Areces asiste por última la Junta General del Principado

NOTA DE PRENSA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

(Viernes, 11.03.2011)

Asunto: Declaraciones sobre actualidad del Presidente del Principado esta mañana en la Junta General del Principado

A continuación, transcribimos las declaraciones del Presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, realizadas esta mañana a preguntas de los periodistas tras la celebración del último Pleno de la legislatura en la Junta General del Principado en el que se aprobó la Ley para la Igualdad de Mujeres y Hombres y la Erradicación de la Violencia de Género.

Sobre el último Pleno de la legislatura

“Estamos en la última sesión plenaria de la tercera legislatura en la que como diputado y Presidente de Asturias tengo el honor de acudir y os atiendo después de asistir a esta emocionante votación que es la última ley que se va a aprobar en esta legislatura y que tiene un gran simbolismo, donde en medio de este entusiasmo de los colectivos de mujeres y de las fuerzas políticas que hemos apoyado la aprobación de esta ley, vemos lo que significa un voto. En algunas votaciones se ha ganado por un voto de diferencia y este es el primer mensaje a la ciudadanía, lo importante que es votar en democracia, lo importante que es participar, lo importante que es saber distinguir lo que interesa a la mayoría de los ciudadanos para poder plasmarlo en el Parlamento en votaciones como la de hoy.

He participado como Presidente del Gobierno, a lo largo de 12 años, en numerosas sesiones parlamentarias donde creo que hemos demostrado un gran respeto por el poder legislativo, por las funciones no solo legislativas sin de control del propio Parlamento. A lo largo de estas tres legislaturas, de 12 años, se han votado en el Parlamento 110 leyes en una distribución un tanto desigual: en la V legislatura –la primera de mi participación como Presidente- se votaron 52 leyes, en la VI legislatura, 29 y en esta también 29 leyes. Y creo que es lógico analizarlo en bloque porque ha sido un periodo muy dilatado donde los gobiernos marcaron sus prioridades. Lógicamente, el mayor énfasis, los cambios, las innovaciones, las iniciativas de leyes que han partido del Gobierno han sido más numerosas en la V legislatura porque hemos sucedido a un periodo de otro gobierno de signo distinto (del 95 al 99) y donde hubo una quiebra institucional muy importante.

Creo que el balance global es un balance de producción legislativa importante y, además, cada periodo marcado por características diferentes. El primer periodo, un impulso de nuevas leyes, de iniciativas, de cuestiones que rompían un poco la dinámica del periodo anterior y esta última legislatura muy marcado por el tema de la crisis, de la necesidad de alcanzar acuerdos presupuestarios, de los aspectos económicos, los derivados de los derechos -que algunos funcionarios vieron reconocidos a través de leyes que les han favorecido y que han reconocido aspiraciones antiguas-. Pero destaca sobre todo esta última ley de igualdad, que es una ley muy simbólica porque, ya lo señalaba nuestra diputada, se cumplen 80 años desde que Clara Campoamor, a través de una votación disputadísima en el Parlamento de la república, en el año 1931, consiguió el apoyo necesario para aprobar el voto femenino en medio de un debate apasionante –donde incluso muchas fuerzas políticas significadamente de izquierdas tenían las dudas de si el voto femenino podía alentar la votación a la derecha -una mujer, decían, muy influida por las fuerzas de la derecha cristiana de aquel entonces-. Era una conquista histórica.

Es indudable que Clara Campoamor tenía la visión de futuro suficiente para que, 80 años después, sus ideas, sus argumentos, su tenacidad y su valentía todavía en la sociedad de hoy vemos que tienen que imponerse con dificultades. Porque amparados en subterfugios y otros argumentos, en el fondo, la derecha vota en contra por cuestiones muy ideológicas y conceptuales. En esa ley de igualdad hay conceptos que identifican muy claramente las posiciones de la izquierda social y política y las de la derecha. Este es un debate democrático en un país donde la libertad y las manifestaciones de la pluralidad política e ideológica están ahí, son respetables, pero es evidente que es una ley que no es neutra, es una ley que tiene muchísimo calado y que, afortunadamente, hemos conseguido revalidar no solamente ese derecho a la igualdad sino también las muchas reivindicaciones y objetivos que quedan todavía por conseguir. Creo que para mi ha sido un final fantástico donde, en el debate parlamentario, con las fuerzas que hemos apoyado siempre este tipo de ideas, han salido adelante.

