DESASTROSOS NUEVOS PARTIDOS (VI) -Y sigue la juerga de la clase política. PP, Unidos Podemos y Ciudadanos votan juntos para que los diputados puedan cobrar del sector privado, además de los generosísimos sueldos y prebendas de todo tipo de los que ya disfrutan gracias al bolsillo de los españoles

Un informe sobre las compatibilidades de los diputados ha salido adelante con el único voto en contra del Partido Socialista.

PP, Unidos Podemos y Ciudadanos han votado juntos un informe sobre las compatibilidades de los diputados con el voto en contra del PSOE ya que el grupo socialista cree en la dedicación exclusiva y la no percepción de remuneración alguna al margen del escaño. Desde hace dos años, todos los diputados socialistas tienen dedicación exclusiva y solo perciben su sueldo de la cámara.

PP, Unidos Podemos y Ciudadanos, que discrepan en muchas ocasiones, se han puesto de acuerdo para autorizar la remuneración extraparlamentaria, como ocurre en el caso de 30 diputados de PP, Podemos y Ciudadanos.

El PSOE exige además de la dedicación absoluta, la decisión exclusiva, de modo que no puedan cobrar de otras actividades que no sean las que contempla la ley. A su vez, el Partido Socialista exige que se supervise lo que declaran los diputados y se sancione a quien vulnere el régimen de incompatibilidades. El PSOE entiende que los diputados intervengan en los medios de comunicación pero sin cobrar.

El PP tuvo sonados escándalos de diputados realizando supuestas asesorías jurídicas ‘orales’, ocultas al congreso,  a empresas concesionarias de obra pública como Federico Trillo o Vicente Martínez-Pujalte, el cual está imputado por falsedad y cohecho. Ahora el PP afirma que habría que cambiar la ley para cambiar la interpretación que se ha ido llevando a cabo estos últimos años y apuesta porque sus diputados sigan cobrando del sector privado. 

Unidos Podemos, ha votado «sí» porque afirma que las declaraciones tienen el aval de los abogados del Congreso y se ciñen al marco normativo aunque pretenden cambiar la ley para hacerla más exigente. A su vez, la formación de Iglesias, remarca que su código ético tiene limitaciones salariales y contempla la renuncia de privilegios.

Ciudadanos quiere legislar de forma más clara los conflictos de intereses, aumentando la transparencia y el control. No está de acuerdo en que los diputados se conviertan en «funcionarios de la política» alegando que los alejaría de la sociedad civil. 

La ley permite tareas de docencia, producción literaria, científica, artística o técnica o la gestión del patrimonio personal. Impide que se contrate con el sector público, asesorar a empresas o la vinculación con entidades financieras.

Pero la ley hace la trampa al permitir a las Cortes analizar y autorizar las actividades de los diputados y a eso se agarran todos los partidos excepto el PSOE para poder cobrar del sector privado. Ni la Constitución, ni la ley electoral, ni el reglamento del Congreso lo permiten, pero así se ha interpretado por todos los partidos excepto el Partido Socialista.

El Partido Socialista ha objetado las actividades de 30 diputados de PP, Unidos Podemos y Ciudadanos, entre los que destacan:

Rafael Hernando (PP) que es abogado así como otros 11 diputados populares. Cinco de sus diputados se dedican al sector privado como así lo hace Elso Delgado, que es administrador único de Delgado Arce y Abogados. Otro caso sonado es el de la Ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina,  que es titular de una planta fotovoltaica.

En Unidos Podemos destacan Pablo Iglesias, que realiza charlas, conferencias, y es director y presentador en LaTuerka, concretamente en el programa Fort Apache. Otro dirigente destacado que cobra del sector privado es Carolina Bescansa desarrolla investigaciones sociológicas. Ambos parlamentarios de Podemos tienen una limitación estatutaria de sueldo equivalente a tres veces el salario mínimo. 

En Ciudadanos abundan también los casos,  como es el caso de José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos, que es administrador único de Mábex Gestion SL dedicada a la asesoría jurídica o Juan Carlos Girauta, que escribe una columna semanalmente en EL ESPAÑOL. Otros nombres destacados son el de Melisa Rodríguez, que es diseñadora de joyas; Patricia Reyes que es administradora de Yatay ediciones y a su vez hay dos actores, Toni Cantó, o Félix Álvarez, más conocido como ‹Felisuco›, que al estar integradas en actividades ‘artísticas’ no plantearían tantas dudas. 

Origen: PP, Unidos Podemos y Ciudadanos votan juntos para que los diputados puedan cobrar del sector privado

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s