Los empresarios catalanes han realizado un “pacto de silencio” para ocultar el boicot: “Cuanto menos se hable de boicot a los productos catalanes, mejor”. Es el consenso entre pequeños y grandes empresarios de Cataluña / “Se nota muchísimo y hace mucho daño” a las fuentes de financiación del independentismo, reconocen los expertos, por no hablar de que hace retroceder a los seguidores indepes al ver en riesgo su seguridad económica / El primer boicot fue en sentido inverso, de Cataluña hacia los productos españoles, que lleva ya tres lustros en vigor y ha sido oficializado por las autoridades de la Generalitat – El Confidencial Digital

Desde que el presidente de Cataluña, Artur Mas, iniciase su campaña independentista, en el resto de España ha crecido la animadversión hacia la compra de productos fabricados en Cataluña. Basta con poner Google la palabra “boicot” para encontrar numerosas listas de productos y alternativas de compra con la que boicotear a la comunidad autónoma. Pero,… Leer más Los empresarios catalanes han realizado un “pacto de silencio” para ocultar el boicot: “Cuanto menos se hable de boicot a los productos catalanes, mejor”. Es el consenso entre pequeños y grandes empresarios de Cataluña / “Se nota muchísimo y hace mucho daño” a las fuentes de financiación del independentismo, reconocen los expertos, por no hablar de que hace retroceder a los seguidores indepes al ver en riesgo su seguridad económica / El primer boicot fue en sentido inverso, de Cataluña hacia los productos españoles, que lleva ya tres lustros en vigor y ha sido oficializado por las autoridades de la Generalitat – El Confidencial Digital