Deciros también que de esas leyes, hablando de la última legislatura, de las 29 leyes aprobadas, una gran parte de ellas han sido aprobadas por proyectos que nacen de la iniciativa del propio Gobierno, 24 de ellas. Esto es muy significativo porque, aunque el Parlamento también tiene su derecho a proposiciones de ley, quiere decir que hemos tenido una buena producción legislativa. Pero la acción de Gobierno no se acaba en las leyes. Nosotros hemos impulsado planes, programas y comunicaciones muy numerosos.

A lo largo de esta VII legislatura se han remitido a la Junta General del Principado 10 planes, 2 programas y 19 comunicaciones del Consejo de Gobierno que han tenido también aquí su debate parlamentario. Además, el Parlamento tiene también una función de control, que ha ejercido intensamente. Hace poco un diputado del Partido Popular decía que salvo la lucha armada lo habían intentado todo contra el Gobierno. Es una frase un tanto exagerada pero quiere decir que el Gobierno siempre ha dado cumplida repuesta a los requerimientos de la Cámara. Y esto ha exigido una enorme dedicación. Quizá muchas veces los ciudadanos desconocen que, aparte de gobernar, del tiempo invertido en la acción de gobierno, no perciben que nosotros, una gran parte del tiempo, tenemos que dedicarlo a la respuesta en la Cámara para el control de todas nuestras actividades.

El Gobierno del Principado, en lo que va de la actual legislatura (datos a 8 de marzo), ha habido 2.804 solicitudes de información de los diputados de las cuales se han contestado 2.0578, es decir, el 91,94% por el momento. Hay que señalar, además, que muchas solicitudes son de dificilísimo cumplimiento porque muchas veces se piden datos no de cosas concretas sino que abren un abanico de información de años y de distintos ámbitos.

También la información del sector público autonómico en esta legislatura facilitó en 1.088 ocasiones información escrita a los diputados relativas a solicitudes y preguntas sobre empresas públicas, fundaciones del sector público, etc. y se ha entregado información sobre personal, sobre contratos, sobre la situación económica y financiera, los órganos de dirección, etc. Se han producido 3.042 respuestas a preguntas escritas dirigidas al Consejo de Gobierno o a las Consejerías, el 96,20% de las formuladas que fueron 3.162. Prácticamente, se ha contestado a la casi totalidad de todo lo que se ha preguntado al Consejo de Gobierno o a las Consejerías y aún queda algo de tiempo hasta el final de la legislatura para seguir contestando.

Se han producido 275 comparecencias de Consejeros sustanciadas ante Pleno y ante Comisiones y 557 comparecencias de altos cargos de la administración sustanciadas ante las Comisiones. Se han hecho 284 preguntas de respuesta oral al Consejo de Gobierno y a las Comisiones y se hicieron 146 interpelaciones al Consejo de Gobierno ante la Junta General del Principado.

El Presidente del Principado ha comparecido, además de los debates de orientación política anuales, en dos ocasiones a petición propia y ha contestado todas las preguntas en el Pleno que se le han formulado, absolutamente todas. Y se han producido 212 comparecencias de responsables de organismos, entes, empresas o fundaciones del sector público, también ante Comisión. También hubo 96 comparecencias de sujetos fiscalizados, muchos de ellos entes del sector público, que se sustanciaron ante la Comisión de Economía y Hacienda en la tramitación de informes de la Sindicatura de Cuentas.

Si comparamos esta actividad y esta responsabilidad en la función de control del Parlamento que el Gobierno ha demostrado a través de estos datos con la IV legislatura, 1995-1999, donde ha gobernado el Partido Popular puedo decirles que en esa legislatura se contestaron el 64% de las preguntas escritas y el 65% de las solicitudes de información. Desde luego nuestro porcentaje de contestación, el 96% es infinitamente superior lo cual quiere decir que, además de la función de gobierno, hemos trabajado con gran responsabilidad y la Cámara ha tenido siempre por nuestra parte la asistencia de todos los responsables de la administración y particularmente desde la Presidencia y el Consejo de Gobierno lo hemos tratado siempre con el máximo respeto”.

