Se intensifica el boicot a los productos y servicios catalanes, ante los buenos resultados obtenidos: “¡ESPAÑOL, NO COMPRES A QUIENES TE DESPRECIAN E INSULTAN! Destruir la economía de los parásitos catalanes, objetivo patriótico para derrotar al nazicatalanismo” / “Si las grandes empresas catalanas se resienten hasta el punto que muchos deseamos, habremos cortado la vía de financiación del separatismo y de todos los planes para la disolución de la conciencia nacional española promovidos desde Cataluña” – Criticón Digital

Destruir la economía de los parásitos catalanes, objetivo patriótico fundamental para derrotar al independentismo nazicatalanista.

¡ESPAÑOL, NO COMPRES A QUIENES TE DESPRECIAN E INSULTAN! ¡NO COMPRES PRODUCTOS Y SERVICIOS CATALANES!

Los empresarios catalanes han financiado el separatismo nazicatalanista; de buen o mal grado, pero lo han financiado. Sin su apoyo, los golpistas no habrían llegado tan lejos. Ellos son más culpables que Puigdemont del golpe de estado y del intento de desmembrar nuestra patria. ¡ARRUINÉMOSLOS!

En las últimas semanas, todos los argumentos que ha sostenido el independentismo se han revelado infundados.

Los líderes independentistas prometieron una Arcadia feliz y lo que se ha producido es una fuga de empresas sin precedentes, un trágico empeoramiento de la economía, un aumento considerable del paro, una fractura social de difícil cosido y unas perspectivas a medio y largo plazo sencillamente aterradoras. Los líderes independentistas engañaron a sus huestes como a chinos. Ellos mismos han reconocido que carecían de capacidad operativa para hacer efectiva la independencia pese a que, supuestamente, ya desde el 2012 –según el Acuerdo para la transición nacional y para garantizar la estabilidad parlamentaria del Gobierno de Cataluña suscrito entre CiU y ERC– se estaba trabajando en ello.

No había nada o prácticamente nada preparado, no había ninguna posibilidad de controlar el territorio y los trabajadores públicos. En torno al cúmulo de mentiras se ha construido la mayor de todas: España nos reprime. Con esta idea tan falsa y elemental se borran todas las mentiras anteriores. Todo lo anterior prueba el imposible diálogo con gente tan enferma.

El epítome de la farsa lo han desvelado en las últimas horas tertulianos y comunicadores de medio pelo, resueltos a instalar en el ánimo de la opinión pública española la conveniencia de poner fin a las medidas correctoras contra Cataluña y que todo vuelva a la senda de lo que ellos llaman “normalidad”.

El drama para nosotros es que disponen de sobrados medios para ellos. Algunos de los medios informativos con más presencia en los hogares españoles son propiedad de catalanes independentistas. Si observa el lector, la mayoría de las cadenas audiovisuales y radiales de ámbito nacional cuentan con comunicadores catalanes en horarios de máxima audiencia.

Algunos de ellos contabilizan como insultos a Cataluña frases en favor de la unidad de España, y cualquiera que exteriorice su indignación contra el separatismo, con una bandera española, se convierte en un peligroso perturbador de la paz social y la convivencia democrática. Es decir, en un fascista de tomo y lomo.

Si nos dieran a elegir, yo también reclamaría verme liberado de la influencia tóxica de estos manipuladores en la mayoría de los medios españoles. Pero que se tenga que echar mano de periodistas catalanes como disolventes de la conciencia nacional, ya nos da una idea del tipo de gente a la que nos enfrentamos. Tiene gracia que el excelso jurista Jordi Évole o Susanna Griso, reputada conocedora del derecho constitucional, reconvengan a la juez Carmen Lamela sobre sus autos.

Y un apunte obligado para refutar lo que esta gentuza repite para asentar en la opinión pública la idea de una justicia española arbitraria y contraria a los catalanes: el auto de la juez Lamela, a mi juicio impecable desde la observación estricta del Derecho, es al PP al que políticamente menos interesaba. Y hago este apunte desde un medio que no se caracteriza precisamente por resaltar las virtudes políticas del partido en el Gobierno.

