Entrevista a Javier Ortega Smith, Secretario General de VOX: Javier Ortega Smith: «Vox apoya el cambio en Andalucía, pero uno real de políticas y no de sillones» – La Razón

Es el «negociador», el encargado de poner en valor los doce «síes» de Vox que acaben con casi 40 años de imperio socialista en Andalucía. «Jamás rendirse» es uno de sus lemas.

¿Se considera un negociador duro?

Soy un negociador honrado y responsable con el mandato que me ha otorgado el partido. No juego a las trampas y digo lo que voy a defender. Pero soy flexible, tenemos doce escaños y no podemos imponer todo lo que nos gustaría. Duros son los que pretenden que firmemos algo que han pactado entre ellos y no están dispuestos ni siquiera a reunirse con nosotros.

¿Es posible la repetición electoral en Andalucía?

Es posible, pero no deseable. Pero que no sea deseable no significa que no sea posible. Lo será si PP y Cs no están dispuestos a negociar una serie de propuestas proporcional al número de diputados de Vox.

PP y Cs creen que va de «farol»…

Porque creen que somos como ellos, que nos asustan las dificultades. No nos conocen. Hemos venido a la política a cambiarla, no solo a cambiar políticos y sillones. La hipótesis que usted me plantea, sí, sería un fracaso porque no habríamos sido capaces de ponernos de acuerdo. Pero para nosotros lo que sería un fracaso es si después de esperar 36 años no se produce un cambio real en Andalucía y solo es un cambio de caras.

¿Se puede permitir Vox no apoyar el cambio?

No, no se lo puede permitir; por eso Vox apoya el cambio en Andalucía. Precisamente porque apoya el cambio real no puede permitirse un acuerdo que no lleve consigo eso. Haremos todo lo posible porque haya un cambio de políticas y no de sillones. Un cambio de políticas reales: que se combata eficazmente la emigración ilegal en la medida de las competencias que pueda tener la Junta, que son más de las que algunos creen; una verdadera rebaja fiscal; supresión de impuestos y de la administración paralela. Un cambio en cuanto a la lucha contra la corrupción que significa estar dispuestos de verdad a levantar todas las alfombras y a una auditoría externa…

¿No temen el castigo en las urnas si no favorecen ese cambio?

Creo que el principal castigo en las urnas, si hubiera una repetición electoral o en cualquier tipo de elecciones, sería si nosotros en la política hubiéramos sido un fraude y traicionáramos aquello que prometimos.

¿La vía andaluza es exportable al resto de España?

Si por vía andaluza quiere decir enfrentarnos a la ideología política de la izquierda, que es como está haciendo Vox, sin complejos, atreviéndonos a mover los tabúes que durante mucho tiempo no se han atrevido a tocar ni PP ni Cs, sí. Haremos el cambio que necesita España, y no nos vamos a acomplejar ni por los insultos, ni por las etiquetas ni por las amenazas de la izquierda.

¿No cree que debería explicar mejor su postura sobre la violencia de género?

Nosotros hemos hecho ese esfuerzo de explicación. Nuestra posición es clara: queremos proteger a los seres humanos, pero a todos, y no solo a las mujeres de pareja heterosexual, que también, sino a las de pareja homosexual que no están protegidas por la ley. Queremos ampliar o sustituir la ley actual por una ley contra la violencia intrafamiliar; contra las agresiones a las mujeres, pero también a hombres, a los niños; de padres a hijos, de hijos a padres, de mujer contra mujer, de hombre contra hombre. Y que esa ley respete la Constitución, los principios básicos de igualdad ante la ley y de presunción de inocencia, que no se respeta porque se presume la culpabilidad.

¿Qué es la violencia intrafamiliar?

La violencia no tiene género. El crimen y el delito deben tener la misma pena, con indiferencia de quién los cometa. ¿Qué proponemos? Una ley integral de toda la violencia que se pueda producir en el ámbito de la familia.

El PP ha ofrecido ayudas para los hombres maltratados. ¿Qué le parece?

Suena bien, porque empiezan a entender que hay una parte desprotegida, pero nos gustaría que nos lo trasladaran a nosotros.

¿Le preocupa que vean a Vox como un partido machista?

No. Si nos preocuparan las etiquetas que no son ciertas, tendríamos un grave problema. Me preocuparía que Vox fuera machista y que el partido tuviera una visión de la mujer considerándola inferior o despectiva; pero estoy tranquilo porque no somos nada de eso. Ni me preocupa que nos llamen fachas o ultras porque amamos a España, ni que nos llamen xenófobos por querer unas fronteras seguras. No somos ninguna de esas etiquetas y me preocuparía que claudicásemos ante la mentira, el insulto y la amenaza y cambiáramos por ello la defensa de aquello en lo que creemos. Eso es lo que han hecho con el PP. Los llamados «maricomplejines», la derechita cobarde, que cada vez que les van a señalar con el dedo salen corriendo y retroceden. Lo que hacen es ponerse de rodillas y sumisos a las ideologías de izquierdas.

¿Considera al PP «maricomplejines»?

El PP ha sido un partido bastante inútil en los últimos años, y especialmente en la última década y el último gobierno. Hemos tenido la desgracia de que, frente a la imposición de lo que llamamos el frente popular de izquierdas, se han encontrado con un derechita cobarde del PP incapaz de hacerles frente por el qué dirán; y con una veleta naranja oportunista dependiendo de por dónde sople el viento de las encuestas. Han dicho una cosa y la contraria. Por ejemplo, en el tema de la ideología de género. En 2016 dijeron que estaban a favor de una ley contra la violencia intrafamiliar y ahora reculan.

Dicen que Vox es extrema derecha…

Somos un partido de extrema necesidad en España, como se ha demostrado en Andalucía. De extrema necesidad para los cambios, de extrema coherencia y de extrema lealtad a los españoles. Y con nosotros pueden tener la extrema confianza de que no les vamos a defraudar. Somos radicales, atendemos a la raíz de los problemas; así define radical la RAE.

¿Ha hablado con Casado o con Rivera?

Con Casado hablé en un acto días antes de la constitución de la Mesa del parlamento sobre eso. Fue amable y al menos esa conversación tuvo un resultado positivo. Con Rivera no he podido hablar. Le saludé ese día también y noté esa cara que suele poner alguien cuando no te apetece que otro te salude.

¿Si no hay foto no habrá pacto?

No. Si no hay pacto no habrá foto, que es distinto. Yo no quiero una foto de cara a la galería y sin contenido detrás.

¿Cuántos escaños les dan sus sondeos internos?

No tenemos dinero para pagar encuestas propias, pero los que nos han llegado se asemejan en cierta medida a los 40-45 escaños en el Congreso.

Cinco líneas rojas de Vox para futuros pactos…

Nosotros solo tenemos dos líneas rojas que son las que acompañan a la franja amarilla de la bandera de España. El límite es todo lo que tenga que ver con el interés nacional y con la defensa de los españoles.

¿Cuántos afiliados han aumentado tras las elecciones andaluzas?

En el último año hemos pasado de 3.400 a 24.000. Los últimos tres meses han sido más de 10.000 afiliados y justo después del 2 de diciembre, 1.500- 2.000.

¿Tienen cantera para presentarse en todos los ayuntamientos y parlamentos?

En todas las principales, sí. Es cierto que no habrá candidaturas en todos los ayuntamientos, lamentablemente, pero sí en los más importantes.

VER ENTREVISTA COMPLETA Y ORIGINAL EN LA RAZÓN

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s