Sobre si va a echar de menos el Parlamento

“En mi vida he vivido muchas etapas, algunas de ellas muy difíciles. Las he vivido en dictadura, cuando todas las fuerzas políticas democráticas estaban en la oposición y algunas de ellas ni existían. Y hemos vivido durísimos momentos en esa vida. Y también en democracia tengo la satisfacción de haber cumplido ciclos muy importantes que nunca se agotan porque siempre hay nuevas etapas hasta que la vida se extinga, siempre que tengas convicciones profundas como creo que he demostrado a lo largo de mi vida, de plena coherencia. Estoy muy satisfecho de lo que pude contribuir, desde mi responsabilidad y con los quipos que he ido construyendo a lo largo de estos años, a dar a Asturias un futuro distinto. Creo que hemos mejorado Asturias en todos los órdenes. La hemos mejorado primero en la calidad del tejido social y empresarial porque todas estas leyes han ido fortaleciendo derechos y han ido consolidando la sociedad democrática.

Tenemos una Asturias mucho más diversificada económicamente, más competitiva, incluso en momentos de crisis tan difíciles vemos como las empresas asturianas lideran las exportaciones en nuestro país y también han sabido salir al exterior. Tenemos infraestructuras que antes no teníamos, algunas de ellas a punto de culminar pero las tenemos ahí irreversibles. Pienso en la alta velocidad o en las grandes autovías pero tenemos una Asturias interior extraordinaria. Quizás se habla poco de ello. Los 1.500 kilómetros de carreteras construidos en el interior de Asturias con más de 2.000 millones de euros de inversión han cambiado la fisionomía, las posibilidades de vida; algo que afecta mucho a la población que vive en el interior de Asturias.

Hemos tenido la posibilidad de construir unos sistemas públicos de excelencia. El Hospital Universitario Central de Asturias es el hito mayor, pero hay decenas de centros de centros de salud, otros hospitales comarcales. La Educación también en todo el Principado. En los dos temas, en estos dos pilares del Estado del Bienestar, Asturias lidera las comunidades autónomas de nuestro país en las evoluciones de los ciudadanos y en servicios sociales estamos en cuarto lugar.

El Estado del Bienestar aquí se ha visto fortalecido. Tenemos una Administración moderna. En las fundaciones que preconizan cada año los estándares de comunidades autónomas, Asturias lidera la Administración electrónica. Hemos construido un municipalismo muy cooperativo con la comunidad. Hemos ayudado a los Ayuntamientos a mejorar sus servicios y lo hemos hecho asociándoles voluntariamente en consocios que han servido para dar buenos servicios aunque los Ayuntamientos tengan poco ‘músculo’ muchas veces porque son muy pequeñitos.

Hemos puesto en marcha también importantes políticas que tienen mucho que ver con la solidaridad, con lo que significa un territorio cohesionado, porque algunas de las inversiones más cuantiosas se han producido en zonas no muy habitadas. Si distribuyésemos el ranking de inversiones a lo largo de estos años veríamos cómo la Asturias rural, la Asturias de las alas, por habitante ha tenido sin duda las mayores inversiones de todo lo que hemos hecho en un periodo de bonanza salvo en estos últimos años que estamos conviviendo con la crisis.

Pero nada se ha parado. Estamos considerados como una comunidad solvente. Una comunidad que ahora que se habla tanto de los ratings y de las calificaciones de las agencias, sigue teniendo la mejor calificación después del País Vasco y de Navarra. Nosotros seguimos teniendo, como comunidad autónoma y dentro de Fitch Ratings que es la que trabaja con el Principado, la máxima calificación después de las dos que tienen mejor posición porque tienen un sistema de financiación especial.

Hemos cumplido con solvencia todo lo que son nuestros compromisos de corresponsabilidad en el control del déficit público. Sabéis que somos de las ocho comunidades que cumplieron en el año 2010, que fue dificilísimo. Y vamos a cumplir en el año 2011, porque no vamos a sobrepasar el 1,3 del PIB. Y también puedo deciros que Asturias es de las pocas comunidades, en concreto es la quinta de las ocho que han entrado ya, en crecimiento, aunque sea muy moderado, en el año 2010. Ocho comunidades registraron incrementos del PIB en 2010 y Asturias creció el 0,32 de las ocho que crecieron, el resto tuvieron crecimientos negativos.

