Militantes – Pedro Pablo Novillo Cicuendez – Diario digital Nueva Tribuna

Porque al PSOE llegué por convicción, y en esa convicción acarreaba entonces las pasiones y las vivencias de un corazón volcado sin reservas en la izquierda, y ninguna quise dejar atrás.

Hoy, y desde ayer, miles de afiliados, decenas de miles de votantes, gentes que, sencillamente, nos respetan, o que nos quieren aunque no nos voten, y tantos y tantas que reconocen el papel determinante del partido en la transformación de España, contemplamos impotentes el desarrollo de una operación que amenaza con llevarse por delante una organización centenaria en la que aún se depositan las esperanzas y los sueños de muchos españoles.

Ese depósito es el que hace que aún sea necesario el PSOE, porque sólo son necesarios los partidos que los ciudadanos perciben útiles porque comparten sus sueños y sus esperanzas.

Cuando deja de ser así, esos mismos ciudadanos les retiran su corazón, primero, y su voto después. Y esos partidos se consumen. Y acaban por desaparecer, no importan ni su historia -ya sea centenaria o efímera- ni sus méritos ni sus aportaciones.

Pero también, a veces, como si les pesara la edad, mueren de sus glorias pasadas -como si su pasado fuera una cortina oscura que les ciega la visión del presente y, con ella, la ambición de futuro- cuando no de la acomodación a ese lento veneno de la perpetuación de los ‘aparatos’ dirigentes reproduciéndose a sí mismos, cada vez más alejados si es que no ajenos a los principios fundacionales y sus valores.

En el campo de las izquierdas suelen darse también los suicidios épicos, y esos otros más laboriosos que toman como método la (auto)amputación progresiva e incesante, depurando a sus miembros y depurándose hasta la consunción.
No caeré ahora en la tentación de atribuir culpas. Tampoco de exculpar a ninguno de los actores de este drama de tan escasa épica y nula lírica. Pero no puedo dejar de señalar que la confrontación que amenaza con llevarse por delante a la organización se da precisamente entre los ‘dirigentes’, los notables con mando presente o pretérito, ayunos y ajenos los afiliados, sin arte ni parte en la obra. Y ya no digamos los votantes, espectadores estupefactos.

Porque en el debate, que unos reclaman y otros proclaman, los afiliados no contamos. Ni estamos ni se nos espera. A lo sumo, el desahogo de la recogida de firmas que nos distrae en la espera.

Y uno, que sigue pensando que los partidos políticos, por su papel constitucional, no deben ser de sus dirigentes ni exclusivamente de sus militantes sino de los ciudadanos, tiene claro que el PSOE es un patrimonio de todos los progresistas, de la izquierda sin apellidos, del movimiento obrero español. Y que su debilidad -y no digamos su quiebra o su ruptura- es una mala nueva. Muy mala.

Cuando más arrecia la ofensiva de las derechas unidas y sus aliados no nos podemos permitir ni un solo retroceso. Y menos una derrota en toda regla como la de una eventual deriva hacia la irrelevancia del partido que ha sido, y tiene que seguir pretendiéndolo, vertebrador de la izquierda española.

Y para eso es necesario respetar, más allá de declaraciones huecas, a los militantes. Y no tomar su nombre en vano.

 

Origen: Militantes – Pedro Pablo Novillo Cicuendez – Diario digital Nueva Tribuna

5 comentarios sobre “Militantes – Pedro Pablo Novillo Cicuendez – Diario digital Nueva Tribuna

  1. […] de Jun con esas 90.000 sacrificadas firmas. O directamente, ordenen que no se le permita entrar. Pero resulta que esas firmas corresponden a las bases del partido. “Bases” en el sentido de “cimientos” y “fundamentos”. Si no las […]

    Me gusta

  2. […] de Jun con esas 90.000 sacrificadas firmas. O directamente, ordenen que no se le permita entrar. Pero resulta que esas firmas corresponden a las bases del partido. “Bases” en el sentido de “cimientos” y “fundamentos”. Si no las […]

    Me gusta

  3. […] de Jun con esas 90.000 sacrificadas firmas. O directamente, ordenen que no se le permita entrar. Pero resulta que esas firmas corresponden a las bases del partido. “Bases” en el sentido de “cimientos” y “fundamentos”. Si no las […]

    Me gusta

  4. […] .La situación de Ximo Puig ante el próximo comité federal es, por estas razones, incómoda. Gran parte de la militancia posicionada contra la abstención, y a una parte de sus cuadros, especia… Desde su entorno se valora que la abstención no alteraría sustancialmente la relación con sus […]

    Me gusta

  5. Nos duele nuestro partido, sí, nos duele porque es el partido que desde la adolescencia le hemos hecho nuestro, porque creemos que el socialismo es el mejor sistema político, porque a través de él hemos podido conseguir mejoras para los ciudadanos. Nos duele porque han traspasado todas las barreras democráticas. Por defender a la oligarquía no les ha importado la supervivencia de este partido, ni tampoco tirar a la basura todo el trabajo que se había llevado a cabo para desmentir que somos iguales al PP. No les ha importado vender a sus militantes y a lo que fue votado en las urnas. Han llevado al partido a tal desastre que va a ser muy difícil que se recupere. Han enfrentado a los socialistas. Nos intentan convencer que son igual de socialistas los que apoyan la abstención que los del no. Yo no estoy de acuerdo para nada, no entienden o no quieren entender que un socialista, que una persona de izquierdas no podrá aceptar nunca un golpe de mano como el que han protagonizado para dar el gobierno a un partido corrupto y fascista. Da igual la pedagogía que hagan lo único factible, lo único que podemos admitir sería un Congreso Extraordinario y Primarias, es lo único que puede salvar a nuestro partido. #MilitantesEnPie 🌹🌹🌹🌹 #PrimariasYa 🌹🌹🌹🌹

    Me gusta

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s