VIVIR MEJOR – Somnolencia: trucos para combatirla

La somnolencia es un tipo de trastorno del sueño muy exagerado. A diferencia del insomnio donde el paciente le cuesta dormir, la persona somnolienta tiene la necesidad intensa de dormir, incluso puede llegar a estar largos periodos durmiendo. Es así como un paciente con somnolencia puede dormir hasta un día completo. Por supuesto, esto trae consecuencias como dormita o se queda quieto por mucho tiempo mientras realiza sus actividades rutinarias.

Causas del padecimiento de somnolencia

La causa más común de la somnolencia es la diabetes. De acuerdo con un estudio médico, más del 40% de los pacientes con Diabetes tipo  padecen trastornos del sueño. Sin mencionar que aquellas personas que generalmente duermen menos de 6 horas al día, tienen mayor riesgo de llegar a padecer diabetes. Esto quiere decir que ambas patologías están relacionadas.

La razón de esta predisposición es que tanto el cortisol como la hormona del crecimiento elevan sus niveles cuando se duerme poco. Cabe mencionar que ambas hormonas tienen un efecto directo en la insulina. Pero así como duermen poco, llega un momento que los periodos de sueños son muy largos debido al cansancio extremo del día.

Otras causas de la somnolencia se le adjudican a los problemas de insomnio y turnos de trabajo variables. Por supuesto que esto afectará el sueño pues no se tiene un horario fijo del descanso. De manera que el cuerpo una vez que llega a un nivel alto de agotamiento, queda en estado de somnolencia e incluso, hipersomnolencia.

Dolor crónico, apnea del sueño y la narcolepsia, son otras de las posibles causas si estás padeciendo somnolencia. Si el paciente toma medicamentos como somníferos o tranquilizantes, es normal que tenga periodos demasiado largos de sueño. También se relaciona el trastorno con la hipercalcemia y el hipotiroidismo.

Algunos expertos aseguran que una de las causas de los trastornos del sueño está relacionada con no tener un buen colchón para dormir. Y es que una persona no debería ni dormir poco, ni dormir demasiado. Por eso, examinar que tipo de colchón estás usando y si es hora de cambiarlo puede ser la solución al problema. Prestar atención a una comparativa de colchones puede ayudarte a tener el mejor colchón para tu descanso.

¿Hay un tratamiento para la somnolencia?

Antes de determinar qué tipo de tratamiento utilizar, el profesional médico debe conocer cuál es la causa exacta del trastorno. Por eso, es recomendable acudir a un médico especialista que evalúe la condición del paciente.

El objetivo de un tratamiento para la somnolencia no es solo que el paciente duerma las horas establecidas, sino que durante ese tiempo tenga el descanso suficiente para activarse para la rutina diaria.

Consejos para dormir mejor durante la noche

Una persona adulta debe dormir por lo menos 8 horas al día, mientras que los niños requieren de 11 horas de sueño (así que no te preocupes que esté padeciendo somnolencia si está cumpliendo este horario.

Por otra parte, los adolescentes requieren de 9 horas para que su cerebro se active correctamente para las tareas escolares. Por último, una persona mayor de 65 años solo necesita de 6 horas al día. Tener presente estos tiempos nos ayudará a determinar si tenemos o no un trastorno del sueño.

Es bien sabido que dormir bien influye en la función fisiológica de las personas. Es así como no tener el descanso correcto pudiera ocasionar una desconexión del cerebro, trayendo como consecuencias problemas para la salud. De allí que todos se preocupen por dormir las horas adecuadas, y tener un descanso profundo.

El sueño cumple un papel vital para la buena salud y el bienestar tanto físico como psíquico de una persona. Entonces, podemos asegurar que dormir es nuestra función más importante de la vida. Pero, ¿Cómo podemos dormir bien? Uno de los tips más efectivos y que pocos hacemos es apagar el móvil o cualquier aparato tecnológico que usemos con frecuencia. Recuerda que si el cerebro no responde, es más difícil que nos durmamos rápido.

Comer muy tarde también causa problemas de sueño. Por eso, se recomienda que la última comida del día sea ligera y lo más temprano posible. De esa manera se podrá tener una buena digestión antes de dormir. Lo más importante es que antes de dormir, el cuerpo se relaje. Uno de los consejos más útiles para lograrlo es tomar una ducha caliente y leer un poco antes de proceder a dormir.

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s