CHALET VILLA TINAJA La casa de los Iglesias Montero, comentada por el interiorista Guille García-Hoz en LOC (El Mundo)

Querido Pablo, qué alegría comprarte tu primera casa ¿verdad?Perdón, casoplón. ¿O debería decir rancho tejano? Mira, no sé, me alegro mucho por ti pero tengo que confesarte que cuando vi por primera vez el exterior creí que el ordenador se me había frito y estaba seleccionando localizaciones para la versión far west de ‘Boogie Nights’. Sí, me corroe la envidia.

Debo decir a tu favor que al ver las fotos del huerto ya me he dado cuenta de que esa sí podía ser tu casa con todo ese autoabastecimiento sostenible libre de trangénicos y tal y te imagino saliendo en Telva recolectando tomates. Así, sí. Ahora ya si nos dirigimos a la entrada nos damos cuenta de que no has pensado en el qué dirán, y he de decir que por esto te admiro. Te lo has pasado por el forro. Olé tú. Claro que corres el riesgo de que si algún día llegas a la Moncloa se te quede soso. Tranqui. Hay tiempo.

Un nimio detalle más: todo ese césped -que francamente espero que sea grama o alguna que otra variedad más sostenible y que no te tengas que dejar las dietas del congreso en el Canal, a ver si la fuerza ‘Pabloecofriendly’ se nos va a quedar solo en el huerto- es ideal para que correteen los mellizos (eso sí, vas a tener que vallar la piscina, vais a estar mucho más tranquilos). Alguien lo va a tener que cortar y tú que no te cortas ni la coleta, pues mira, no te veo mucho más allá que para las fotos.

Porque, chico, ya no es el pastón que vale la casa, sino el mantenimiento. Y te lo digo porque quiero pensar que alguien que puede llegar a dirigir mi país sabe al menos calcular los gastos de su casa. Es fácil, usa una Excel. Y para la casa, también.

Me da miedo el baño en forma de hongo. No es algo que pueda explicar con palabras, pertenece totalmente a la parte irracional del cerebro. No mi miedo, sino tu hongo. Espero que por haber algo así dentro de la parcela os hayan rebajado mucho el precio de la casa. Respecto a la casa pequeña de la piscina, ¿es de chocolate? De no ser así, despéjala y monta un campo de cricket para cuando venga a verte la Reina de Inglaterra. Te estaremos inmensamente agradecidos. Ambos: Isabel y yo.

Pero pasemos al interior, perdona que me entretengo con chorradas. ¿Quién quiere vivir en Galapagar cuando se puede vivir en Port Aventura? Me imagino al vendedor diciéndote una frase por el estilo. Y creo que ha colado. Podemos hacer cosas. ¿Lo pillas? Sólo de ver la cocina puedo empezar a oler unas sabrosas costillas barbacoa. Y ya que fuera hay sitio ¿por qué no un toro mecánico? Al lado de la seta. Entre las pelotas de granito. Dime que por favor te vas a quedar con la cama con dosel. De ahí tienen que salir por lo menos otros dos. Si los antiguos propietarios se la quieren llevar recuérdales lo de la seta. Amenaza pero con talante. Saca ese Pablo.

Además, ¿pero tienes dos piscinas? Esto nos va a costar más defenderlo, yo creo que ni Jesulín en ‘Ambiciones’. Mira, a la mierda, que se fijen en ese inteligente guiño a tu casa de Rivas y tus orígenes humildes. Para que no nos olvidemos de quiénes somos. Como buen fin de reportaje te imagino en el porche despidiéndote a lo “podemitas por el lujo”, perdón, “madrileños por el mundo”. ¿En qué estaría yo pensando? Buf. No tengo pase. Me piden que escriba dándote ideas para la casa y me dedico a despellejarte/la. Soy lo peor. Pero me he reído un rato y espero de verdad que me invites a una cena. O a un rodeo. Lo que quieras.

Origen: ELMUNDO

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s