El Real Mallorca vuelve a primera división tras imponerse al Deport

Quién le iba a decir a la afición mallorquinista, que tan sólo dos años después de descender hasta los infiernos de segunda división B, volvería a estar en la máxima categoría del fútbol español. La alegría que ha supuesto este ascenso meteórico, como el que padecemos los jugadores de apuestas deportivas a través del sportium código de registro, después de haber pasado por dos categorías inferiores, es algo que todavía se está digiriendo tanto en los alrededores de Son Moix como en el propio seno del club bermellón.

El Mallorca, una apisonadora en su estadio

Aunque no ha sido sólo un factor el que ha llevado a esta reconquista por parte del conjunto de Vicente Moreno, hay que reconocer que el factor campo ha sido un as en la manga con la que siempre contaba este equipo. Una fiabilidad en casa propia de un campeón consumado, que esta temporada en segunda división se ha visto respaldada con 15 triunfos, 4 empates y sólo 2 derrotas. Además ha conseguido marcar 35 goles delante de los suyos en Son Moix, siendo el equipo que mejores números tiene en estas estadísticas.

A pesar de que hace ya seis años que el Real Mallorca no está en primera división, el momento en el que bajó a 2ª B fue sin duda el peor que recuerdan los aficionados en su historia reciente, por lo que después del sufrimiento vivido, ahora sólo es momento de celebraciones.

Sólo el Granada consiguió una gesta como la del Mallorca

Ascender a la segunda división un año y volver a ascender al año siguiente para llegar a la máxima categoría, es algo que sólo ha pasado dos veces en la historia de nuestra liga desde que se compite jugando PlayOffs. El Granada lo consiguió en la temporada 2010-2011, y ahora lo ha hecho el Mallorca.

Una eliminatoria ante el Deportivo que parecía perdida

Estando acostumbrada ya la afición mallorquinista a sufrir de lo lindo, el partido de ida ante el Deportivo que acabó con un resultado de 2-0 favorable a los gallegos, cayó como un jarro de agua fría para sus aspiraciones, pero como decimos, sólo era un golpe más para una maltratada afición.

Es por eso que, ante la incredulidad de algunos espectadores y ante el empuje y la garra que transmitían otros ilustres como el mismísimo Rafa Nadal desde la grada, el Mallorca afrontó el partido de vuelta en su estadio sin nada que perder, salió a comerse el campo y a su rival, y no paró de intentarlo hasta ponerse por delante en la eliminatoria.

Primero lo hizo Budimir, que tras librarse de Duarte con un túnel, batió al meta deportivista Dani Giménez gracias a un zurdazo desde la corona del área. Luego fue el omnipresente y talentoso Salva Sevilla, quien ya había avisado antes con otra falta, pero a la segunda la clavó pegada al poste y sobrepasando a la barrera por encima. Y ya en la segunda parte, a menos de diez minutos de finalizar el tiempo reglamentario y con la amenaza de la prórroga en la mente de ambos conjuntos, fue el ariete bermellón Abdón Prats el que consiguió el definitivo 3 a 0 con un disparo lejano pero imposible de parar por el meta deportivista.

A partir de ahí, Son Moix tuvo que esperar hasta el minuto 94 y pasar un último susto de infarto por un cabezazo del central Pablo Marí del depor, que se marchó fuera por muy poco. Con el pitido final, Mallorca entera casi se viene abajo.

Ahora, a preparar el regreso del Real Mallorca a primera y a disfrutar de los partidos entre grandes, como antaño.

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s