Voto cautivo. Por Manuel Vicente, Coordinador de UPYD en Andalucía: “En el país de los ciegos de la política andaluza, la tuerta es la reina, pero de ahí a querer convertirla en ‘ganadora de elecciones’ es una exageración de corto recorrido que va a necesitar para su sostenimiento mucho más que voto cautivo y artimañas fulleras. Aunque, mientras tenga un tonto útil que le haga de muleta, no tendrá problema para mantener lo único que les importa: el poder” – galeriaadnmagenta.blog

27/05/2017.-

Hubo una vez en que el Partido Popular tuvo realmente interés en hacerse con la Presidencia de la Junta de Andalucía. Eran los tiempos en los que Javier Arenas aún tenía ímpetu por labrar una carrera política ascendente, aunque para ello tuviera que enfrentarse a maestros socialistas del maquiavelismo como Luis Pizarro, José Caballos y Gaspar Zarrías, triunvirato provinciano sobre el que se asentaba el liderazgo de Manuel Chaves. Por aquellas fechas, Arenas osaba hablar del voto cautivo del PSOE, aquel que se compraba a base de subvenciones, de repartir fondos para inútiles cursos de formación profesional, de promover regulaciones de empleo en empresas en crisis a cambio de paz social; ¿les suena?

A Arenas y a todos aquellos que clamaron contra el voto cautivo, el tiempo y los tribunales les han dado la razón, aunque por aquellos entonces el hábil Zarrías arengaba a los andaluces para que denostaran a ese señorito sevillano de la derecha que les ofendía en su dignidad al catalogarles como ‘apesebrados’ que vendían sus votos por unas migajas. La desfachatez del otrora patrón del socialismo jiennense sólo era equiparable a la de su entonces jefe Manuel Chaves, quien negaba una y mil veces que su criterio para configurar los gobiernos fueran las cuotas y, sin embargo, aún resuenan en San Telmo sus gritos pidiendo “una mujer de Almería para la Consejería de Medio Ambiente”.

Para alivio de los socialistas, la constatación innegable de la existencia del voto cautivo se produce con el PP instalado cómodamente en la consejería de la oposición y sin contar con el empuje de un líder carismático capaz de poner en dificultades su mayoría minoritaria. Nadie en las filas populares está hoy en día capacitado para clamar contra las malas artes, coacciones, chantajes, amenazas y maniobras de extorsión que utiliza la clase dirigente del PSOE de Andalucía en cualquier tipo de contienda, ya sea interna o externa. ¿Qué socialista va a tener ahora la desfachatez de negar que todas las trampas y fullerías que se han puesto de manifiesto en sus últimas primarias son exactamente las mismas que utilizan cuando llegan las elecciones autonómicas o municipales?

La única diferencia entre lo que ocurría en los tiempos de Zarrías y cía y lo que ocurre ahora es que los jueces y la crisis económica han puesto cierto limite al dispendio de dinero público, de manera que la poderosa máquina de ganar elecciones por mayoría absoluta está falta de combustible, por mucho que algunos hayan querido presentar a Susana Díaz como alguien que gana elecciones.

La hoy presidenta de la Junta de Andalucía ha querido hacer alarde una vez más de su dominio en conseguir el poder por decisión directa y salir triunfante posteriormente en votaciones plebiscitarias que ella misma controla. En la reciente votación para la Secretaría General del PSOE no ha podido evitar el sonoro fracaso del que se salvó in extremis en las elecciones andaluzas de 2015, cuando los ángeles socialistas de la guardia se le aparecieron para ponerle en su camino como principal contrincante a un desconocido candidato del PP, Juanma Moreno, que perdió 17 escaños de una tacada. En el país de los ciegos de la política andaluza, la tuerta es la reina, pero de ahí a querer convertirla en “ganadora de elecciones” es una exageración de corto recorrido que va a necesitar para su sostenimiento mucho más que voto cautivo y artimañas fulleras. Aunque, mientras tenga un tonto útil que le haga de muleta, no tendrá problema para mantener lo único que les importa: el poder.

Manuel Vicente

Coordinador de UPYD en Andalucía

Origen: Voto cautivo – Diario de medios y razones

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s