Resistencia Galega ocupa ahora el lugar de ETA en el panorama terrorista nacional

GALIZA EN VEZ DE EUSKADI

El daño infligido por ETA a la sociedad española tardará años en pasar a un segundo plano después de un historial de muertes que acumula centenares de atentados.

Sin embargo la frialdad de los datos refleja que, en los últimos años, el cese de la actividad ha colocado a la banda terrorista ETA por detrás de otra en la lista de prioridades de las Fuerzas de Seguridad -como prueba basta el hecho de que la Ertzaintza haya desmantelado su unidad antiterrorista-.

Se trata de Resistencia Galega (RG), el grupo terrorista que, desde 2005, ha perpetrado 38 ataques con bomba en Galicia. La tendencia va al alza y, aunque no ha causado víctimas, la Policía ha emitido señales de alerta al detectar que el grupo incluso podría haber comprado en Portugal un pequeño arsenal de armas.

El propio director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha puesto a RG entre sus prioridades y el delegado del Gobierno, Samuel Juárez, incluso la ha equiparado con ETA. No hay más que preguntar en la Comisaría General de Información en donde ya se montado un equipo exclusivo para seguir los pasos de Resistencia Galega.

Según apunta Jorge A. Rodríguez en ‘El País’, a la banda se le atribuye «una estructura ilegal que se ocuparía de la dirección ideológica, operativa y estratégica, y otra legal —formada por personas con vida normalizada—, a la que se atribuye una afinidad al atomizado entramado del Movimento de Libertaçom Nacional Galego, que supuestamente da apoyo, dinero y cobertura».

Los mensajes policiales caminan en la misma dirección que el poder judicial ya que la Audiencia Nacional ha venido aumentando las condenas contra sus miembros.

Hasta el punto de que dos de ellos han sido penados a 18 años al aplicarles por primera vez delitos de terrorismo. Y no son pocos los jueces que piden tomarse en serio la amenaza. Su bautismo se remonta a años atrás pero su carta de presentación data de este mismo 2013 cuando una bomba casera (una olla a presión temporizada) estalló a las cuatro de la madrugada del pasado 7 de octubre en el Ayuntamiento de Beade (Ourense) —cuyo regidor, Senén Pousa (PP), se declara franquista—, y destrozó el interior de la Casa Consistorial afectando a varios inmuebles colindantes.

Fundado en 2005, el grupo se dio a conocer en vísperas del Día da Patria de Galicia con un comunicado en el que anunciaba el inicio de «acciones» para «fortalecer la lucha» con el objetivo de la independencia. Los objetivos de RG son desde Ayuntamientos hasta sedes bancarias y la Policía ya les ha pisado los talones en más de una ocasión como prueba la incautación en Ames (A Coruña) de tres bombas listas para estallar. Artefactos de mayor sofisticación y potencia de las que la Policía tenía conocimiento hasta la fecha.

VER NOTICIA COMPLETA EN BLOGS YAHOO

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s