HORÓSCOPOS: horóscopo semanal de la semana del 5 al 11 de octubre de 2015

Horóscopos | Semana del 5 al 11 de octubre  de 2015

ARIES (Marzo 21-Abril 19): Deja de hablar todo el rato como si tuvieras la boca llena. Ya es difícil entenderte porque tienes la mente como un cajón de sastre muy desastrado, y claro, de ahí no se puede sacar nada en limpio. Pero si encima lo complicas aún más con tu vocalización deficiente no te extrañe que tu vida social esté más en ruinas que nunca. Por no hablar del pequeño problemilla de tu ‘aliento’. Vertedero, albañal, basurero, estercolero, muladar,… son todas ideas que fácilmente pueden acudir a la mente de tu interlocutor cuando te encaras con algún pobre desgraciado y tratas de comunicarte. ¿No has notado cómo el pasillo de oficinas se despeja en cuanto empiezas a atravesarlo? Y tú, infeliz, creyendo que era debido a tu imponente presencia. Sí, sí, seguro.

TAURO (Abril 20-Mayo 20):  Ni te atrevas a tocar ese dinero. Ni pienses en posibles inversiones. No pienses en nada, de hecho, deja la mente en blanco. Y busca un asesor responsable. Y eso no incluye a tu amigote favorito, que es incluso más desastre que tú cuando se trata de manejar las pelas. Existe un grave riesgo de bancarrota en cuestión de horas. Para una vez que tienes un pelín de suerte y la diosa Fortuna te favorece con una propinilla, no hagas que desaparezca. Deja ese dinero quieto. No… no… ¡NO!… aguanta… resiste a la tentación. Piensa en otra cosa, rápido, piensa en otra cosa. Cualquier otra cosa que no tenga que ver con el dinero. Dinero, la palabra maldita. Déjalo. TRANQUI, quieto. Si tocas ese dinero estás muerto. Aaaaaarrrggggg, ¡para ya!

GÉMINIS (Mayo 21-Junio 20):  Estás venga a darle vueltas y vueltas a tu situación amorosa, que pareces una peonza mareada y a punto de echar la pota. Reproduces en tu cabeza una y otra vez los diálogos estúpidos y romanticoides que querrías mantener con ese “pedacito de cielo” del que te has enamorado. ¡Mira que eres cursi, pringao! Y además, no has pensado con el suficiente cuidado en las consecuencias bilaterales de un ataque masivo frontal a tu objetivo. Entre otras, una denuncia judicial por intento de abusos en el juzgado o que tu amorsito -ese no, el de siempre- te pille en medio del fregado y acabéis con sendas demandas por violencia de género intercambiadas entre vosotros, mientras cada uno se cura a su manera el ojo morado que el otro le habrá puesto. ¿De verdad compensa un calentamiento tonto de otoño tanto estrés, tanta ansiedad y, en suma, tanto culebrón? Diríamos que no.

CÁNCER (Junio 21-Julio 22): No hay forma de que esta semana te enteres de algo. Estarás en la higuera, más alelao que alguno que baila la música del telediario. Entérate. Si alguien no te devuelve mensajes de Whatsapp, SMS, emails, y llamadas de teléfono, puede que no quiera comunicarse contigo, Sherlock. De todas maneras, tampoco te iba a servir de mucha ayuda. El follón que tienes montado ahora mismo no hay cristiano que lo arregle. Toda esa tarea pendiente lo mismo la podías llevar al vertedero central de la provincia y allí dejarla ‘olvidada’. Total, el resultado va a ser el mismo. Resígnate y empieza a practicar de rodillas en el salón de tu casa cómo se lo vas a confesar a tu jefe. Balancéate hacia delante y hacia atrás y entona un canto del tipo plañidera. No hace falta que tenga letra, con el tono gemebundo ya debería bastar. Unas cuantas lagrimillas corriendo por tus macilentas mejillas serían la guinda del pastel.

LEO (Julio 23-Agosto 22): ¡Puede que algún día de esta semana tengas una de las mejores juergas de tu vida! Oh yeah.  Si es que esas bacanales inesperadas son las mejores. Tú ahí tan tranquilito en tus pantuflas de andar por casa, y pocas horas más tardes, cuando el humo se despeje, la franchachela habrá sido tan descomunal que poco quedará de tus posesiones terrenales y tu cuerpesito serrano, pero que te quiten lo ‘bailao’, ¡y olé! Algún día, cuando sean lo suficientes mayores -más de 30- se lo contarás a tus nietos. Por cierto, no te sorprendas si te llegan una o dos facturillas sobre unos altavoces gigantes que te cargaste cuando ibas pedo. Son daños colaterales. Haz como la CIA y pasa del tema. Niégalo todo.

VIRGO (Agosto 23-Septiembre 22): Vaya, por fin te las arreglas para solucionar algo. Y mira que tienes dónde elegir. Alguna vez se te tenía que encender el piloto automático. Pero eso no quita que el resto de tus desastres te persiga como a un perro callejero las pulgas. De forma que ten previsto un montón de ratos incómodos a medida que  se sucedan los próximos días. Cuando un marrón acabe de agobiarte, empezará el siguiente. Y reza para que no se congreguen dos o tres a la vez, modo manifestación sindical. Si se da el caso, entonces es cuando empezarás a estar auténticamente jodido. Lo más frustrante es que la mayoría de la gente no entenderá por qué te ves tan agobiado. Tal vez porque de tanto justificarte te has quedado ronco perdido, y suenas como E.T. borracho.