Espero que la influencia de estos medios al servicio de la causa secesionista, aunque operen en todo el territorio nacional, sea lo limitada que está siendo. La opinión pública y publicada, felizmente, transitan por caminos opuestos en  el tema catalán. Hoy por hoy, hay instalada en la población española el convencimiento de que el problema catalán no se ataja con paños calientes y sí con las medidas correctoras que el Gobierno no se atreve a poner en marcha.

Pero es hora también de apuntar a los inductores del proceso de insurrección contra España. En ese sentido, la burguesía catalana ha jugado un papel determinante. Destinada a parasitar al resto de España desde el siglo XIX, los sectores que han dominado la economía catalana han sido los causantes de las peores tragedias de nuestra historia contemporánea. De cara a preservar sus inversiones, la burguesía catalana obligó a los gobiernos españoles a mantener sus últimas colonias en ultramar, lo que supuso un gran coste económico y en vidas humanas en Cuba, Filipinas y Puerto Rico. Si los gobiernos no se avenían a sus exigencias, entonces no faltaba quien costease alguna levantamiento militar, como el del general Primo de Rivera en septiembre de 1923.

La situación se reprodujo en el protectorado español en Marruecos, creado para defender los intereses de la burguesía catalana que detentaba el control de las explotaciones siderúgicas en el Rif.

Esa misma burguesía catalana se alineó con la anarquista CNT para oponerse a Lerroux y tensar la cuerda de la relación de Cataluña con la II república, lo que a la postre nos llevó a la guerra civil. Terminado el conflicto, con la victoria sin paliativos de las tropas nacionales, los catalanes se adhirieron fanáticamente al franquismo, beneficiándose en los años posteriores de los planes de industrialización que hicieron de Cataluña la región más próspera de España.

La conversión al democratismo liberal coincidió con los primeros achaques físicos de Franco. Ya en la democracia han seguido sacando tajada y parasitando al resto de los españoles, con los gobiernos de UCD, PSOE y PP. Siempre con el falso seny como coartada, mientras sus representantes políticos y financieros robaban a manos llenas.

Fue con ocasión de las primeras actuaciones judiciales contra la corrupción en Cataluña cuando decidieron cambiar de bando y de estrategia.

Esta vez sin embargo han llegado demasiado lejos. Se echaron al monte del independentismo, con los anarquistas de la CUP, la extrema izquierda republicana de ERC, y la extrema izquierda comunista de Podemos ejerciendo de tontos útiles Pretendían que la independencia las proporcionara un nuevo estado que les librase de la cárcel y les permitiese conservar el botín rapiñado durante décadas.

Al final el tsunami provocado los ha arrastrado también a ellos.

Así que basta ya de actitudes conmiserativas con esta gente. Habría que preguntar a los que con tanta insistencia apelan hoy al diálogo político: ¿dónde estaban todos estos años en los que se adoctrinaba a los niños en los colegios, se perseguía a los hispanoparlantes y se inoculaba el odio a España en la población desde todos los ámbitos de la vida pública catalana? Ahora es la oportunidad del resto de los españoles de pagarles con la misma moneda y desquitarnos de sus abusos durante siglos.

Ahora que el patriotismo español renace sin complejos, es imperio que no cejemos en el objetivo de menoscabar los intereses catalanes hasta la destrucción de sus principales empresas. Si las grandes empresas catalanas se resienten hasta el punto que muchos deseamos, habremos cortado la vía de financiación del separatismo y de todos los planes para la disolución de la conciencia nacional española promovidos desde Cataluña.

Ejerzamos nuestra libertad para boicotear a los responsables del desastre nacionalista. Yo también reivindico el derecho a liberarme de ellos, de su mafia periodística, de sus mefistofélicos políticos, de su falsedad congénita, de sus impenitentes mentiras, de su despreciable victimismo, de sus deslealtades, trampas, robos y engaños.

ORIGEN: Criticón Digital

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s