ECONOMÍA – Los seguros de alquiler y sus ventajas para los propietarios

Los principales problemas relacionados con los alquileres vienen dados por situaciones de impagos o malas conductas por parte de los inquilinos. Por ello, los propietarios han de buscar la manera para estar protegidos ante este tipo de situaciones, ya que muchos de ellos dependen de las rentas provenientes de sus inmuebles. 

Los seguros de alquiler son la opción más utilizada en la actualidad por los propietarios de inmuebles, ya que les ofrece ventajas muy importantes que les permitirán gozar de tranquilidad y seguridad ante clientes cuya solvencia sea dudosa, exigiendo en la mayoría de los casos la contratación previa de un seguro de alquiler para acceder a aceptar la entrada de los inquilinos en el inmueble.

Coberturas que ofrece un seguro de alquiler

Al contratar un seguro de este tipo, los propietarios gozan de ciertas coberturas que les proporcionarán tranquilidad frente a posibles situaciones adversas:

  1. Los seguros suelen asumir el importe de las rentas que no hayan sido pagadas, siempre determinando un límite temporal establecido en el contrato.
  2. Las aseguradoras se encargarán de tramitar el proceso de reclamación de las cuotas impagadas a los inquilinos.
  3. En caso de desahucio, la entidad aseguradora será la que realice todos los trámites legales correspondientes para obtener la orden, con la premisa de que el propietario obtenga su vivienda cuanto antes.
  4. Algunos seguros llegan a incluir en sus pólizas la indemnización correspondiente a los posibles daños ocasionados por el arrendatario.
  5. Para cualquier consulta jurídica relacionada a posibles problemas o derechos que puedan tener los propietarios, las aseguradoras ponen a su disposición un sistema de asistencia jurídica.

Requisitos solicitados y plazos de reclamación

Los ingresos mensuales de los solicitantes son la principal variable a tener en cuenta por las aseguradoras. De manera general, si la cuantía mensual del alquiler supera un 40-45% de los ingresos del inquilino, las entidades los rechazan al considerar insuficiente esta cantidad, reconociendo riesgos de impago. 

También, teniendo en cuenta la situación laboral de los solicitantes, se suele exigir alguna información para confirmar la solvencia de los inquilinos. Los autónomos deben aportar sus últimas declaraciones del IVA así como la última del IRPF, para estudiar sus ingresos y capacidad económica. Para los trabajadores de cuenta ajena se exigen las nóminas, teniendo una buena valoración los contratos indefinidos, ya que garantizan estabilidad en cuanto a los ingresos en el largo plazo. Por último, a los jubilados se les solicita un justificante de su pensión para comprobar si, con sus ingresos, son capaces de hacer frente al pago de la renta mensual correspondiente al alquiler.

 La contratación de un seguro de alquiler supone tranquilidad y seguridad para el arrendador, ya que le cubre de cualquier situación de impago, daño físico al inmueble o problema jurídico relacionado al alquiler. Gracias a las coberturas que ofrecen los seguros actuales, los propietarios cada vez tienen menos preocupaciones a la hora de poner sus inmuebles en alquiler.

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s