Susana Díaz Cae (42): Los escándalos que la salpican de los que nadie habla – Nueva Revolución

Por Roberto Santos | Ilustración de ElKoko.

El próximo 21 de mayo, el PSOE tendrá que elegir su destino y las opciones son claras, la militancia socialista tendrá que elegir entre Susana Díaz, la candidata del aparato, el establishment y la “trama” o Pedro Sánchez, el repudiado y expulsado por el aparato, al que daban por muerto políticamente y que lejos de estar realmente muerto, está muy vivo y dando la batalla a la que siempre ha sido su principal rival en el partido, Susana Díaz.

Por ello, hoy os quiero volver a hablar de Susana Díaz y de todas esas otras cosas que le salpican directamente y que parece que la mayoría de medios han decidido olvidar u obviar deliberadamente para facilitarle el camino a la gloria a quién quizás no la merezca.

Hay muchas cosas que se pueden decir de la señora Díaz, de hecho, en los últimos días no son pocas las informaciones que me han llegado respecto a ella, informaciones que no le dejan en buen lugar, pero que a día de hoy aún no he podido contrastar, por lo que voy a hablaros de lo que sí, de esos casos que están ahí y que parece que han caído en el olvido, eclipsados quizás, por los incesantes casos de corrupción del PP.

Empezaré por hablaros de una información publicada por el diario El Mundo, el 25 de septiembre de 2016, en ella hablaban de que entre los años 2013, 2014 y 2015, Andalucía dejó de percibir 600 millones de euros, correspondientes a los fondos que perdió la comunidad autónoma andaluza por la decisión de la presidenta de la Junta de no convocar ayudas para los cursos de formación de la comunidad con más paro de toda España.

Según la interventora adjunta a la Intervención General del área de Control y Fondos Europeos y Subvenciones del Gobierno regional, María Teresa Arrieta Viñals, en la comisión de investigación que se hizo en la Junta, el 14 de marzo de 2016, el Gobierno regional llevaba desde 2014 sin recibir un solo euro del Fondo Social Europeo porque la Comisión Europea no se fiaba de que no fuese a acabar en bolsillos inapropiados, dados los antecedentes de los EREs y los cursos de formación.
Además, habló abiertamente de “desconfianza” por parte de la UE, aunque no quiso cuantificar el dinero perdido por la mala praxis de la Junta. Al parecer, la situación llegó a ser tan grave, que en 2015 el consejero de Economía y Empleo, José Sánchez Maldonado, tuvo que viajar de forma discreta a Bruselas para tratar de convencer a las autoridades comunitarias de que reanudaran la inyección de fondos a Andalucía.

Es importante señalar que Díaz no resultó señalada como responsable política del presunto fraude de los cursos gracias a Ciudadanos, que tuvo el voto decisivo para salvarla y no incluirla en la lista de culpables que encabezan sus principales mentores José Antonio Griñán y Manuel Chaves.

Ojo, porque durante la gestión de Susana Díaz no han dejado de aparecer casos de corrupción, como el que en su momento desveló la prensa sobre una supuesta trama de corrupción que afecta directamente al gobierno andaluz por la gestión de los avales de la Agencia IDEA a empresas seleccionadas a discreción, por la que están imputados ni más ni menos que cuatro altos cargos de la Junta, entre ellos el exconsejero de Innovación Martín Soler.

Y por si fuera poco, también está el caso Bahía Competitiva, por un supuesto fraude de un entramado de empresas que recibieron 25 millones de euros de ayudas del Estado para proyectos empresariales en Cádiz que nunca se llevaron a cabo. Este caso es tan turbio que según los investigadores, el dinero de Bahía Competitiva acabó vinculado a distintas empresas erradicadas en paraísos fiscales y que en muchos casos, pasaron también por el despacho de abogados Mossack-Fonseca, que a su vez está relacionado con el caso de los Papeles de Panamá.

¿No tiene ninguna responsabilidad la presidenta de la Junta sobre lo que pasa bajo su mandato? Claramente ella cree que no, porque además se siente capacitada para dirigir el PSOE y hasta el país llegado el caso.

Pero, no, aún no he terminado de hablaros de la candidata Díaz, que ayer mismo fue llamada “gusana” por el senador de Compromís, Carles Mulet, a la vez que rompía su foto, y hace unos días volvió a ser noticia en el Digital Sevilla, que en este caso hablaba de corrupción en Extremadura, asegurando que se estaba tapando este caso para evitar que afecte a la campaña de Susana ya que podría manchar la imagen de Vara, uno de los principales valedores de la presidenta andaluza.

