Fernando Alonso resucita y va a por todas

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El piloto asturiano de Ferrari Fernando Alonso terminó en tercera posición en el Gran Premio de Japón de Fórmula 1 y mantiene sus opciones de ser campeón del mundo, en una carrera en la que exprimió al máximo su F10 pero nada pudo hacer ante el empuje de los Red Bull de Vettel y Webber, primero y segundo respectivamente. Hay sin embargo, un dato claro: Alonso ha resucitado en las últimas carreras. Viene de muy atrás, de un profundo pozo de años, pero está saliendo con fuerza. En su casa nunca le enseñaron el significado de la palabra ‘rendirse’. Gracias a Dios. Porque ahora la Fórmula 1 vuelve a ser todo un espectáculo para los españoles.

Los Red Bull, mucho más rápidos durante todo el fin de semana, controlaron la carrera desde la primera vuelta hasta la última, pero Fernando Alonso se mantuvo siempre al quite, esperando un error de los contrarios que desafortunadamente no llegó (pero llegará, crucemos los dedos). Hasta la última vuelta aguanto Alonso el ritmo de Webber sin decaer.  
A nuestro asturiano le vino bien el abandono de Robert Kubica (Renault), que salía inmediatamente antes que él en tercera posición.  También logró sobreponerse a los McLaren de Jenson Button y a Lewis Hamilton, que acabaron cuartos y quintos por detrás de él. 
 
La carrera tuvo sus mas y sus menos, y desde luego no se le puede calificar de aburrida. Petrov (Renault) tuvo un accidente por el que se llevó tambén por delante a Huklenberg (Williams) y Liuzzi (Force Sindia), y Massa una salida de su Ferrari. Los cuatro quedaron fuera de juego. 
 
En el principio de la carrera acertaron de pleno el Renault de Robert Kubica, que se aprovechó del caos inicial y superó a Webber, situándose segundo; y el McLaren de Lewis Hamilton, que adelantó dos puestos para ponerse justo detrás de Alonso. A su vez Alonso se despistó y lo superó Button; poco tardó en reaccionar el de Oviedo y recuperar su posición, en la tercera curva volvía a estar allí.
 
 Alonso tenía claras sus prioridades: en un circuito donde la ventaja corría a favor de Vettel y Webber, iba a procurar perder el mínimo de puntos posible con estos rivales. La jugada le salió bien. Ahora, a seguir remontando.
 

¡Milagro, resucitó!

Fue el pasado 11 de julio, justo cuando España ganaba el Mundial de Fútbol, que Fernando Alonso lanzó su propio órdago: “Vamos a luchar por el título”.

Tres podios en diez carreras que llevaba, 47 puntos de distancia con el líder (Hamilton) y sin muchos que confiasen en el F10 para la hazaña. No estaba la cosa para tirar cohetes.  

Alonso es de lo que creen que ni la buena ni la mala suerte es eterna, en la vida todo va en rachas, y a él ahora le tocaba una excelente, después de los tiempos negros. Todo su equipo se conjuró con él para la epopeya que proponía.

Y empezó a girar la rueda de la fortuna. Al principio un poco forzada en Alemania, donde ganó porque la escudería apostó por él en lugar de por Massa. Fue su paso del Rubicón. Desde entonces, ha estado en el podio en cinco de las seis últimas pruebas, y de ellas dos en lo más alto.

Todavía le saca Webber 14 puntos y está empatado con Vettel. Para Fernando Alonso es cuestión del día a día. Un día llegar al podio, al siguiente también, y al siguiente, y al siguiente… Y esperar el despiste del contrario, el pequeño error que cree que se producirá. En ese momento el Alonso de siempre confía en saltar como un tigre hasta la primera posición de la clasificación general. Creer es poder. La escudería austríaca no sabe lo que se le viene encima.

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s