Inauguración del 39º Congreso Federal del PSOE (VÍDEO) – Caras largas entre los barones que se resisten a dejar paso a un PSOE renovado en la izquierda

Había consigna de máxima unidad y cero polémicas, pero el congreso que confirmará a Pedro Sánchez de nuevo como Secretario General del PSOE ha dejado, en su primera jornada, la imagen de un partido aún descompuesto. Los saludos, conversaciones y gestos, muy fríos, avanzan la fotografía de un socialismo que necesitará tiempo para enfilar la senda de la normalización.

Los saludos, conversaciones y gestos, muy fríos, avanzan la fotografía de un socialismo que necesitará tiempo para enfilar la senda de la normalización.

La lista de asistentes ha sido amplia, sobre todo, en lo referido a la ‘vieja guardia’, alienada en campaña con Susana Díaz. Pero las ausencias han sido destacadas. Felipe González, de viaje en Colombia como verificador del proceso de paz, se ha disculpado en un vídeo, tan breve-apenas un minuto- y distante que dejó una sensación enrarecida en el plenario. González se dirigió a la nueva Ejecutiva, y también, expresamente, al nuevo secretario general, a quienes pidió que devolviesen al PSOE el “carácter” de “primera fuerza”. “España nos necesita y también la socialdemocracia europea”, concluyó el exdirigente socialista.

En primera fila, José Luis Rodríguez Zapatero y el ex vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba, apenas cruzaron palabra con Sánchez, pese a situarse en los asientos contiguos. Antes, incluso, habían accedido al Palacio de Congresos por la puerta de atrás.

La consigna ante este cónclave ha sido, en cambio, de máxima unidad, y tanto desde el equipo de Pedro Sánchez, como de Susana Díaz, se había dado en estas semanas una orden de cierre de filas.

“Me he propuesto que este Congreso sea donde no nos enzarcemos a la primera de cambio ni haya mal rollo”, resumió a su llegada el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

La propia Susana Díaz mostró su apoyo a la nueva dirección y aseguró suscribir “íntegramente” la intervención del portavoz en el Congreso, José Luis Ábalos, en relación a los próximos pasos del PSOE y la posibilidad de una moción de censura.

El clima entre uno y otro ‘bando’ dista aún de la reconciliación. Una prueba visible es la escasísima integración en la Ejecutiva. De los nombres conocidos, no hay caras visibles del ‘susanismo’ y las intenciones de incluir a afines a Díaz son mínimas.

A su llegada, la presidenta de la Junta despejó cualquier reproche en este tema asegurando que Sánchez “se querrá rodear de los mejores” y que la nueva dirección le parecerá bien. Pero, en cualquier caso, la desconfianza mutua existe. Díaz ha adelantado su congreso regional para blindarse en la Junta de Andalucía y evitar al máximo las injerencias de Sánchez.

Sí existe, sin embargo, intención de respetar las ‘cuotas territoriales’ de los miembros que formarán parte del nuevo Comité Federal. Y, en este sentido, la federación andaluza mantendrá su “cuota de poder” en este órgano de decisión. Es decir unos 18 miembros que será elegidos a través del ‘cónclave regional andaluz’. Algo

También se esperan debates en algunos asuntos relevantes, y en especial, en el planteamiento territorial.

Sánchez no piensa renunciar al concepto de ‘Estado plurinacional’, que incluyó ya en el primer borrador de su proyecto político, ‘Por una nueva socialdemocracia’, y que levantó las críticas de los barones.

Las posturas siguen cruzadas. En sus primeras declaraciones en el cónclave, Díaz advirtió de que “la soberanía nacional reside en todos los españoles” y que ella “solo suscribe el artículo 2 de la Constitución”. Pero es que Díaz tiene que desaparecer cuanto antes de la primera fila de la política. Está acabada y solo traerá declive al PSOE andaluz si no se la aparta a tiempo. Lo mismo puede decirse de los demás barones territoriales derechistas, que ya perdieron las mayorías absolutas en sus territorios y que necesitan ser reemplazados con urgencia por caras nuevas que den una idea de un PSOE de verdad renovado y de vuelta a la izquierda

Antes, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, habló en cambio de la “diversidad de sentimientos nacionales” y apostó por que el cónclave dé un “mensaje claro” a los catalanes de la voluntad de aportar una solución al “problema” en Cataluña, reconociendo la plurinacionalidad.

“Creo que la idea de nación tiene que ver con un sentimiento, hemos que encontrar la manera de que los diversos sentimientos nacionales de España se encuentren recogidos por la Constitución, encontraremos la fórmula más adecuada para hacerlo, pero lo importante no es eso”, consideró Iceta.

FUENTE: OKDiario.

Pero pese a todo, José Luis Rodríguez Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba y Joaquín Almunia han flanqueado en primera fila al nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en la inauguración del 39 Congreso del partido. Un cónclave en el que no se escuchará informe por parte de la Comisión Gestora que durante ocho meses y medio ha llevado las riendas de la formación.

