CATALUÑA ESTADO NEODICTATORIAL DE LOS GOLPISTAS – Los 14 ‘señalados’ por los jóvenes de la CUP: “Daremos la cara por los que tienen miedo”

“Lo que más me duele es que me llamen traidor. Quienes lo dicen no saben lo que supone”. Así se expresa en conversación con EL MUNDO el alcalde socialista de Lérida, Àngel Ros, tras haber sido ‘señalado’, junto a otros 14 concejales de la ciudad, en el cartel distribuido por Arran, el órgano juvenil de la CUP. El motivo para ser tachados de enemigos y exponerlos al público como tales es que se han negado a ceder espacios para el referéndum. “Es la época de crispación política más dura que he visto en toda mi carrera y lo que más me preocupa es que costará años recuperar la normalidad. Han logrado dividir a la sociedad catalana”, lamenta Ros, que lleva en la Alcaldía desde 2004.

El edil socialista considera que “la política tiene unos límites y el respeto al adversario es fundamental. Este acto ha traspasado esa línea”. Por eso se ha sumado a la denuncia que han puesto también los otros afectados.

Ayer no quedaba rastro de los carteles de Arran en las calles leridanas pero sí perduraba en los señalados el malestar por haberse visto interpelados así por defender la legalidad. Por eso, algunos de los rostros del cartel, los concejales del PP y de C’s, salieron a dar la cara, a defenderse, a decir que esto no les va a callar. Recibieron, a las puertas del Ayuntamiento, el apoyo de algunos vecinos y de sus líderes políticos, Xavier García Albiol, presidente del PP catalán, e Inés Arrimadas, su homóloga de Ciudadanos. Ambos fueron muy críticos con lo sucedido y señalaron un culpable claro: “El presidente Puigdemont apunta al objetivo y los radicales de la CUP disparan. Así funciona”, declaró Albiol.

Los 14 del cartel no temen por ellos pero sí reconocen que los suyos lo pasan mal con estos actos. “Me preocupa más mi entorno, mi familia y mis amigos que yo mismo. Sentí indignación cuando me vi señalado, pero me motiva a seguir adelante por la gente a la que representamos. Hay muchos ciudadanos catalanes que, por miedo, no se significan. Tenemos que dar la cara por ellos. Nuestra obligación es no ceder”. Palabra de José Luis Osorio, uno de los cuatro concejales de C’s acosados por Arran. “No sentí sorpresa al verme pero sí por el mensaje. Me recordó a la peor etapa del País Vasco. Sólo les faltó poner una diana sobre nuestras cabezas“, cuenta a este diario el socialistaJoan Gómez.

Su compañera Montse Mínguez explicó que lo primero que tuvo que hacer fue “tranquilizar a la familia”. “A nadie le agrada verse reflejado en una diana. Quieren imponer su pensamiento único y eso, en los libros de historia, tiene un nombre. Pretenden hacernos callar en un estado de derecho y libertad de expresión, pero no lo lograrán”, continúa la concejala. La misma reacción tuvo el concejal del PC Félix Larrosa quien admitió que su primer pensamiento se centró “en tranquilizar a mis tres hijas, por las que trabajo para darles un futuro mejor”.

La ‘semilla’ de la crispación

Explica el alcalde de Lérida que “la asignatura pendiente de España es el reconocimiento del diferente. No se asimila que España es una nación de naciones”. Cree que el origen de toda esta crispación actual hay que situarlo en el rechazo del Tribunal Constitucional a parte del Estatut en 2010. “Fue una decisión difícil de entender. Ahí se rompió algo. Luego, los seis años de falta de diálogo con el Gobierno no han ayudado”. Para Àngel Ros, la solución pasa por “el diálogo y por votar, pero no por la separación sino por un nuevo modelo de relación con España”.

“Ellos, los que hacen ese cartel, se dicen revolucionarios, cuando lo verdaderamente revolucionario hoy en Cataluña es cumplir la Ley”, recalcó a este periódico Daniel Rubio, de Ciudadanos, cuya cara también fue señalada por los jóvenes de la CUP.

