ESPAÑA NECESITARÁ EN BREVE UN RESCATE DE EUROPA, oficial o extraoficial, y a la UE no le tranquilizan los actuales compañeros de viaje del PSOE (véase los dos quinquis de la imagen y se entiende): la UE prefiere un entendimiento entre formaciones más CREÍBLES /Europa no se fía de este Ejecutivo, algo más que comprensible tras no haber podido aprobar aún ni unos Presupuestos Generales, tras llevar en su seno a comunistas y separatistas, y tras haber incumplido, con 33.000 millones de déficit, las últimas exigencias de control de las cuentas trasladadas por la misma Bruselas, a la que ahora Sánchez llama a la puerta en busca de ayuda frente al coronavirus / Pedro Sánchez desconvoca la Mesa para la Reconstrucción con Podemos por el inicio de las presiones de Bruselas | Bruselas prefiere que esas medidas se pacten con los mismos de los que se pudo fiar en 2012. No con los que piden gastar sin fin y desafiar al control presupuestario de la UE

El presidente del PP, Pablo Casado, lograba la mañana del pasado lunes que Pedro Sánchez se comprometiera a negociar las medidas contra el coronavirus en el Congreso de los Diputados, y no en una mesa de partidos, como quería el presidente del Gobierno.

El mail, que hoy reproduce OKDIARIO, confirmaba rápidamente el cumplimiento de ese pacto por el líder del PSOE, pero ni para gusto de todos, ni sólo por la presión de Casado. Podemos no ocultaba su disgusto por una decisión que reduce su influencia. Y Bruselas, además, había influido previamente en los socialistas.

Y es que España necesitará un rescate oficial o extraoficial de Europa, y a la UE no le tranquilizan los actuales compañeros de viaje del PSOE: prefiere un entendimiento entre formaciones más creíbles.

La Mesa para el Pacto de la Reconstrucción Nacional debía dar un peso muy superior a Podemos del que tiene por votos y escaños en el Congreso de los Diputados. Los de Pablo Iglesias habían exigido esta Mesa que, de facto, saca las negociaciones de las medidas de su ámbito natural de discusión: la sede de la soberanía nacional.

Casado había exigido a Pedro Sánchez, en su lugar, reconducir toda posible negociación al ámbito parlamentario, de forma que se abordarán esas medidas y su discusión en una comisión en el Congreso de los Diputados. Y el presidente socialista mostraba en el encuentro virtual de ambos líderes en la mañana del lunes una buena disposición a aceptar el formato del PP. «Si quiere pactar algo, tendrá que ser con luz y taquígrafos», habían expresado fuentes populares. Y así ocurría.

Porque la historia no discurría sólo en esos parámetros. Pedro Sánchez había remitido ya incluso una primera documentación a los grupos, según la cual, la primera reunión de la Mesa se celebraría este mismo martes.

El mail que publica hoy este diario recoge, de hecho, la desconvocatoria del encuentro programado.

Sánchez desconvoca la Mesa para la Reconstrucción con Podemos por el inicio de las presiones de Bruselas

El presidente socialista debía haber presidido la primera reunión, además de los cuatro vicepresidentes del Ejecutivo, aunque posteriormente sería la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, quien coordinaría esos trabajos.

Cuatro vicepresidentes entre los que, por supuesto, entraba Pablo Iglesias. El líder morado se vengaba, de ese modo, de no haber visto satisfechos sus deseos de entrar en la Autoridad Competente del estado de alarma.

El Gobierno había planteado ya hasta cuatro grupos de trabajo: uno sobre reactivación económica; otro sobre políticas sociales y sistemas de cuidados; otro de Sanidad, salud pública y preparación para futuras pandemias, y un cuarto sobre Europa, solidaridad y unidad de acción.

Según el calendario, las reuniones se celebrarían a lo largo del mes de mayo y el 1 de junio sería el plazo límite para elevar un dictamen. Y todo ello saltaba por los aires tras el encuentro entre los líderes del PSOE y el PP. ¿Sólo por Casado? Lo cierto es que la historia es más larga. Y conduce hasta Bruselas.

La imposición de la UE

Europa no se fía de este Ejecutivo, algo más que comprensible tras no haber podido aprobar aún ni unos Presupuestos Generales, tras llevar en su seno a comunistas y separatistas, y tras haber incumplido, con 33.000 millones de déficit, las últimas exigencias de control de las cuentas trasladadas por la misma Bruselas, a la que ahora Sánchez llama a la puerta en busca de ayuda frente al coronavirus.

Ese mensaje ya ha empezado a filtrarse a Pedro Sánchez. No de forma oficial, pero sí de manera que llegue rápido y claro. Porque, si Europa acepta volver a levantarnos económicamente y sacarnos de nuestros errores, no será de forma gratuita: será con garantías de que se devuelve la ayuda. Y Podemos no da esa garantía. Y el PP sí.

Por eso Bruselas prefiere que esas medidas se pacten con los mismos de los que se pudo fiar en 2012. No con los que piden gastar sin fin y desafiar al control presupuestario de la UE.

https://okdiario.com/espana/pedro-sanchez-desconvoca-mesa-reconstruccion-podemos-inicio-presiones-bruselas-5489113

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s