CEOE anuncia que no acudirá a la reunión que este viernes tendrá lugar en el Ministerio de Trabajo – LOS EMPRESARIOS ACUSAN A IGLESIAS DE MANIPULAR CON LA RENTA MÍNIMA VITAL Y ROMPEN EL DIÁLOGO SOCIAL

CEOE anuncia que no acudirá a la reunión que este viernes tendrá lugar en el Ministerio de Trabajo, con lo que rompe el diálogo social.

El motivo, la renta vital mínima impulsada por la vicepresidencia de Pablo Iglesias, que hoy ha asegurado que la medida ha sido consensuada y consultada con los empresarios y que la “ven adecuada y positiva esta medida”. La patronal, sin embargo, desmiente categóricamente esta circunstancia y afirma que en ningún momento ha sido consultada, tal y como asegura Iglesias.

En un duro comunicado, CEOE y Cepyme desmienten que hayan sido consultados, hablan de “deslealtad” y anuncian que no acudirán a la reunión convocada mañana por de Trabajo.

Los empresarios acusan al Gobierno de llevar a cabo una “manipulación interesada” y anuncia que no acudirá a la reunión que este viernes tendrá lugar en el Ministerio de Trabajo, con lo que rompe el diálogo social. El motivo, el ingreso mínimo vital puente impulsado ahora como exigencia por la vicepresidencia de Pablo Iglesias, que ha asegurado que la medida ha sido consultada con los empresarios y que la “ven adecuada y positiva”. Es más, ha llegado a afirmar que ha estado en contacto con el propio presidente de la patronal Antonio Garamendi, algo que desde CEOE y Cepyme desmienten.

La polémica parte por el anuncio desde la Vicepresidencia de Derechos Sociales y Agenda 2030 de que existía un acuerdo con sindicatos y ONGs para poner en marcha un ngreso mínimo vital puente, llaman a esta nueva exigencia con la que presionan a Pedro Sánchez, hasta la aprobación definitiva de esta medida -se prevé que pueda ser después del verano- y que en ese consenso, según el departamento de Iglesias, estarían los empresarios.

“Ante la posibilidad de que el Gobierno apruebe próximamente un nuevo ingreso mínimo vital”, comienza el duro comunicado, “queremos aclarar que en ningún momento se nos ha hecho partícipes de la negociación de tal iniciativa, ni se ha sometido a su discusión en el diálogo social, tal y como ha trascendido en medios de comunicación y redes sociales”.

“En estos momentos, ante la manipulación interesada y la deslealtad al diálogo social y a los empresarios españoles, nos sentimos presionados para que demos apoyo a una propuesta de partido, que nada tiene que ver con un acuerdo consensuado en lo que debería ser el cauce habitual con los interlocutores sociales, que formamos parte de la mesa de diálogo y que siempre hemos estado de acuerdo en no dejar a nadie atrás en esta crisis”, prosigue.

Y finaliza, avanzando la señalada ruptura del diálogo social: “En estas condiciones se hace imposible participar mañana viernes, 10 de abril, en la reunión a la que hemos sido convocados por el Ministerio de Trabajo”.

PROPUESTA DEL GOBIERNO
El ingreso mínimo vital es una promesa del Gobierno. Estaba incluido en el pacto firmado por PSOE y Unidas Podemos, pero, además, con la crisis del coronavirus se expresó públicamente como medida urgente a impulsar. Un ingreso mínimo para sectores vulnerables y afectados por la crisis económica y social que está provocando el Covid-19, en el que estaba de acuerdo todo el Ejecutivo, pero en el que existen diferencias sobre los tiempos. Los ministros de Unidas Podemos lo querían ya. Ahora ya se reconoce que el consenso que requiere y su desarrollo podrían implicar un plazo aproximado de tres meses para su aprobación.

La aprobación de este ingreso mínimo vital se había convertido en una obsesión para Unidas Podemos, que en los últimos días ha presionado para que el Gobierno lo aprobara cuanto antes. Sin embargo, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, que trabaja en su diseño junto a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el vicepresidente social, Pablo Iglesias, ha impuesto prudencia, mesura y tiempo por su complejidad -hay que determinar quién podría beneficiarse, encajarla con otras ayudas de carácter directo que existe y con algunas que ofrecen algunas comunidades-.

Este miércoles, Escrivá, durante la presentación telemática de la revista Economistas del Consejo General de Economistas, señaló que no sería “una renta universal”, sino que el planteamiento es que vaya dirigida a los hogares más vulnerables, más allá de la crisis actual. Además, el ministro aclaró que los colectivos a los que se dirige “no tienen por qué verse directamente afectados” por la pandemia actual, pero sí son grupos que, “cuando el entorno general empeora, siempre se ven más perjudicados”.

La propuesta se basa en una renta para aquellas personas que no pueden acogerse al paquete de ayudas aprobadas hasta ahora por el gobierno. Se trataría, según fuentes gubernamentales, de una ayuda para personas con bajos ingresos, una forma de ingreso mínimo para proteger a quienes tienen rentas bajas o hayan visto sus rentas reducidas por la crisis del coronavirus. La pretensión es que, además, vaya acompañado de un programa de reingreso en el mercado laboral o -si es preciso- de derivación al sistema sanitario.

PODEMOS PRESIONA PARA UNA RENTA PUENTE
La posición de una parte del Gobierno, fundamentalmente la de los ministros de Unidas Podemos, pasa ahora por aprobar “de forma urgente” lo que denominan un ‘Ingreso Mínimo Vital Puente’ que permanezca vigente hasta la aprobación del definitivo.”Para que nadie quede desprotegido en esta crisis, para que las personas vulnerables no queden atrás en esta emergencia”, argumentan.

Sin embargo, fuentes del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones consultadas por este diario señalan que ellos están trabajando en el ingreso mínimo vital y que esta renta puente no es una medida de este departamento.

Este jueves de Semana Santa, mientras se celebraba un Pleno en el Congreso para prorrogar el estado de alarma hasta el 26 de abril, Escrivá, Díaz e Iglesias se han reunido de manera telemática con los sindicatos CCOO y UGT, y con las organizaciones del Tercer Sector Cáritas, Cermi, Oxfam, AEPN, Facua y Plataforma del Tercer Sector.

Según explican fuentes de la Vicepresidencia de Derechos Sociales y Agenda 2030, tanto sindicatos como organizaciones del Tercer Sector, han mostrado su “total apoyo a esta medida extraordinaria, al tiempo que comparten la necesidad de poner en marcha un Ingreso Mínimo Vital de carácter permanente a la mayor brevedad”.

En los últimos días, Pablo Iglesias en sus apariciones públicas había redoblado la presión sobre su propio Gobierno para aprobar este ingreso “lo antes posible”, argumentando que “el virus sí entiende de clases sociales”. Un mensaje que el líder de Podemos dirigía al sector socialista del Gobierno, personificado en la vicepresidenta Nadia Calviño, que oponían resistencia a la urgencia.

CONTACTO CON EMPRESARIOS
“Es un compromiso del Gobierno, estamos trabajando en su diseño. Es un trabajo complejo, porque es una prestación nueva, hay que diseñarla bien, de una forma muy precisa y hay que hacer las consultas correspondientes”, fue la mesura exhibida recientemente el ministro Escrivá en una rueda de prensa en Moncloa. “Lo pondremos en marcha en cuanto tengamos ocasión”, ha reconocido Pedro Sánchez en el Pleno en el que ha pedido la prórroga del estado de alarma.

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s