Ximo Puig, empujado a unirse al no a Rajoy. En Andalucía, la rebelión contra Díaz se extiende. Yeah!- #MilitantesEnPie #Primarias

Ximo Puig cree necesario defender la abstención a la investidura de Mariano Rajoy en la federación que lidera y en el próximo Comité Federal del PSOE (no porque tenga algún principio moral o ideológico que defender, qué va,  de esos no le quedan, sino porque su amiguita Susanita y los otros barones lo colgarían si se desmarca de la postura común).

Pero el precio a pagar a nivel interno en su federación, la posición contraria de sus socios de gobierno –Compromís y Podemos – y la actitud del PP valenciano le generan enormes dudas (traducido: o lo liquidan los compis baronis o los compis pacto a la valenciana). Nadie puede negar que Puig está muy solicitado… para cobrarse unas cuantas deudas pendientes. Es lo que tiene querer ser a la vez barón reaccionario de derechas y chuliprogre con los de Podemos. Todo no puede ser, Ximo, y lo que no puede ser, es además metafísicamente imposible. Acabas como el espía doble, metido en una alcantarilla y rezando porque nadie te encuentre.

El president, como otros líderes territoriales del PSOE repartidos por toda la Península, incluida Andalucía, se enfrenta a un serio dilema en el que se juega muchas cosas .La situación de Ximo Puig ante el próximo comité federal es, por estas razones, incómoda. Gran parte de la militancia posicionada contra la abstención, y a una parte de sus cuadros, especialmente aquellos que defendían la continuidad de Pedro Sánchez. Desde su entorno se valora que la abstención no alteraría sustancialmente la relación con sus socios de gobierno.

Pero ese no es el mayor problema. El president valenciano lideró en el 2015 un Acord del Botànic para expulsar al PP de todas las instituciones valencianas. Y en los últimos días, los populares valencianos le han dado argumentos para, según sus colaboradores, no permitir que alcancen la presidencia del Gobierno español.

El miércoles la policía registraba el Ayuntamiento de Sagunto y el juez abría causa contra once exconcejales populares y contra un diputado autonómico, Alfredo Castelló. Y ayer, el PP se ausentaba en las Cortes para no votar el consejo rector de la nueva RTVV, que sí votó Ciudadanos. “El PP se ha situado ya en la ultraderecha”, llegó a decir Ximo Puig.

El líder del PSPV está consultando a su equipo. Quiere escucharlos a todos e intentar adoptar una decisión de consenso en la federación, que a día de hoy se antoja imposible. La división es profunda.

ANDALUCÍA SE REBELA CONTRA EL SECUESTRO DEL PSOE POR DÍAZ

En Andalucía, la rebelión contra la presidenta andaluza Susana Díaz y la posible abstención socialista en la investidura de Mariano Rajoy se extiende. La agrupación socialista de Cádiz se convirtió en la noche del miércoles en la primera de una capital de provincia andaluza que aprobó una resolución política para que el Comité Federal del domingo se oponga a otorgar el gobierno al Partido Popular. En todo caso, que la decisión que finalmente se adopte sea sometida a una consulta vinculante de la militancia.

La agrupación gaditana se une así a la de Dos Hermanas (Sevilla), Pulpí (Almeria), Cártama (Málaga) o Jun (Granada) que ya se pronunciaron en el mismo sentido.

Y ello pese a que la dirección regional del PSOE andaluz, férreamente controlada por Susana Díaz, está haciendo todos los esfuerzos necesarios para que no se discuta el tema o, en caso de que sea inevitable, la decisión no se someta a votación o se impugne.

Es lo que sucedió hace unos días en Alcalá de Guadaíra, la tercera agrupación más importante de Sevilla después de la capital y de Dos Hermanas, donde la votación que se celebró, y en la que los militantes se inclinaron por el no a Rajoy, fue impugnada”.

Miembros del sector crítico constatan que el tema está siendo objeto de un acalorado debate en las agrupaciones. “Se detecta mucho malestar en las asambleas, pero luego no se vota, no hay ninguna resolución”, comentan.

Una situación que atribuyen al hecho de que “la mayor parte de los dirigentes son fieles a Susana Díaz ya que su puesto orgánico depende de ella”. Por otro nombre, vulgares vividores de la mamandurria, que así se vive muy bien, aunque su partido centenario caiga en manos de la derecha. No se dan cuenta de que cavan su propia tumba estos dirigentes locales, pues cuando el PSOE quede reducido pronto a un partido residual, porque nadie lo vote ni lo siga, porque nadie va a apoyar a un partido político súbdito de la derecha más corrupta y reaccionaria, ¿qué pasará con esos puestines y carguitos que ahora protegen tanto? ¡Fluf! Si te he visto, no me acuerdo. Llorad entonces como peperos lo que no supísteis defender a tiempo como socialistas de pro.

Por suerte no hay mamporreros con ínfulas de derechas al frente de las agrupaciones derechistas de Cádiz donde el secretario local, Fran González, es un convencido partidario de Pedro Sánchez y lleva mucho tiempo enfrentado a la secretaria general. O en Dos Hermanas donde su alcalde y secretario local, Francisco Toscano, es el dirigente más conocido del sanchismo en Andalucía.

Origen: Ximo Puig, empujado a unirse al no a Mariano Rajoy

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s