El mejor remedio para eliminar residuos industriales en Galicia: once ovejas y dos cabras forman equipo

REBAÑO ANTIRESIDUOS

La Sociedad Gallega de Residuos Industriales (Sogarisa), ubicada en el polígono industrial del municipio coruñés de As Somozas, ha encontrado un remedio innovador -y a la vez más antiguo que el mundo- para solucionar el problema de los residuos industriales y su impacto en el medio ambiente. Cuenta para ello con un equipo bien compenetrado que trabaja a tiempo completo.

Sogarisa ha adquirido un rebaño, compuesto por once ovejas y dos cabras, para hacerse cargo del mantenimiento de los 70.000 metros cuadrados de cubierta vegetal que se encuentran sobre el único de sus depósitos de seguridad de residuos que ya se ha sellado.

La compañía considera que ha elegido la mejor opción tanto desde el punto de vista medioambiental como el económico. No cabe duda que las ovejas y las cabras no es probable que reclamen horas extras ni plus de peligrosidad.

 Bajo el pasto donde come este rebaño están depositados cerca de un millón de metros cúbicos de residuos que permanecen ocultos a la vista gracias a un manto de hierba y pequeños matojos. Son residuos industriales generados por el tejido de empresas regional que no es posible reciclar.

Lo que hace Sogarisa es estabilizarlos y convertirlos en material inerte en sus diferente plantas de tratamiento. Después los aísla y almacena en silos, lo que evita que degraden el entorno.

Uno de estos depósitos de seguridad fue clausurado recientemente. Tras aplicar hasta nueve capas de impermeabilización, la compañía completó el proceso con el aporte de tierra fértil, donde comenzó a crecer una cubierta vegetal.

La forma de que la cubierta aisle el material de manera efectiva es, según Sogarisa, crear un pequeño ecosistema autosostenible. Segar la hierba les pareció que no era solución, puesto que al hacerlo también eliminaban los nutrientes del terreno.

De modo que la sociedad compró once ovejas y dos cabras de raza gallega, “actualmente en peligro de extinción”, y así todo queda en casa.

No hubo los problemas de la Supercopa, porque desde el primer momento tanto las cabras como las ovejas “formaron un rebaño compacto”, dijeron los responsables de Sogarisa. Ni tampoco conflictos de territorialidad. De hecho, los animalitos se mostraron más inteligentes que muchos bípedos, puesto que desde el primer momento captaron el concepto de ‘reparto de tareas’. “Las cabras atacan al matorral, mientras que las ovejas rinden más en la hierba”. Sogarisa ya piensa en ampliar su ganado.

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s