SALUD: Cómo elegir un tensiómetro barato y de calidad

Al llegar a cierta edad, la elevada tensión arterial es uno de los problemas más serios y frecuentes que padece la población. Se relaciona además con problemas más serios de corazón y de riñones.

La hipertensión arterial es un factor que influye directamente en el desarrollo de enfermedades coronarias, insuficiencias cardiacas e insuficiencias renales.

De ahí la importancia de vigilarse las subidas y bajadas de tensión

 

Los tensiómetros permiten a los pacientes hipertensos controlar a diario en su misma casa y de forma sencilla su tensión y pulso. La página comprartensiometro.net proporciona toda la información necesaria.

No sustituyen al diagnóstico médico, pero sí que pueden complementarlo. Si la persona que sufre de hipertensión provee una lista de mediciones de tensión con las fechas en que se tomaron, al facultativo le resultarán de ayuda para diagnosticar al paciente y su evolución.

Estos aparatos miden la presión sistólica (“la tensión alta”), la diastólica (“la tensión baja”) y el pulso (el número de latidos por minuto), y muestran en sus pantallas la fecha, la hora y el estado de las pilas.

¿Dónde comprar un tensiómetro?

Hay tres alternativas:

  • Adquirirlo en unos grandes almacenes.
  • Comprarlo en una farmacia (la opción más cara).
  • Comprar el tensiómetro online sin moverte de casa. Es la opción que se está popularizando en los últimos años y a la que cada vez más gente recurre.

¿Cuál comprar?

Es recomendable que se utilicen únicamente aquellos que han sido validados por organismos independientes, y son preferibles los tensiómetros de brazo a los de muñeca

-Los tensiómetros de muñeca suelen ser menos fiables y están sujetos a una serie de fallos. La fuente más importante de error con los dispositivos de muñeca es la posición del brazo respecto al corazón.

-Los tensiómetros de brazo en cambio  sí suelen medir la presión arterial a la misma altura que el corazón, como corresponde.

La prueba más importante que deben superar estos equipos es la de precisión: esto es, si cumplen adecuadamente su función de medir la presión arterial y el pulso del usuario. La gran mayoría lo hace, aunque hay algunos más exactos que otros.

Debes asegurarte de dos cuestiones:

1 – que esté homologado (que mida la tensión arterial)

2 – y validado (que la mida bien)

Los tensiómetros domésticos pueden medir la tensión arterial en el brazo o en la muñeca.

Los primeros, los tensiómetros de brazo, son más precisos, porque en el brazo hay una única arteria mientras que en la muñeca ésta se bifurca. Además, cuanto más lejos del corazón se haga la medición, más influyen otras variables y menos exacto es el dato recogido (por eso no son recomendables los tensiómetros “de dedo”).

Además, una postura incorrecta de la muñeca durante la medición (por ejemplo, excesivamente extendida o que no esté a la altura del corazón) puede falsear los datos.

A pesar de estos inconvenientes, muchos usuarios prefieren los tensiómetros de muñeca porque son más cómodos (no es necesario remangarse) y más baratos.

La clave para una buena medición no está en la calidad de los aparatos  sino en el seguimiento escrupuloso de los manuales de uso: el brazo debe estar inmóvil apoyado en el pecho

¿A qué precio? 

Los precios de un tensiómetro oscilan entre los 30 euros y los 100. Lo ideal es comprar más o menos en el término medio: unos 50-60 euros, con eso las personas hipertensas se aseguran de comprar un producto de calidad en una cuestión tan importante como es la salud.

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s