Cuatro detenidos por el asesinato del concejal de IU en Llanes Javier Ardines: uno de ellos es de su entorno familiar

Video thumbnail
Cómo han sido las detenciones por el asesinato del concejal Javier Ardines.

La Guardia Civil ha detenido esta mañana en Vizcaya a tres personas acusadas del asesinato, el pasado 16 de agosto, de Javier Ardines, concejal de Izquierda Unida (IU) en Llanes (Asturias). Hay un cuarto detenido que ha sido arrestado en Suiza y del que las autoridades españolas han pedido su extradición.

Uno de los detenidos es Pedro L. N. A.., de 48 años residente en Amorebieta(Vizcaya). La tesis policial es que fue el inductor y que actuó por celos al sospechar que Ardines mantenía una relación con su esposa. Se da la circunstancia de que la esposa del detenido es prima hermana de la viuda del concejal. Fue Pedro L.N. quien, presuntamente, encargó el crimen a los otros tres detenidos: dos argelinos y un español con antecedentes por drogas. La Guardia Civil ha descartado definitivamente que el crimen tenga que un móvil político y ha resuelto que se ha debido a un motivo sentimental.

El detenido y su esposa residen a 220 kilómetros de distancia de la localidad asturiana, pero están muy vinculados a Llanes, localidad que visitaban frecuentemente, puesto que la familia de ella es originaria de allí y poseen una vivienda cercana a la de Ardines y del lugar donde le tendieron la emboscada.

Hace meses que los agentes de la UCO -la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil- que han llevado a cabo la investigación apartaron el foco de la convulsa política municipal en la que se posaron todas las miradas tras el asesinato y se centraron en el crimen pasional como móvil hasta cerrar el círculo en torno a P.L.N.

Su nombre era la comidilla desde hace semanas entre los 500 habitantes de Nueva, la pedanía de Llanes más cercana al lugar donde residía Ardines y donde tanto él como P.L.N. eran bastante conocidos.

El runrún señalaba a P.N.L. después de que, a mediados de noviembre, La Nueva España y El Comercio informaran de que la Guardia Civil se decantaba por la venganza por un asunto sentimental y desvelaran que, en concreto, se seguía a un vecino asiduo a la zona pero con residencia en el País Vasco.

Un crimen ensayado

Javier Ardines tenía 52 años cuando falleció la madrugada del 16 de agosto de 2018. Sobre las 6.00 de la mañana salió de su casa, ubicada en un camino apartado, a unos tres kilómetros de Nueva de Llanes, y a sólo 500 metros de la Autovía del Cantábrico, que permite llegar a Bilbao en dos horas y 20. A 150 metros de su casa, el concejal de IU en Llanes encontró unas vallas que le cortaban el camino. Una semana antes había sucedido lo mismo, en lo que se cree que fue un ensayo del crimen.

Como en la anterior ocasión, Ardines se bajó del coche con la intención de retirar los obstáculos y, en ese momento, fue atacado. Su cadáver lo halló un vecino que sacaba a pasear a su perro 70 metros más abajo, dos horas después. Había sido fuertemente golpeado en la cabeza y, posteriormente, según los datos de la autopsia que trascendieron, asfixiado. Desde el primer momento, la Guardia Civil porque los autores del asesinato eran varias personas y que éstas conocían muy bien los movimientos del concejal.

FUENTE: El MUNDO

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s