Xavier Rodamilans, del PSC, fue un paso más allá: “Soy consciente de quetoda esta situación se hace cada vez mas peligrosa, pero no sería justo ni coherente que me replantease ni por un instante abandonar la lucha de recuperación derechos de toda la ciudadanía por unos enfermos que no temen vulnerar precisamente los derechos de las personas”.

El popularJoan Vilella resumió el sentir de los 14 con una afirmación tajante:“No nos asustan. No desistiremos”.

La indignación de los 14 señalados

1. Àngel Ros (PSC): “La familia sufre con estas situaciones, pero los intolerantes no pueden ganar”.

2. Montse Mínguez (PSC) : “Me pareció violento el cartel e hice llegar un mensaje de tranquilidad a mi familia. No es agradable verse pero aquí hay libertad de expresión. No nos harán callar. Así no funcionan las cosas. Son unos manipuladores e intentan confundir”.

3. Félix Larrosa (PSC) : “Sentí una cierta indiferencia, la verdad. Mi pensamiento se centró en tranquilizar a mis tres hijas y en mis padres, ya mayores, que padecieron en sus carnes otros tiempos, de exilio y de penurias, que creía ya superados”.

4. Sara Mestres (PSC): “El cartel me indignó como demócrata. A los 16 años me señaló el franquismo y, ahora, a los 16, no quiero que me señale nadie más. No se puede consentir esto”

5. Rafael Peris (PSC): “Me dio pena. Hace poco he acabado de leer Patria, la novela de Fernando Aramburu, y me vinieron a la cabeza diversos pasajes de la misma. Sentí incluso un cierto temor, sobre todo por mi familia, pero no cambiaré”.

6. Montserrat Parra (PSC): “Rabia, decepción y tristeza es lo que sentí. Me aterra vivir en una sociedad de pensamiento único. Defiendo la diversidad, la pluralidad y el respeto al otro por encima de todo”.

7. Xavier Rodamilans (PSC): “Por mi profesión sé que en psiquiatría existen desórdenes de la personalidad antisocial que pueden transformar a las personas en verdaderos monstruos. Incumplen reiteradamente las normas sociales sin preocuparse por sus consecuencias. Soy consciente de que esta situación se hace cada vez más peligrosa”.

8. Joan Gómez (PSC): “Me sorprendió el mensaje. Es una escalada más. Me recordó al País Vasco. Sólo les faltó ponernos una diana. Quienes lo hicieron son muy jóvenes y no saben lo que ha costado en este país conquistar derechos y libertades”.

9. Àngeles Ribes (C?s): “Lo primero que sentí al verme en el cartel fue indignación. Me enfadé y me dio mucho bochorno. Pero luego sentí inquietud. Ver tu rostro señalado por tener una opinión política diferente es inquietante”.

10. José Luis Osorio (C?s): “Hay mucha gente en Cataluña que por miedo no se significa. Tenemos que dar la cara por ellos. Es nuestra obligación no ceder. Sentí indignación con el cartel y me preocupa mi entorno, mi familia y mis amigos más que yo”

11. Daniel Rubio (C?s): “Esto es un país democrático y eso no nos lo van a quitar. Lo verdaderamente revolucionario hoy en Cataluña es cumplir la Ley y no lo que hacen los que se dicen revolucionarios”.

12. José María Lorenzo (C?s): “Esto es parte de la radicalización del procès. Nos tenemos que acostumbrar a un tipo de movimiento que quieren los ‘cachorros’ de la CUP, que es cuanto peor para todos mejor para ellos. Siguen la estela de batasuna y están encantados con eso”.

13. Dolors López (PP): “Somos rechazados por defender la legalidad y la democracia. Hay mucha crispación a la hora de calificarnos. Me recuerda a la Alemania nazi. Nos amenazan los que pretenden hacer un referéndum ilegal. Pero yo estoy serena”.

14. Joan Vilella (PP): “Me sentí sorprendido al verme en el cartel porque pensé que en Cataluña se defendía la democracia pero han demostrado que no son demócratas sino totalitarios”

Origen: ELMUNDO

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s