El Govern se ha dado cuenta de que está rodando por el precipicio abajo, de que nadie les apoyaría si declaran la independencia con un (supuesto, porque el butifarréndum fue un paripé total) 38% de los votos, y quiere ganar tiempo antes de consumar la sedición. Pero si no la consuman, a Puigdemont y demás cuperos los van a linchar los suyos, hordas que ya están en pleno paroxismo de revuelta y rebelión, y a ver ahora quién las para

Incluso Puigdemont, cuyo único objetivo en la vida es la independencia y no piensa en otra cosa, ahora ya no lo ve tan claro (alguno de los suyos tuvo que calmarlo durante horas para que no declarase la independencia el mismo domingo, con el subidón que llevaba, porque se cree sus propias mentiras). El golpista jefe reclama una “mediación”, apadrinada por la UE. La excusa oficial es que serviría para resolver la situación política, la verdad es que los sediciosos intentan ganar tiempo a la desesperada.

Este momento pide mediación”, dijo el president. Y es que sus más próximos ya le pararon el domingo, justo cuando iba a consumar su delito de sedición declarando la independencia de Cataluña. No está tan claro. No lo tienen seguro. Y de nuevo los independentistas empiezan a dar largas y a marear la perdiz.

La Generalitat pretende estirar todo lo que pueda el efecto de las reacciones de condena que se han producido en diversos países europeos con el fin de buscar complicidades para obligar al Gobierno del PP a negociar. Eso no significa en absoluto que las fuerzas secesionistas y el Gobierno catalán hayan renunciado a declarar la independencia, sino que pretenden cargarse de razones a los ojos de Europa antes de tomar una decisión que comportará la ruptura de una parte de España de manera unilateral. PERO ES MUY DIFÍCIL CARGARSE DE RAZONES CUANDO HAN ACUMULADO ILEGALIDAD TRAS ILEGALIDAD, E INCLUSO CON ESO, Y CON PUCHERAZO INCLUIDO EN EL BUTIFARRÉNDUM, SÓLO PUEDEN PRESENTAR EL APOYO DEL 38% DE LOS CATALANES. UNA MIERDA DE APOYO, HABLANDO EN PLATA.

Así, el Govern empezó ayer su enésima estrategia de dilación y aprobó crear una comisión especial de investigación sobre las violaciones de los derechos humanos a causa de las cargas policiales para intentar frenar el referéndum. El president aseguró que era necesario “restablecer la normalidad institucional” con el Gobierno, pero insistió en que no renunciará a aplicar el resultado favorable a la secesión. “Es vinculante y sobre él debemos tomar decisiones políticas”, dijo. Otra cosa es cuándo y cómo, pues se ha retocado el calendario inicial a la vista de los hechos del domingo.

La ley del referéndum prevé que si gana el sí “se celebrará una sesión ordinaria para efectuar la declaración formal de independencia de Cataluña, sus efectos y acordar el inicio del proceso constituyente”. Ese pleno ordinario estaba previsto para mañana, pero se celebrará a finales de esta semana o principios de la próxima, según anunció el presidente del grupo de Junts pel Sí, Lluís Corominas. Y no será un pleno ordinario, sino un pleno específico para debatir los efectos del referéndum.

La fecha concreta se determinará en la junta de portavoces prevista para mañana, precisamente cuando ya se conozca el resultado del debate en la Eurocámara. Horas antes de que Corominas dijera que no había fecha para el pleno del Parlament, la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, de su mismo partido, había asegurado en una entrevista en TV-3 que “en la junta de portavoces de hoy tendremos una fecha para que el derecho a ser un estado sea posible”. Y de nuevo venga a no concretar.

Estrategia de dilación a corto plazo número 1: A la espera de conocer la fecha el miércoles, los sindicatos minoritarios han convocado para hoy una huelga general que definen como “un paro de país” y que el Govern ha alentado. UGT, CC. OO. y la patronal Cecot se han unido a protestas puntuales, pero solo las inscriben como rechazo a las cargas policiales del pasado domingo. El independentismo pretende así sumar todas las fuerzas que pueda a su causa, aunque no apoyen la secesión y sea por motivos muy distintos.

 

Otra estrategia de dilación, la número 2,  la empleó Puigdemont el domingo por la noche, cuando hizo una apelación directa para que Europa reconozca el derecho los catalanes a ser “escuchados, respetados y reconocidos”, yayer emplazó directamente a Mariano Rajoy a que acepte que un tercero medie para normalizar las relaciones. Para ello instó al líder del PP a que ordenase la retirada de los efectivos de la Policía y la Guardia Civil para “poner fin a la violencia policial y crear un clima de distensión que permita esa mediación leal y sincera”. Puigdemont no quiso definirse sobre si esa negociación institucional debería concluir con un referéndum pactado o establecer los términos para la secesión. “Si todo ello desemboca en negociaciones, ya veremos”, dijo.

La Unión Europea debería encargarse de apadrinar las conversaciones, según el relato de Puigdemont, quien aseguró que tiene ofertas de países europeos, sin especificar cuáles, pero recordó que es necesario que España dé su visto bueno.

EL CASO ES QUE LOS INDEPENDENTISTAS GOLPISTAS que han sembrado el caos y el Terror en Cataluña, Y QUE YA SE ASOMAN AL ABISMO, EN EL ÚLTIMO MOMENTO NO LO VEN TAN CLARO, Y TIENEN MIEDO DE SALTAR. Así que se pasean por el borde mientras declaman… hasta que alguien harto les dé el empujoncito que necesitan. Ya hay muchos voluntarios haciendo cola.

Origen: El Govern quiere ganar tiempo antes de declarar la secesión | Cataluña | EL PAÍS

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s