NO PUEDEN CON FRANCO NI DESPUÉS DE MUERTO. Él era mil veces más socialista que ellos: viviendas de protección, ayudas a los más desfavorecidos, creación del sistema de la Seguridad Social, empresas públicas potentes, la luz más barata de Europa, sin impuestos, sin paro… Pero volvamos a nuestra penosa y ruinosa actualidad política: Podemos corta con el Okupa y destroza los indecentes planes de Sánchez de hacer campaña desde el Congreso. Al final resulta que hay alguna neurona en ese partido bolivariano, y caen en la cuenta de que “no es cosa de hacerle la campaña” al Colchonetti/ La aprobación de los nuevos decretos y la exhumación de Franco quedan en el aire a dos meses de las elecciones. Entre Franco y el mindundi ególatra sociata, sabíamos desde el principio quién iba a ganar /Casado: «Empaquete el colchón porque lo sacará de La Moncloa dentro de dos meses» / Rivera: «Nunca apoyaremos un presidente como usted» / Montero: «Cuando creen que nadie les ve se comportan como el Partido Popular» / Y los golpistas, sin palabras: (Corte de mangas. Y otro. Y otro). Qué éxito, Cum Fraude – ABC

El dulce fin de legislatura que había planeado el Gobierno socialista peligra. El equipo del jefe del Ejecutivo contaba con seguir legislando hasta el último día para sacar adelante algunas medidas «estrella» que le permitieran multiplicar sus opciones en las próximas elecciones. Sin embargo, la estrategia comenzó a torcérsele ayer en el Congreso, donde fuentes de la dirección de Podemos advirtieron que el Gobierno no puede dar por sentado su apoyo a los nuevos decretos ley. «No vamos a hacerle la campaña», subrayaron una vez más.

El aviso no es un brindis al sol. Este mismo martes Podemos dejó claro que su estrategia de distanciarse de Pedro Sánchez va en serio al bloquear el Pacto de Toledo y frustrar toda opción de alcanzar un acuerdo de pensiones antes de las elecciones. «Solo votaremos los decretos que nos parezcan buenos», confirmaban ayer desde la dirección de Podemos, por ejemplo, aquellas medidas que consideren más importantes del pacto presupuestario que rubricó Pablo Iglesias con el líder socialista en octubre. El problema para Sánchez puede radicar no tanto en que Podemos no esté de acuerdo con los nuevos decretos, sino en que los condene por insuficientes. De hecho, esto ya sucedió con el decreto ley del alquiler, que el partido de Iglesias tumbó porque no reflejaba su exigencia clave: regular el precio del alquiler en las zonas tensionadas.

El Ejecutivo aspira de momento a aprobar el decreto ley para el impulso de la ciencia española el jueves de la semana que viene, pero la dirección de Podemos aún no ha decidido su posición. Mientras, el Congreso debatirá hoy una medida urgente del Gobierno para paliar los daños causados por temporales que sí será convalidado.

La Diputación Permanente

A todo ello se une la polémica derivada de que los nuevos decretos ya no podrán ser aprobados antes de que se disuelvan las Cortes y tendrán que ser debatidos por la Diputación Permanente. Este órgano sustituye al Pleno fuera de los periodos de sesiones para abordar cuestiones de urgencia. Montero ya advirtió este martes que no está de acuerdo con que el Gobierno utilice la Diputación Permanente para aprobar decretos una vez disueltas las Cortes. Si bien es cierto que en el partido quieren aprovechar cada minuto que queda de legislatura para «arrancar» medidas al Gobierno y que la número dos de Podemos reconoció que este órgano tiene «legitimidad» para hacerlo, también advirtió de que su uso es reprochable por carecer de «rigor» en comparación con el debate parlamentario. Sin Podemos el Gobierno es incapaz de sacar adelante ninguna medida en el Congreso. En el aire queda, por tanto, la derogación por partes de la reforma laboral que la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, quiere aprobar antes de las elecciones. Otra gran promesa del PSOE.

La campaña electoral empieza y no solo para el Gobierno, sino para todos los partidos. Podemos quiere definir un espacio propio, lejos de su alianza con el PSOE, para lo que necesita ejercer una oposición dura hasta las elecciones y decir adiós a su condición de socio del Ejecutivo. Para ello, Montero levantó ayer la veda del ataque a Sánchez asegurando que él y sus ministros«no son de fiar» porque actúan «igual que el PP» cuando no les ven.

Franco tampoco

Estos no fueron los únicos reveses que encajó el Gobierno ya que ayer trascendió que el gran proyecto político de Sánchez, la exhumación de Francisco Franco, no podrá realizarse antes de las eleccionesgenerales. El mismo acuerdo del pasado Consejo de Ministros que aprueba la exhumación reconoce que el lugar de reposo de los restos de Franco es «inviolable» y que, por tanto, se requiere el permiso de la comunidad benedictina que custodia la Basílica donde yace. La única vía para esquivar a la Iglesia sería un dictamen del Tribunal Supremo, que en ningún caso llegará antes de las elecciones porque para que se pronuncie el Alto Tribunal es necesario un previo recurso de la familia a la orden gubernamental y, aunque todo apunta que lo harán, tienen hasta un plazo de dos meses . El Ejecutivo se topa así de bruces con este obstáculo legal anticipado por los Franco y por la oposición, y se ve obligado a «posponer» sine die el traslado de los restos.