Con gesto serio, Zapatero y Rubalcaba han escuchado citar sus nombres pero no se han puesto en pie. En el plenario, y en contra de lo que algunos esperaban, no ha habido ni abucheos ni gestos de desaprobación.

Los delegados del PSOE han recibido al nuevo secretario general con una larga ovación y gritos de “¡presidente, presidente!”.

Tras su llegada al plenario del Palacio de Congresos de Madrid, los compromisarios han brindado a Sánchez un aplauso cerrado mientras bajaba por las escaleras junto a la que va a ser vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, y la presidenta del partido, Cristina Narbona.

Los presidentes autonómicos (denostados barones) también han acudido a la cita: el asturiano Javier Fernández que presidió la Gestora y que ahora se ha sumido en el más férreo de los silencios; el castellano manchego, Emiliano García Page; el extremeño, Guillermo Fernández Vara, que ahora presidirá el Consejo Territorial del partido en su nueva etapa; la andaluza, y rival derrotada por Sánchez en las primarias, Susana Díaz, que ahora opta por repetir que todo lo que haga el nuevo secretario general le parecerá bien (hasta que monte otra, si la dejan); el aragonés, Javier Lambán, y la balear, Francina Armengol. Todos menos el valenciano, Ximo Puig.

El presidente del 39 Congreso, Luis Tudanca, secretario general de los socialistas de Castilla y León, ha abierto el cónclave proclamando que el partido “se ha puesto en hora para construir una sociedad mejor”.

Ha alentado a los casi mil delegados que asisten al encuentro recordando que el socialismo es una mezcla de “utopía y realidad” y ha apostado por un nuevo proyecto político que ofrezca “esperanza a millones de progresistas”.

Ha pedido “más unidad que nunca” para gobernar “lo antes posible el país” y convertirlo en una “tierra de oportunidades y con instituciones decentes”. Con sus palabras se ha hecho eco de las pronunciadas por la nueva vicesecretaria general del partido, Adriana Lastra, para la que el PSOE en este Congreso “pone rumbo a La Moncloa“.

 

Manos libres para dirigir el PSOE

 Tras los dos años más convulsos en la historia en democracia del PSOE, pocos podrían haber previsto hace unos meses que el 39º Congreso Federal iba a ser tan pacífico como parece que se presenta el cónclave que empieza hoy en Madrid. Sobre todo habiendo ganado las primarias Pedro Sánchez, el candidato al que gran parte del partido -casi todo el poder territorial y la vieja guardia- atribuía un supuesto riesgo de podemización y de implosión interna.

El rotundo resultado de la consulta a la militancia -Sánchez ganó en 17 de las 19 federaciones por 10 puntos de diferencia sobre Susana Díaz- ha servido para que las aguas se calmen pronto. Díaz decretó el fin del susanismo pocos días después de las primarias. Y aseguró que, a partir de entonces, «todos estamos con Pedro».

Y así ha sido. Los barones críticos se han replegado y no han planteado batalla ni en los congresillos para elegir a los delegados del cónclave federal, ni por los nombres de la Ejecutiva -se conoce casi toda-, ni casi por el contenido de la ponencia marco. De hecho, el PSOE asumirá probablemente hoy que España es «un Estado plurinacional» casi sin rechistar, a pesar de la polvareda que levantaron los barones cuando Sánchez presentó su propuesta en febrero.

La entrada del presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, como presidente del Consejo de Política Federal ha sentado muy bien entre los barones críticos. Al igual que el discurso del que a partir de mañana será secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, en la moción de censura de Podemos.

El equipo de Pedro Sánchez está manteniendo contactos esta semana con el número dos del PSOE andaluz, Juan Cornejo, para integrar también a representantes próximos a Susana Díaz tanto en la Ejecutiva como en el Comité Federal. Además, un diputado andaluz entrará en la dirección del Grupo Socialista en el Congreso, ya que todos dan por segura la salida del secretario general del PSOE de Málaga, Miguel Ángel Heredia.

Hasta ahora, Sánchez ha podido hacer el equipo que ha querido, con las manos totalmente libres. De hecho, va a contar con una mayoría abrumadora de fieles tanto en la Ejecutiva como en el Comité Federal.

A todos los nombres que se han conocido durante toda la semana se sumarán hoy, como ha podido saber EL MUNDO, la aragonesa Susana Sumelzo como responsable de Política Municipal; Andrés Perellócomo secretario de Justicia y Libertades, y Hugo Morán como secretario de Medio Ambiente, un puesto que ya ocupó en la dirección de Pérez Rubalcaba.

El PSOE aprobará este fin de semana -salvo sorpresa de última hora- que España es «un Estado plurinacional». Con la salvaguarda de que existe una única soberanía, la soberanía nacional, lo que hace inviable un referéndum de independencia.

El equipo de Sánchez ha limado la ponencia marco para eliminar las referencias más ácidas que incluían, por ejemplo, las críticas a la Gestora y su extralimitación de funciones. De esta forma, pretenden no reabrir heridas, cerrar la crisis interna que ya dura ocho meses y hacer más fácilmente asumible la ponencia para todo el partido.

FUENTE: El Mundo.

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s