Los productores catalanes de cava siguen intentando mantener sus privilegios en el mercado nacional frente a otras regiones españolas /  La «guerra» del cava ante un posible boicot enfrenta esta Navidad a los productores catalanes con los valencianos / El Consejo Regulador del Cava -controlado mayoritariamente por las bodegas catalanas- ha trasladado al Ministerio de Agricultura la petición de limitar el incremento de la superficie de viñedo dedicado a la elaboración de cava para impedir la libre competencia de otras regiones españolas a Cataluña / La diputada socialista y portavoz de Agricultura en la Cámara, Sabina Escrig, ha calificado la propuesta de “ataque a los viticultores y agricultores valencianos” – ABC

El Consejo Regulador del Cava -controlado mayoritariamente por las bodegas catalanas- ha trasladado al Ministerio de Agricultura la petición de limitar el incremento de la superficie de viñedo dedicado a la elaboración de cava.

La petición del Consejo Regulador del Cava al Ministerio de Agricultura se concreta en que limite en el conjunto de España el incremento de la superficie de viñedo dedicada a la elaboración de cava a 0,1 hectáreas durante los próximos tres años, lo cual supondría, en el caso de que prosperase la propuesta, «la prohibición de facto de plantar nuevas cepas destinadas a la obtención del mencionado vino espumoso», según denuncia Aguado.

Una maniobra contra la libre competencia y el libre mercado que, de acuerdo con el presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA), Cristóbal Aguado, «guarda relación directa con el conflicto suscitado en torno a las tensiones secesionistas en Cataluña y al efecto negativo que pueden tener sobre las ventas de cava catalán en el resto de España».

El presidente de la Asociación de Elaboradores de Cava de Requena, Emilio Expósito, explica que los productores valencianos no basan sus previsiones en función de un posible rechazo de los consumidores españoles a los espumosos catalanes derivada del frustrado proceso independentista. Por el contrario, abogan por «potenciar nuestra comarca, que es extraordinaria para la elaboración de vinos, y apostar por la calidad».

 

El peso de Cataluña

El término municipal de Requena -que es el único de toda la Comunitat Valenciana legalmente autorizado para elaborar cava- «se encuentra por tanto en el ojo del huracán de un conflicto que también afecta a la localidad de Almendralejo (Extremadura), así como a ciertas zonas de la Rioja y la Ribera del Duero», que cuentan igualmente con ese reconocimiento legal, en el marco de un mercado del cava donde Cataluña ocupa una posición de clara preponderancia hegemónica.

[El boicot a los productos catalanes]

De las poco más de 36.000 hectáreas reconocidas por el Consejo Regulador, unas 29.000 se encuentran en Cataluña. Mientras tanto, Requena dispone de unas 4.000 hectáreas autorizadas para la producción del referido vino espumoso y se ha convertido, si bien todavía a gran distancia del Principado, en la segunda zona española donde más cava se elabora, seguida de Almendralejo, cuya superficie destinada a este tipo de caldos se sitúa en unas 1.400 hectáreas.

Expósito aclara que en un producto como el cava «no se puede improvisar». «Si se disparara la demanda no podríamos servir mucho más», explica, ya que las bodegas trabajan con una previsión a un año y medio vista. Y eso en el caso de los cavas más jóvenes.

«Estas navidades brinda en valenciano»

La Asociación de Elaboradores de Cava de Requena ha lanzado su campaña bajo el lema de «Estas navidades brinda en valenciano», en la que participan las bodegas Coviñas, Chozas Carrascal, Dominio de la Vega, Hispano Suizas, Pago de Tharsys, Torre Oria, UVE, Vegalfaro y Murviedro.

Sin embargo, de acuerdo con los cálculos del sector, el bloqueo de los productores catalanes pone en riesgo inversiones previstas en Requena por un monto cercano a los seis millones de euros

Los productores de cava valenciano esperan alcanzar en 2017 los siete millones de botellas frente a los seis que registraron el año anterior. Sin embargo, se trata de una previsión «normal» ajena a los efectos de un posible boicot sobre el cava catalán.

De hecho, sus previsiones de crecimiento para este año no se basan en la posibilidad de un boicot a sus competidores catalanes, como Freixenet o Codorniu, y se explican en buena medida por la evolución de las exportaciones, que suponen el 35 por ciento de sus ventas.

El presidente de la Asociación de Elaboradores de Cava de Requena también subraya que un boicot «distorsiona el mercado y no es bueno para el sector». Aunque indica que «si nos llegara una petición extraordinaria la intenteríamos vender» sería algo «pasajero y coyuntural. Una situación anómala que nunca es buena».

Debate en las Cortes Valencianas

La controversia ya ha saltado al ámbito político. Al respecto, el PSPV presentará en las Cortes Valencianas una iniciativa para instar al Gobierno central a desestimar la propuesta que el Consejo Regulador del Cava. La diputada socialista y portavoz de Agricultura en la Cámara, Sabina Escrig, ha calificado la propuesta de “ataque a los viticultores y agricultores valencianos”, ya que de estimarse supondría un serio “varapalo” para un sector que “se ha esforzado mucho para alcanzar el nivel de calidad que hoy en día tiene”

El sector y los partidos políticos creen que el veto al aumento de los cultivos responde al temor por los efectos de las «tensiones secesionistas».

Origen: La «guerra» del cava ante un posible boicot enfrenta esta Navidad a los productores catalanes con los valencianos

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s