LIBRA (Septiembre 23-Octubre 22): Vas por ahí últimamente revelando tus más íntimos secretos y pidiendo análisis psicológicos gratuitos de tu desazón a íntimos y no tan íntimos. Da un poco de vergüenza ajena, la verdad. Porque propia, la verdad, tú no pareces tener mucha. Lo de difundir lo de tus ladillas como si fuera trending topic no te ha quedado muy elegante, entre algunas otras de tus recientes hazañas. ¿Y si te callaras un ratito, rico? Mete la lengua detrás de tus dientes, y no la muevas salvo caso in extremis de asfixia, OK? Además, que sepas que más de uno de tus amigos está considerando la solución última contigo, hartos de oírte babear tus estupideces. Nadie se atreve a decirte el ‘cállate, cállate, cállate, que me dessespeeeraaaas”, pero ganas no les faltan, no.

ESCORPIO (Octubre 23-Noviembre 21): No pongas tu dinero donde el corazón te lleve. Tampoco inviertas donde tú aconsejas a otros invertir. Va a ser una ruina. Me dirás indignado que gracias a tus consejos la gente ha hecho mucho dinero. Ya, pero ha sido por hacer justo lo contrario de lo que recomendaba. Apuesta segura. Ah, ¿que no lo sabías? Bueno, pues ahora lo sabes. Si es que no vales mucho para eso que llaman pensar. En cuanto pones en marcha la mente, es un auténtico desperdicio de tiempo y esfuerzo. Yo que tú la clausuraría para siempre, y me dedicaría a vivir al estilo Forrest Gump. Ese es tu camino. Llegarás lejos si te haces el tonto, vives como tonto y, en suma, eres tonto.

SAGITARIO (Noviembre 22-Diciembre 21): Hablas y hablas y hablas, farfullas, murmuras, rezongas, balbuces, barbotas, cuchicheas, tartajeas y similares. Pero de pegar sello, na de na. Deja la boca en paz y pon a trabajar tronco, brazos y piernas (y no todo el tronco, hay partes que mejor no meneallas, tú ya entiendes). Que ya no sabes si tienes extremidades o las sueñas, de tanta falta de uso. Pedazo de carne con ojos, eso es lo que eres. Que te va a pasar como aquel que, cuando se murió, sus amigos le pusieron en la lápida de la tumba: “Aquí continúa descansando…”. No se puede tener un cuerpo más vago que el tuyo, que lo has entrenado a conciencia, eso no se te puede negar. Te me pones a funcionar en este momento, o te avisamos de que el horóscopo de la próxima semana va a ser apocalíptico, tenebroso y terrorífico. Hasta puede que te salga trabajar de ocho a cinco, no te decimos más. Luego reclamaciones a la madre superior, bien que se te avisó.

 CAPRICORNIO (Diciembre 22-Enero 19): No te extrañe que estés rodeado de gente superficial y con pocas luces, si es que te ven como a su gran maestre, y claro, te admiran. Dios los cría y ellos te persiguen. Por lo menos eres popular, anímate. Pero es que encima de tener a todos esos pelmazos dándote la murga, debes añadir todos esas cosas que necesitaste en su momento, pero que ya no necesitas. No hay forma de que te libres de ellas definitivamente, siempre vuelven. Hasta los basureros se han negado a recogerlas en su camión, por aquello de que ofenden a su orgullo profesional. Por cierto, ¿te sabes este chiste?: —Tú tienes Síndrome de Diógenes. —¡Vete a la mierda! Y si ves algo bonito allí, me avisas que paso a recogerlo.

ACUARIO (Enero 20-Febrero 18): Vas a ser la central y la madre de todos los rumores y cotilleos durante esta semana que empieza. No hay maledicencia ni comadreo del que no estés al tanto, por no hablar del elevado porcentaje de nuevas habladurías que generas tú mismo. Esta actividad te ocupa tanto tiempo que estás pensando en dimitir de tu puesto de trabajo, para dedicarte en exclusiva y a tiempo completo a Maestro de Cotorras. Nos preguntamos bajo qué epígrafe va eso en la Seguridad Social. Y el fisco… ¿cómo lo contabilizaría para ver los rendimientos que generas, por módulos o por exclusivas picantes? Qué duda.

PISCIS (Febrero 19-Marzo 20): Lo mejor es que te quedes quietecito. No muevas ni un dedo. Ni aunque pretendan obligarte tus íntimos a que despiertes del coma permanente en que usualmente te quedas sumergido. Si es que para lo que vas a hacer en los próximos días, sería mucho mejor que durmieras la mañana. Y la tarde. Por la noche puedes moverte un rato para que vuelva la sangre a tu organismo y no te quedes paralizado de forma permanente, pero nada más. Piensa que estás haciendo un servicio público si no haces nada. En caso de que desdeñes este aviso, es mejor que des parte a tu ayuntamiento para que puedan poner a tiempo el nivel de alarma en rojo bermellón e iniciar la evacuación general.

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s