Asesores de multinacionales aconsejan “dejar en Cataluña sólo la actividad indispensable” / Los consultores recomiendan “aislar” al máximo la actividad económica en Cataluña / Se trata de barrer diariamente las cuentas bancarias en Cataluña dejando sólo la liquidez indispensable en ese territorio transfiriendo cada día cualquier exceso de tesorería a sucursales bancarias fuera de la comunidad catalana- El Mundo

Las multinacionales mantienen planes de recorte de actividad en Cataluña al persistir la incertidumbre sobre el futuro de la comunidad al menos hasta las elecciones del 21 de diciembre.

Según uno de estos planes, al que ha tenido acceso EL MUNDO, los consultores aconsejan que «el cliente contemple intentar trasladar toda la actividad posible fuera de Cataluña dejando sólo lo indispensable en el interior de la comunidad».

Este plan ha sido elaborado para una empresa alemana con presencia en Cataluña por el despacho Rödl &Partner. Su representante en España, Georg Abbeg, confirma que elaboran este tipo de planes de salida para diversos clientes «de forma meramente técnica sin motivaciones políticas» en función de los intereses de accionistas clientes y empleados.

En su opinión, la aplicación del artículo 155 ha proporcionado «algo de tranquilidad», pero resalta que persiste la incertidumbre y que continúan encargándose o activándose planes de contingencia para los clientes que desean «minimizar riesgos» ante la perspectiva de que ganen los independentistas el 21-D y se desate una segunda ola de inseguridad jurídica.

Según el documento de este despacho alemán de asesoría legal, fiscal y auditoría, lo aconsejable era actuar antes del referéndum del 1 de octubre, pero, en todo caso, si se quiere minimizar riesgos se debe proceder a la mudanza de sede y al «aislamiento de la actividad en Cataluña». Su consejo es trasladar «el domicilio social y fiscal» al resto de España y ofrecer desde allí de manera efectiva todos los servicios a los clientes no catalanes.

En Cataluña aconseja dejar meramente una filial o sucursal que se limite a prestar servicio exclusivamente a los clientes catalanes. Rödl&Partner admite, no obstante, esta excepción: «Si por razones técnicas, económicas o de organización, el servicio o producto debe ser gestionado desde Cataluña». Pone como ejemplo que el suministro «requiera la intervención de personal clave, instrumentos técnicos o locales situados en Cataluña».

‘Barrer’ diariamente las cuentas

Estas medidas van acompañadas del llamado ‘cash pooling’ financiero. Se trata de barrer diariamente las cuentas bancarias en Cataluña dejando sólo la liquidez indispensable en ese territorio transfiriendo cada día cualquier exceso de tesorería a sucursales bancarias fuera de la comunidad catalana.

El responsable de una de las más grandes firmas de consultoría de España, que pide anonimato, asegura que este proceso se viene produciendo por parte de multitud de empresas en las últimas semanas; y describe los planes de contingencia que elabora su firma, en línea muy similar a los de Rödl&Partner. Estos incluyen también un cambio en la relación con proveedores o clientes.

La idea es protegerse de la Generalitat que salga del 21-D y, para ello, debe quedar por escrito en los contratos. El citado documento del despacho alemán recomienda que «para minimizar los riesgos derivados de la incertidumbre de la legislación catalana que se pueda aprobar en el futuro, sugerimos garantizar en las condiciones de las relaciones contractuales con los clientes que se establezca como normativa aplicable la legislación española y los tribunales de Madrid como jurisdicción competente para gestionar cualquier litigio que pueda surgir entre las partes contratantes».

En todo caso, el documento describe que, sobre todo ,el cambio de domicilio social y fiscal es de fácil ejecución al bastar el consejo de administración y una rápida gestión ante notario y los registros mercantiles de Cataluña.

Según el último dato oficial del Colegio de Registradores, unas 2.700 empresas han sacado ya su sede de Cataluña desde el referéndum del 1-0, de las cuales unas 100 diarias desde que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pidió que no se produjeran más traslados al estar en marcha el artículo 155. Otros han preferido quedarse finalmente como Freixenet, cuyo presidente, Josep Lluis Bonet, argumenta que no es ya necesario al haberse restablecido «el orden constitucional y estatutario en Cataluña»

El problema, según el citado documento alemán, es que las empresas no se pueden permitir incurrir en inseguridad jurídica y la perspectiva de intentos de secesión en Cataluña la provocan, por ejemplo, si la nueva Generalitat lo intentara de nuevo. «No es posible concluir en este momento los aspectos legales y fiscales que pueden aplicarse a una sucursal o filial y no sabemos ni la legislación ni su contenido», afirma el documento. Por eso, cuanta menos actividad, menos riesgo.

Si se extiende esta desconfianza y una caída en la inversión, el Banco de España y la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal advierten en sus últimos informes de que Cataluña puede volver al estancamiento o la recesión económica el próximo año tras estos años de recuperación.

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s