¡Viva el vino! C’s y la gestora lo sirven frío en el Festival de corrupción del PP

Mariano Rajoy lleva tranquilamente gobernando más de 5 años y en el nuevo mandato, casi cuatro meses gracias al apoyo expreso de Ciudadanos, que no iba a investir a Rajoy pero al final sí lo hizo, y la abstención del PSOE, tras el ‘golpe’ del aparato orquestado por Susana Díaz.

El partido que sustenta al gobierno, el PP, lleva una temporadita en la que no termina de salir de los juzgados, de las portadas de los periódicos y las tertulias de las televisiones. ¿Por qué será? “Está lloviendo mucho”, suele decir Don Mariano cuando los periodistas le van a hacer alguna pregunta incómoda. Se trata de no dar explicaciones a los ciudadanos, eso sería transparencia y responsabilidad política pero a sus votantes no le importa. Se santiguan y luego votan con fervor aunque cada día se sepa que algún dirigente señalado del PP está inmerso en cualquier trama corrupta. No importa, esta indolencia pasa también en Andalucía por ejemplo, con ese partido, el PSOE andaluz, que comparte el podio con CiU y el PP, por la afición por los rotativos y los juzgados.

Rajoy ha tenido últimamente diputados nacionales y autonómicos, senadores, alcaldes, incluso consejeros europeos, todo lo que haga falta, el propio partido imputado, ¿Por qué no? Si no pasa nada. No va a perder un voto. ¿Para qué preocuparse? Tres Padres Nuestros y un Ave María, y asunto resuelto. Volquete por aquí, maletín por allá, Esperanza que sale a decir cualquier cosa para crear cortina de humo y seguimos para bingo.

No importa que el presidente del Gobierno le dijera a Bárcenas, cuando se sabía que tenía 42 millones de euros en Suiza, “Luis sé fuerte, hacemos lo que podemos”. Ahí está Ciudadanos y la gestora del PSOE para pagar las fantas, y sacar brillo a los zapatos. No importa que la Policía haya entrado en Génova, o que se borraran los registros de entrada de constructores en la sede popular, o que se destruyeran los discos duros. Nada, si el partido está imputado por blanqueo de capitales, encubrimiento y daños informáticos es fruto de algún chubasco, agua pasajera, nada más. La lista es curiosa: Pedro Gómez de la Serna, al que Mariano mantuvo como candidato electoral y fue diputado, y Gustavo de Arístegui, ex embajador de España en la India, imputados por delitos de corrupción. Acuamed, la empresa pública dependiente del Ministerio de Agricultura, con altos cargos del ministerio involucrados por formar una trama que supuestamente favorecía a constructoras como FCC, Accion o Abengoa. Además este caso afectaba a Arias Cañete, pero no pasa nada. A principios del 2016 saltaron dos organizaciones criminales dentro del PP en una semana, pero Mariano aguantó.

El partido días después estaba imputado por destruir los ordenadores de Bárcenas antes de darlos al juez que investigaba la ‘caja B del PP’. Esto es colaboración con la justicia, tras pedir además la nulidad del caso, y otras artimañas para retrasar el juicio. El partido tendría que dar explicaciones por supuestos delitos de encubrimiento y daños informáticos, pero esto no es importante, “Me gusta Málaga porque está llena de malagueños” dijo el presidente.

En los ‘Papeles de Bárcenas’, se descubrió las donaciones de empresarios recogidas por el tesorero del PP, un dinero que iba a pagar las campañas electorales que coordinaba, por ejemplo Ana Mato, por eso conocía a Correa, Crespo y El Bigotes. También algunos nombres importantes del partido recibían supuestamente unos sobres aliñados de euros negros pero es bonito que a alguien le escriba ¿no?

Por otro lado saltó el 22 de enero de 2016 la ‘Operación Taula” contra la presunta financiación del PP valenciano con cobro de comisiones, blanqueo de capitales y otras tantas acciones benéficas del partido. Hace un año, el 11 de febrero de 2016 la Guardia Civil registraba la sede del PP de Madrid y vimos a Esperanza Aguirre con la carita un poco desencajada. Entonces no hizo bromas ni chascarrillos, estaba con los ojos perdidos. El juez Eloy Velasco, que dirige la ‘Operación Púnica’, por la que Francisco Granados está en la cárcel, tenía indicios que el empresario Javier López Madrid había pagado al PP de Madrid y otros asuntillos.

Aguirre se quitó de presidenta del PP madrileño, pero no se fue a su casa y se tapó con una almohada la cabeza. Siguió dando lecciones esta señora. Y los medios entran en el juego de la Marquesa y la siguen cada vez que hace o dice alguna barbaridad para llamar la atención.

Financiación irregular, corrupción, blanqueo o cohecho, no estaba mal para un partido de gobierno al que iban a apoyar Ciudadanos y PSOE sin pensarlo. Así están las cosas. Y me faltan el 80% de los casos, con los Ignacio González, Fabra, Matas, Rato, Trillo, Soria, Bankia, Preferentes, caso Brugal, caso Gürtel en sus distintas vertientes regionales y piezas por años, y muchos más bajo las alas de la carroñera gaviota del partido del gobierno.

Y todo ello aliñado con la amnistía fiscal de Montoro, al que Rajoy premia manteniendo en el cargo, y la Ley Berlusconi, para que los jueces no tengan tiempo de investigar y los políticos corruptos se libren. Pero Ciudadano y el PSOE de la gestora están ‘tranquis’. El otro día se descubrió un lápiz de memoria en un cajón con información de los Pujol, que se mantienen libres, pero tampoco es para ponerse así.

A ver si el PSOE deja de ser un esclavo de Rajoy y se limpia de una vez de arriba abajo, empezando por el partido de Susana, el PSUSA, siguiendo por CiU, y terminando por el Gran Khan de los juzgados, el PP.

Rajoy sabe que la gente se satura con las noticias, y deja que el tiempo lo borre todo. Además cuenta con sus agentes mediáticos que lo difuminan todo para que la corrupción sea algo normal y generalizada. Lluvia, nubes, niebla, el humo del puro, y Marhuenda ‘On Fire’ en todas las tertulias del país.

Pero no debería ser así, la gente votó cambio, y a pesar del ‘golpe’ de la vieja ‘Familia’ socialista, para tapar sus vergüenzas mutuas con el PP, se puede enderezar el rumbo en unos meses y que Iglesias, Rivera y Sánchez se pongan de acuerdo de una santa vez para acabar con esto. La paciencia de la gente tiene un límite, y Don Mariano, se está riendo demasiado. A ver si alguien le dice que se monte en su Ovni Plasmatrón y desaparece de una vez orbitando con los ojos muy abiertos y gritando su legado político: ¡Viva el vino!

Origen: ¡Viva el vino! C’s y la gestora lo sirven frío en el Festival de corrupción del PP

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s