimas elecciones”. De González dicen que “nunca se ha resignado al papel de jarrón chino y se empeña en seguir manejando el PSOE a modo de secretario general perpetuo”. Él, apuntan, es uno de los que ha tomado la decisión, “acompañado de algún ilustre ‘panameño’ que ni siquiera forma parte del partido”.

Y también nominan a quien, en su opinión, “ejecutó la decisión”: Susana Díaz, “que en Andalucía optó por romper el pacto que tenía con la izquierda para acabar gobernando con el apoyo de la derecha y que no ha tenido el detalle de, si quería dirigir el PSOE, presentarse a unas primarias”.

Miran después para casa y critican algunas palabras del presidente de Aragón, Javier Lambán, del que señalan que, “en el colmo de la frivolidad, comparó las primarias con ‘ operación triunfo’. Nada nuevo, afirman, “en alguien que ya ha dado muestras de cómo entiende la democracia interna”.

Origen: Nueve alcaldes, exconcejales y militantes del PSOE en Huesca dejan el partido por permitir que gobierne Rajoy

CARTA

                 –  LO QUE PARECÍA IMPOSIBLE: LA GRAN COALICIÓN-

 

La semana pasada  asistimos a un hecho que no hace mucho parecía impensable. Se vista como se vista, y aunque se quiera disfrazar, lo cierto es que el Partido Socialista Obrero Español ha entregado el Gobierno de España al Partido Popular. ¿Cómo se ha podido llegar a esto?

La crisis mundial se llevó por delante al gobierno de  Zapatero que no supo, no pudo, o no quiso, buscar otra respuesta a la crisis del sistema capitalista, que someterse al mandato de unas instituciones europeas controladas por la derecha.

La aceptación de esas políticas trajo el abandono de gran parte de los votantes y la aparición en las calles de un movimiento que desbordaba a los partidos políticos.

La respuesta del Partido fue, a nuestro juicio, equivocada. Una vez más, el viejo aparato se ha esforzado por retomar las riendas, incapaz de ver que los nuevos tiempos y las nuevas generaciones esperan nuevas respuestas. Las elecciones de diciembre de 2015 trajeron otra caída de votos, muchos de los cuales no fueron a la abstención, sino a una nueva fuerza que surgía en la izquierda, que desató los nervios en muchos despachos y que encendió muchas alarmas. Inmediatamente se vetó cualquier intento de gobierno de izquierdas dejando como única salida el pacto con CIUDADANOS, cuyo líder repetía a todo el que quisiera escucharle que el acuerdo suscrito con el PSOE estaba pensado para ser apoyado por el PP.

Tras las últimas elecciones, la actuación del felipismo ha sido más contundente. La mera posibilidad de que el Secretario General, que ellos auparon, intentara un pacto progresista ha desatado la operación de toma del poder a la que hemos asistido. En su afán de control no les ha importado que este Partido quede reducido, en palabras del presidente de la gestora, a un solar. Poco respeto por unas siglas y por unos militantes y votantes que merecen otro trato.

Y ahora lo que parecía imposible: el PSOE de Pablo Iglesias, de Largo Caballero, de Negrín; el PSOE de muchos que lucharon, sufrieron persecución y cárcel, de muchos que murieron por la libertad y la justicia, el PSOE en el que hemos trabajado con ilusión y esperanza queda reducido a una mera muleta de una derecha que se encuentra entre las más reaccionarias de Europa.

No puede justificar entregar el gobierno a la derecha de Gürtel y Púnica, de Blesa y Rato, de los sobresueldos en sobre y la policía política de Fernández Díaz. A la derecha que utiliza a las víctimas de ETA en su provecho, pero quiere mantener a las del mayor terrorista de nuestra historia, Franco, en tumbas sin nombre o tirados en cunetas. Una derecha que no acepta otra forma de vida que la suya, otro modelo de familia que el suyo, otra forma de ser ciudadano español que la que ellos han venido imponiendo, una derecha que socava día a día conquistas sociales que han costado años de lucha obrera; una derecha, en fin, que ha roto las reglas de la democracia sustentando su maquinaria electoral en la corrupción y en la financiación ilegal.

 Esta decisión se ha tomado de espaldas a los militantes y traicionando el compromiso con los votantes. Se ha tomado por personas como Felipe González, quien nunca se ha resignado al papel de “jarrón chino” y se empeña en seguir manejando el PSOE a modo de Secretario General perpetuo, y por otras, incluido algún ilustre “panameño”, que ni siquiera forman parte del Partido. Una camarilla que, a juzgar por el destrozo causado, están más impulsados por otros intereses que por el bien de esta organización o por el del país, en cuyo entramado político el PSOE ha sido pieza fundamental. La ha ejecutado Susana Díaz, quien, en Andalucía, optó por romper el pacto que tenía con la Izquierda para acabar gobernando con el apoyo de la derecha y que no ha tenido el detalle de, si quería dirigir el PSOE, presentarse a unas primarias. Está claro que no quieren repetir lo que ellos consideran errores, es decir, dejar a la militancia la posibilidad de expresarse y de decidir. El que más claro lo ha dicho ha sido Javier Lambán que, en el colmo de la frivolidad, compara las primarias con “operación triunfo” y aboga por acabar con ellas. Nada nuevo en alguien que ya ha dado muestras de cómo entiende la democracia interna. El utilizó lo que podríamos llamar el método Susana Díaz para cargarse sus primarias. Ordenó recoger tantos avales que hacía imposible que hubiera otro candidato. Para tomar esta decisión contraria a sus compromisos electorales se escudan hablando de democracia representativa, pero ¿a quién representan unos diputados que hacen lo contrario de lo que han prometido a sus votantes?

Quienes desde dentro y fuera del PSOE lo dirigen han decidido imponer un nuevo rumbo. Desgraciadamente, esta decisión implica que no podemos permanecer en una organización que trabaja para principios contrarios a los nuestros. Llegamos a este Partido desde la ilusión por una sociedad más justa, más libre. Nuestro concepto de partido es el de una herramienta de transformación. Si tenemos que dedicar más esfuerzo a que esa herramienta no vaya en contra de nuestros principios, que en trabajar por éstos, el esfuerzo no merece la pena.

Vamos a seguir defendiendo principios como el de una España Federal que pueda incluir la diversidad de pueblos que la componen sin imposición, el de una sanidad y educación públicas de calidad que garanticen la igualdad de oportunidades, una fiscalidad que haga recaer mayor esfuerzo sobre el que más tiene, condiciones laborales justas y no la vuelta a siglos pasados que estamos viviendo, igualdad real entre hombres y mujeres y respeto auténtico de cualquier opción de vida sexual y afectiva, desarrollo económico que no atente contra la supervivencia del planeta y que no deje a las futuras generaciones problemas irresolubles, exigencia absoluta y con todas las consecuencias de una total honradez en el ejercicio de la política. En definitiva, defendiendo sus principios que son lo nuestros: los principios del SOCIALISMO.

Jesús Brau, Javier Campelo, Manuel Conte, David González, José L. Anglada, Enoc Périz, Daniel Périz, Antonio Puyol, Cristina Viñuales.

                                                                                                                                 Los Monegros, noviembre 2016

 

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s