Las UCIS ya están tan saturadas como al inicio del estado de alarma / Sanidad contabiliza 1.157 ingresos más por Covid-19 en apenas un mes y 704.000 contagios / Los hospitales de Madrid y La Rioja son los que atienden a un mayor número de enfermos graves

  Los ingresos en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) no se frenan en España. En el último mes, el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) ha pasado de contabilizar 12.098 enfermos de Covid-19 en estado crítico que han pasado por ellas desde el inicio de la pandemia, allá por el mes de marzo, a los 13.255 notificados ayer. Una diferencia de 1.157 pacientes que apuntala los augurios más pesimistas de los expertos sobre el próximo colapso de estos servicios sanitarios esenciales, previsto inicialmente para finales de este mes y la primera semana de octubre en varias partes del país.


De acuerdo con los datos del órgano que dirige Fernando Simón, Madrid es la comunidad que en los casi siete meses que han transcurrido de pandemia acumula más ingresos en estas unidades ultraespecializadas de los hospitales. En total, 3.787. Le siguen Cataluña, con 3.097, y, bastante más lejos, Andalucía, con 1.001, y Castilla y León, con 751. Se trata de territorios grandes y/o densamente poblados que están notando más el impacto de la movilidad que otras zonas de España.

Lo inquietante no es sólo que el número de infectados graves crezca al ritmo al que lo está haciendo –ya suman más de 700.000–, sino que la ocupación esté aumentando a un ritmo tan sostenido desde que apenas se contabilizaran enfermos en estado crítico a principios del verano como consecuencia del confinamiento derivado del estado de alarma.

A día de hoy, varias comunidades tienen ya tantos enfermos en UCI como los que se contabilizaban en ellas en torno al 15 de marzo, cuando se decretó este estado de alarma que logró reducir su número de forma sostenida tres meses después.

La diferencia es que en aquella primera ola el pico de contagios y el consiguiente empeoramiento de los enfermos fue abrupto y en esta segunda ola, en cambio, es mucho más amortiguado, aunque constante.

Otra diferencia es que, en estos momentos, los servicios de salud cuentan con planes de elasticidad que les permiten aumentar el número de plazas de UCI hasta poder incluso doblarlas en sólo unos días, mientras que en aquella primera fase la Covid-10 cogió a las autoridades sanitarias desprevenidas, sin apenas capacidad de reacción.

En Madrid, una de las dos comunidades más golpeadas por el coronavirus, había el miércoles 412 enfermos en unidades de críticos, según los datos que proporcionó el viceconsejero, Antonio Zapatero. A fecha de 22 de septiembre, el número era de 398. Se trata de cifras parecidas a las registradas a mitad del mes de marzo, y que generaron una crisis sin precedentes. En aquellas fechas los hospitales tuvieron que habilitar espacios especiales como las unidades de reanimación y algunos quirófanos para prestar asistencia a este tipo de pacientes.

De todos los hospitales de la capital, hay uno que registraba hasta el día 22 mayores ingresos en la UCI. Se trata del Gregorio Marañón, que había rebasado al 12 de Octubre y al Ramón y Cajal, acogiendo a 42 pacientes. Los otros dos atendían a 34 y 36 enfermos graves, respectivamente. Estos grandes hospitales llegaron a aumentar su espacio para infectados en estado crítico por encima de las cien plazas en los peores momentos de la pandemia.

Los hospitales de la periferia de Madrid también están siendo golpeados. El Infanta Leonor y el Virgen de la Torre de Vallecas acogían a 13 enfermos graves; el Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares a ocho, y el Severo Ochoa de Leganés, a 17. Todos cuentan hoy con planes de elasticidad que les permiten casi doblar el espacio si es preciso. Los negros augurios no se ciernen sólo sobre Madrid. En La Rioja, los especialistas cifran en alrededor de un 40% las plazas de UCI ya ocupadas, mientras que en Aragón el porcentaje ronda el 31% y en Castilla-La Mancha el 23%. Las predicciones apuntan además a un empeoramiento.

El modelo matemático CovidModel.es ha pronosticado que durante los próximos 14 días aumentará alrededor de un 30% el número de muertes en España y se registraran otras 1.995 en todo el país.

De acuerdo con esta predicción, el 43% de ellas –unas 850– se producirán en Madrid. Junto con esta región, La Rioja, Aragón, Castilla-La Mancha y País Vasco serán las comunidades con los niveles más elevados de fallecimientos por millón de habitantes. De hecho, La Rioja superaría a Madrid, con 131 defunciones por millón de personas, frente a las 128 de la capital.

Mortalidad y saturación

Este modelo puso por primera vez en relación el número de personas infectadas del Instituto de Salud Carlos III con las muertes publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), obteniendo como resultado la evolución de las tasas de mortalidad en España como consecuencia de la saturación hospitalaria, pudiendo conocer así el número de personas que habían fallecido como consecuencia del colapso de los centros sanitarios.

El CovidModel, promovido por el partido Un Mundo más Justo, estima con una fiabilidad media del 96% que el número de fallecimientos en España por Covid-19, en vista del nivel de infección y la tasa de mortalidad actual, aumentará. Dicho estudio confirmaría que la curva seguirá creciendo.


https://www.larazon.es/sociedad/20200925/2uweyfjl6vfj7lanwi5vbpmali.html

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s