Tenemos una situación de solvencia y de rigor en nuestra Administración pública que creo que es un buen posicionamiento para el futuro, porque hoy en los mercados internacionales, que actúan y presionan en la política de los países, es muy importante la solvencia. Y creo que este resultado final de respeto a la cámara que representa la soberanía popular que es el Parlamento, de respuesta a las medidas de control que tiene, también de consecución de grandes objetivos, es muy positivo. Y nos quedan retos, como no el empleo. Tenemos un desempleo elevado, pero tenemos más empleo que cuando entré yo de Presidente. Tenemos más de 80.000 empleos en Asturias, por cierto, la mayoría de ellos femeninos, aunque tenemos un desempleo elevado. Y esto hemos sido capaces de crecer con la misma población que teníamos hace una década.

Todo esto se ha hecho en un clima de concertación social ejemplar. Vamos a terminar a legislatura con un clima de concertación social cuando ven ustedes que en nuestro país no siempre es fácil. Este es un breve resumen de 12 años de duro trabajo, mío y de mucha gente, del que me siento satisfecho. Por tanto, el futuro nos deparará nuevas actividades que en estos momentos desconozco pero, como me encuentro bien, tengo profundas convicciones, quiero seguir siendo útil socialmente y coherente con mis ideas, estoy seguro que podré ayudar a Asturias y a mi país en otras muchas cosas que en estos momentos no puedo prejuzgar. Porque mi interés objetivo y absoluto es terminar esta legislatura, hacer un buen relevo democrático, ayudar a que todas las cosas funcionen correctamente. En el mundo en el que vivimos esta Asturias que tiene un buen grado de convivencia y un buen grado de bienestar social en su conjunto espero que mire hacia el futuro con mucha esperanza y que otros, sin duda, renovarán ese mensaje, lo innovarán, conseguirán las cosas que todavía no hemos conseguido. Es ley de vida pero particularmente me siento satisfecho.

Sobre si teme que este buen balance se vea ensombrecido por los presuntos casos de corrupción en la administración

“Nosotros siempre hemos actuado con absoluta honestidad, al servicio de los asturiano y en absoluto este balance de trabajo y de vida puede ensombrecerse por nada porque es la realidad. Y la realidad existe, la realidad ha sido producida en 12 años de fortísimo trabajo al servicio de los asturianos. Pero no solo estos doce años. Aquí nos conocemos todos desde hace muchos años. Esto es un territorio relativamente pequeño. Poco más de un millón de habitantes. La gente sabe lo que es cada cual en la vida, como ha trabajado, como ha trabajado desde el servicio público y con un trabajo de seriedad, de rigor, de honestidad y eso es lo que creo que van a valorar. Yo hablo ya no como Presidente sino como ciudadano del mundo y de Asturias particularmente que es la tierra a la que quiero.

También la gente está vacunada de salvadores y de personas que parece que resucitan y son otras personas distintas de las que eran en el pasado. Aquí tenemos buena memoria en Asturias y espero que esa buena memoria la tengan en cuenta los ciudadanos a la hora de votar.

Sobre la Ley asturiana de igualdad

Creo que este ha sido un buen resumen y hoy es un gran día porque, sinceramente, podemos tener el orgullo de haber votado una de las leyes más progresistas y de más futuro porque sin las mujeres no hay futuro, sin los derechos que tiene que tener más del 50% de nuestra población y parece mentira que hoy todavía tengamos que votar y ganar por un voto de diferencia para demostrar que las cosas son tan obvias. Pero si no existen votos para demostrar que lo obvio hay que conquistarlo también, esas batallas se pierden.

Y aquí, en este país, sin duda todavía queda un largo camino para volver a culminar esa larga etapa de lucha y reivindicación por los derechos de la mujer que nosotros hoy hemos revalidado aquí”.

Sobre si añorará asistir al Parlamento

“No voy a echar de menos nada porque tengo un gratísimo recuerdo de todo. He vivido aquí, y además, a mi me gusta debatir, he trabajado muchísimo en el despacho, he salido mucho a la calle, me gusta salir, me gusta acercarme a los ciudadanos. Toda mi vida ha sido de plena actividad.

Echaré de menos lo que es la relación de amistad, de compañerismo y también el respeto para los que opinen distinto pero la vida continua y quedan muchos retos por cumplir”

2 comentarios sobre “Areces asiste por última la Junta General del Principado

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s