El próximo 22 de mayo, justo al día siguiente de las primarias socialistas, comenzará en Mérida, sede de la Audiencia de Extremadura, el juicio contra tres máximos directivos históricos de la institución ferial de la región: José Viñuelas, José Villa y Juan Francisco Cerrato, presidente, director financiero y administrador de la FEVAL.

Se les acusa de falsificación reiterada de documentos públicos, malversación de caudal y prevaricación. Fueron detenidos en 2013 tras cerrarse la investigación que demostraba la alteración ventajista de la contabilidad en provecho propio, contrataciones altamente sospechosas y asesoramientos ficticios.
Los tres acusados montaron un supuesto centro tecnológico más virtual que real en el que no podía faltar una lujosa piscina con jacuzzi para combatir el estrés de un trabajo tan duro como dirigir las exposiciones de la Feria. Según consta en el sumario, Viñuelas era enormemente generoso en la organización de mariscadas opíparas en su pueblo, Don Benito, del que llegó a ser alcalde. El encausado pasó primero por la extinta UCD, se hizo luego independiente y terminó abriéndose hueco en el Partido Socialista extremeño.
El fiscal pide para Viñuelas más de 25 años de cárcel, 15 para Juan Francisco Cerrato y 9 para José Villa.

También hemos conocido recientemente un informe de la UCO en el que se muestra cómo la Junta ha obstruido la investigación del fraude de la formación en el caso del exsecretario de organización del PSOE andaluz, Rafael Velasco.

Además, el PP andaluz acusó a la Junta de falta de colaboración con la justicia en el caso del fraude de la formación, ya que al parecer un informe de la UCO demuestra que la Junta ha tardado dos años en entregar documentación solicitada sobre la empresa de la esposa del exsecretario de Organización del PSOE andaluz, número 2 del mismo, antes de Susana Díaz. Es más, cuando lo ha entregado por fin, lo ha entregado incompleto.

Por otro lado, la mina de Aznalcóllar parece que puede acabar convirtiéndose en un auténtico dolor de cabeza para la presidenta, la juez Alaya ha conseguido que los correos electrónicos privados de los altos cargos que consintieron la adjudicación de explotación de Aznalcóllar a una empresa “amiga”, pasen a disposición judicial, lo que puede acabar teniendo consecuencias importantes si se demuestra que se dieron indicaciones desde la Junta para favorecer a la empresa adjudicataria, tanto así que podría acabar en la anulación de la concesión.

¿Por qué el PP, el establishment y el aparato socialista prefieren a Susana Díaz?

Susana, como no podría ser de otra manera, cuenta con el apoyo de Felipe González, que también se ha visto salpicado por la corrupción en sus 16 años como presidente del Gobierno de España y del PP, el partido que nos ha conseguido estomagar con un caso de corrupción tras otro en los últimos años y que aún sigue haciéndolo cada día que pasa.

¿Por qué el PP, el establishment y el aparato socialista prefieren a Susana Díaz? ¿Qué les une a todos? No seré yo quien junte los puntos para ver el dibujo que sale de ahí, porque me parece obvio y cada cual es libre de sacar sus propias conclusiones. Pero sería bueno que las bases socialistas tengan en cuenta todo antes de votar a un candidato u otro, porque se les puede llegar a atragantar seriamente la elección.

A parte, sería bueno recordar como a la orden de Felipe González, Susana pudo perpetrar el golpe contra Pedro Sánchez, el mismo al que un día eligió y dio el visto bueno como candidato para que le fuese abriendo el camino y quitar de en medio a Eduardo Madina, su primera piedra en el zapato para alcanzar el poder absoluto en el PSOE.

Hoy, con el camino menos despejado de lo que ella misma esperaba y con un Pedro Sánchez enfrente que se resiste a morir y que ha conseguido devolver la ilusión a parte de la militancia y de los votantes del PSOE, a la vez que ha escenificado la desconexión clara entre las bases, el electorado y el aparato socialista, apostando su supervivencia política a un claro giro a la izquierda en su discurso, que ya sea real o pretendido, le está dando muy buenos resultados. Mientras, Susana, se queda estancada en su discurso de unión de un PSOE claramente fragmentado y de su aversión a Podemos que contrasta con su leve, por no decir nula, beligerancia contra la corrupción del PP.

El 21 de mayo el PSOE decidirá su futuro y después será su electorado el que diga si han acertado o se han equivocado en su elección, porque lo que está claro es que aún ganando el próximo 21 cualquiera de los dos, aún le queda mucho camino por andar al PSOE si de verdad pretende volver a ser una opción de gobierno y no acabar como sus homólogos franceses o griegos. Pero eso es otra historia y aún está por ver.

Origen: Susana Díaz y los escándalos que le salpican de los que nadie habla – Nueva Revolución

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s