Dos grupos de delfines vararon este fin de semana en la costa asturiana de Gozón y Valdés

Foto: CEPESMA

Dos grupos de delfines que sumaban nueve ejemplares vararon este sábado en dos diferentes puntos de la costa asturiana, según ha informado la Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas (Cepesma), que ha indicado que fueron salvados siete y llevados de nuevo a mar abierto.

La coincidencia en un día de dos varamientos no tiene precedentes en la costa de Asturias, según el Cepesma, que ha indicado que en ambos casos los ejemplares eran hembras y juveniles, salvo una adulta.

El primer caso ocurrió a las 9.00 horas en la cala de Fondón, al oeste de la playa de Llumeres, en el concejo de Gozón, donde fueron rescatados tres ejemplares de delfín listado.

Estos tres delfines vararon a causa de que la hembra más adulta estaba enmallada en restos de una red de arrastre y varios metros de palangre con anzuelos, que le imposibilitaba la natación al estar completamente enredado el arte en la aleta caudal.

Las rocas de la zona dificultaron el rescate, ha indicado el Cepesma, con cuyos técnicos colaboraron once personas (incluidas cuatro madrileños que nunca habían visto un delfín y una pareja de recién casados la víspera), quienes sacaron a los animales a mar abierto con ayuda de una embarcación de recreo y una piragua.

Sin haber finalizado el rescate de estos tres delfines, el Cepesma fue alertado a las 11.00 horas de otro varamiento, aun más complejo, en la playa de Sabugo, en el municipio de Valdés, donde seis delfines listados se encontraban varados.

Se rescató a cuatro de ellos, ya que los otros dos estaban ya muertos en el momento de llegar el equipo de asistencia del Cepesma.

La principal colaboración en este otro rescate fue de la Cruz Roja del Mar, que aportó una embarcación para el traslado de los delfines a mar abierto.

Participaron también miembros de la Guardia Civil, Policía Local, Protección Civil, Bomberos y el 112.

Los dos ejemplares muertos fueron trasladados a las instalaciones del Cepesma, donde este domingo se procedió a las necropsias.

En la observación macroscópica externa se constata una parasitación abundante, aunque el estado general exterior parece óptimo.

Respecto al otro varamiento, el Cepesma lamenta que las artes de pesca ya inservibles sean tiradas al mar y causan multitud de daños, ya que siguen siendo una trampa mortal en los fondos marinos.

Los varamientos en grupo generalmente están dados por un problema en alguno de los ejemplares líderes, generalmente hembras.

La disposición jerárquica en los cetáceos suele condicionar un matriarcado, por ello, las hembras de más experiencia suelen regir los grupos, con nexos muy fieles entre ellos.

El caso más abundante en ejemplares registrado en Asturias en los últimos quince años -desde que el Cepesma se creó- se dio en la playa de la Concha de Artedo en las navidades de 1998, cuando vararon once delfines de los que murieron cuatro.

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s