Duro debate

En medio de este contexto, la campaña electoral terminó de entrar ayer en el Congreso de los Diputados sirviendo un bronco debate entre Sánchez y los distintos líderes de la oposición a cuenta de los ochos últimos meses de gestión socialista.

Para el presidente del Gobierno el balance, como no, es positivo, si él es dios (o por lo menos se lo cree). Aquí la historia que se ha montado el narcisista más narcisista desde que se creó el mundo: «Pusimos en pie un Gobierno que no estaba pendiente de defenderse ante los tribunales por los casos de corrupción, sino de defender el interés general de los españoles», le replicó Sánchez a Montero, antes de asegurar que su etapa ha servido para consolidar el crecimiento económico, crear empleo indefinido, redistribuir la riqueza y poner en marcha políticas sociales. ” Y vio Dios Sánchez que todo lo que había hecho era bueno, y entonces descansó al octavo mes”.

En la vida real lo que hemos vivido ha sido el principio del retroceso de la economía que con los socialistas y demás vainas de izquierdas se acojona siempre. Las cuentas han seguido cayendo en picado y todas esas medidas sociales tan maravillosas no han llegado a aprobarse, aparte de que no había dinero para ello, de donde no hay no se puede sacar. Eso sí, hablar de recortarse sus magníficos sueldos y prebendas, nada. De quitar los 17 reinos de taifas dónde se dilapida el dinero a marchas forzadas, NADA.

Y luego se preguntan por qué crece VOX.

Una conclusión que rechazaron de plano Montero, el presidente del Partido Popular, Pablo Casado y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que utilizaron sus intervenciones para seguir atacando con dureza al Gobierno.

Una conclusión que rechazaron de plano Montero, el presidente del Partido Popular, Pablo Casado y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que utilizaron sus intervenciones para seguir atacando con dureza al Gobierno.

Casado: «Empaquete el colchón porque lo sacará de La Moncloa dentro de dos meses»

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, atacó ayer con dureza al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, en línea con el tono que mantiene desde que fue elegido líder de los populares. A su juicio, «nadie hizo tanto daño a España en tan poco tiempo» como el presidente socialista.

Casado le acusó de intentar «vender la nación a los que quisieron destruirla» y vaticinó que hubiera aceptado el derecho de autodeterminación de Cataluña si el PP no lo hubiera denunciado. La sesión de control al Gobierno la utilizó ayer el líder de los populares para recordar que los ocho meses de socialismo han servido para el empeoramiento de los indicadores económicos, la multiplicación de la inmigración ilegal por su política aperturista, la lentitud de respuesta ante la situación de Venezuela, los escándalos de los ministros o el acuerdo de Gibraltar. Pero también se permitió utilizar la sorna y hacer chanzas con el libro «Manual de resistencia», publicado por Sánchez. «Empaquete el colchón porque lo sacará de La Moncloa dentro de dos meses. ¡Vamos a ganar las elecciones para recuperar la dignidad de España!», remató. No faltaron los aplausos de la bancada popular.

Rivera: «Nunca apoyaremos un presidente como usted»

El objetivo del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, es convencer a los votantes de que no hay posibilidades de que brinden su apoyo al líder socialista tras las elecciones. Para ello utilizó ayer su turno de pregunta en la sesión de control. «Nunca podremos apoyar a un presidente como usted», espetó Rivera a Sánchez, a pesar de haber alcanzado un acuerdo de gobierno en 2016. «Olvídese de cualquier pacto que no pase por separatistas y golpistas», prometió para la próxima legislatura. Rivera volvió a saltarse la pregunta que había registrado para utilizar la baza y le atacó con la posibilidad del indulto a los soberanistas pidiendo a Sánchez que se comprometa a no aplicarlo. Y Sánchez volvió a ignorar la cuestión dejando abierta esta vía. El traidor reincidente: tonto el que lo vote.

Montero: «Cuando creen que nadie les ve se comportan como el Partido Popular»

Dentro de lo que aparentaba ser una inocente pregunta de balance de gestión, la portavoz parlamentaria de Podemos, Irene Montero, introdujo un negro resumen de los ochos meses de presidencia de Pedro Sánchez, que resumió en «una situación grave, con la ruptura total del diálogo en Cataluña, con los Presupuestos del señor Rajoy aplicándose todavía».

La número dos de Podemos acabó asegurando que «es más que evidente» que sus hasta ahora socios «no son de fiar». Una queja derivada de que, según defendió, el Gobierno socialista ha ordenado «por la puerta de atrás» que los ministerios no gasten más del 50 por ciento del presupuesto. «Cuando creen que nadie les ve se comportan como el Partido Popular», reprochó Montero. «Es exactamente lo mismo que hizo el señor (Cristóbal) Montoro hace un año y por lo que le pusimos la cara colorada», recriminó a Pedro Sánchez, que escuchaba con gesto serio desde su escaño, poniendo su perfil izquierdo, el que él cree de estadista, para las fotos de la prensa. Tan guapo él. No nos lo MERECEMOS. Efectivamente. NO NOS MERECEMOS ESTO.

https://www.abc.es/espana/abci-podemos-agua-planes-sanchez-hacer-campana-desde-congreso-201902202105_noticia.html

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s