Rajoy anuncia nuevos recortes a los ciudadanos, mientras toda la deuda de la banca española pasa a ser ‘bono basura’

CADA VEZ

MÁS HUNDIDOS

El presidente del Gobierno anuncia antes de que acabe el año nuevas medidas de reforma y ajuste que ya ha vaticinado que serán “duras y difíciles”, intentando que nos creamos que con los nuevos recortes se crecerá y creará empleo.

Mientras sigue la paralización política para tomar medidas efectivas de crecimiento de cara a la crisis, llega otra mala noticia económica, que en los últimos tiempos se han convertido en el pan de cada día: cuando en España el día 25 de junio de 2012 esté a punto de acabar, Moody’s anunciará que deja la calificación de gran parte de los bancos españoles en el peor nivel, el del bono basura.

A cierre de Wall Street, la agencia publicará su nueva revisión de “dos o tres escalones”, según adelanta ‘Expansión’. La rebaja se produce después de la sufrida por el país, donde España se quedó al borde de la calificación que cierra el grifo de la inversión. Lo habitual es que la banca cuente con un rating inferior al del Estado, por lo que casi todo el sector financiero acabará en el bono basura. Sólo los grandes, Santander, BBVA o CaixaBank posiblemente consigan escaparse de este nivel.

Situar el rating en este nivel supone cerrar las posibilidades de financiación en los mercados.

Rajoy no ha proporcionado ningún detalle acerca de los nuevos recortes que hará, y que contraerán aún más la economía,  pese a que en estos momentos están empezando a elaborarse ya los Presupuesto Generales del Estado para el próximo ejercicio.

Con la poca energía que le queda de la desesperación de ver cómo el país se hunde en su legislatura, el presidente del Gobierno ha pedido al Consejo Europeo que se celebra este jueves un mensaje contundente de que el euro es irreversible” y “un calendario claro de integración”, que ha insistido que debe ir hacia la unión bancaria y fiscal.

El Gobierno español ha pedido oficialmente este lunes, mediante el envío de una carta, la petición de ayuda para el sector bancario español, que ascenderá a 100.000 millones de euros, aunque sigue sin concretarse la cifra ni las condiciones del rescate.

 Ningún ciudadano en su sano juicio firmaría la solicitud de un préstamo sin conocer cuánto iban a dar ni en qué interés ni condiciones. Nuestro gobierno lo hace, lo que da idea de en que medida ya no le queda ninguna capacidad de decisión. España está entregada ‘de facto’ a los poderes financieros internacionales.

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s