HORÓSCOPOS: Horóscopo semanal de la semana del 29 de octubre al 4 de noviembre de 2012

Horóscopos | Semana del 29 de octubre al 4 de noviembre de 2012

ARIES (Marzo 21-Abril 19): Bueno, bueno, bueno… tan callado que te lo tenías, has caído como un pardillo en las redes del amor, y ahora eres un vulgar calzonazos. Bienvenido al club, hombre, tranquilo, somos muchos para compartir la carga de ser manipulados, ordenados, y en fin, en una palabra, mangoneados por nuestra media naranja. Adiós al Aries independiente y libre como un pajarillo. Bueno, la verdad es que te resististe más que la mayoría, no me llores, no me llores.

TAURO (Abril 20-Mayo 20): Estaba un Tauro tan tranquilo inmerso en sus labores cotidianas, haciendo lo que más le gusta, la aburrida rutina de cada día, el sol brillaba y todo era paz en su universo. Cuando… ¡zas! la hecatombre se presentó y todo se vino abajo. Un Tauro nunca aguanta lo inesperado, no sabe cómo encararlo, y además le da mucha acidez de estómago. Esta semana tendrás que agotar todas las existencias de sal de frutas y bicarbonato en tu farmacia habitual, vaya por dios.

GÉMINIS (Mayo 21-Junio 20): Primer mandamiento de tu vida, Géminis: No dejes que nadie te estropee la diversión. Nunca. Bajo ninguna circunstancia. Esta semana lo intentarán por activa y por pasiva, los muy… Aguanta, aguanta. Que en el fondo de todos estos ataques desconsiderados lo que hay en realidad es mucha envidia. Claro, como que  cuando tú montas un fiestón se recuerda durante la siguiente década… Ya les gustaría a ellos.

CÁNCER (Junio 21-Julio 22): Por fin es hora de que reserves algo de tiempo para ti mismo, que ya está bien de aguantar monsergas. Si es que a un Cáncer le gusta la compañía más que a un diputado el turno de palabra, pero eso no es excusa para que alguna vez no te tomes unas horas para meditar cómo va tu vida. Bueno, es verdad que tampoco necesitas tanto tiempo, tú y yo sabemos que va como el culo, pero de todas formas… jope, que no puede ser que hasta ir al baño solo te deprima.

LEO (Julio 23-Agosto 22): Cuidado con lo que dices y a quien se lo dices esta semana, Leo. Que hay gente muy especial que no tiene remedio, para qué vas a malgastar tiempo y energías en tu apostolado para convertirlos en personas. Es cierto que siempre acaban dañando a alguien con su actitud, pero debes entender de una vez por todas que no te compete a ti ese problema. Conque a nadar y guardar la ropa. Si es que siempre hay que repetirte lo mismo. Ni que fueras un clon del Dalai Lama, chico.

VIRGO (Agosto 23-Septiembre 22): Si te enrabietas esta semana con alguien, probablemente lo dejes hecho trizas, pero… ¿te compensa? No, hombre, no, si luego empiezas con las taquicardias, y las subidas de tensión, y las demas zarandajas, y se te monta un problemón sanitario que ni la huelga de ambulancias, vamos. A veces compensa tomar la vía del nirvana y encontrar el perfecto reposo sabiendo que todos los que te encuentras son gilipollas, yo soy gilipollas, tú también eres gilipollas, y… en fin, que estamos en familia.

LIBRA (Septiembre 23-Octubre 22): Sigue la buena racha, aunque es más bien tipo Sísifo. Sí, hombre, el gachó griego aquel obligado a empujar una piedra enorme cuesta arriba por una ladera empinada, pero antes de que alcanzase la cima de la colina la piedra siempre rodaba hacia abajo, y Sísifo tenía que empezar de nuevo desde el principio. Pues tú, desde el principio no, pero casi casi. Ánimo, ánimo, campeón, que de verdad que hay luz al final del túnel. ¿Ves ya algo?

ESCORPIO (Octubre 23-Noviembre 21): Esta semana será mejor que te mantengas un poco al margen de la acción, Escorpio, porque sino vas a recibir uno o dos cachetes que en principio no estaban destinados para ti. No será tan fácil como suena el seguir neutral, cuando a tu alrededor vuelan los machetes y las balas. Prueba a comprarte una papelera de esas de metal baratas en una tienda de chinos y encasquetártela en la cabeza. Puede salvarte de las refriegas más gordas.

SAGITARIO (Noviembre 22-Diciembre 21): Una gresca después de otra. Si tuviéramos que ser cien por cien sinceros en nuestro currículo (juajuajua que me mondo), con esa simple línea describirías tu trayectoria vital perfectamente. Y ahora se avecina una nueva escaramuza. Tu lengua ya se está preparando para soltar la próxima gran burrada en una reunión familiar o de amigos, y tus nervios se hallan a punto de estallar. Sagitario en luna llena: lo más parecido al Armagedón que ha contemplado el mundo.

CAPRICORNIO (Diciembre 22-Enero 19): Esta semana se trata de mantener la boca cerrada a toda costa, Capricornio. Porque tienes un altísimo porcentaje de probabilidades de fastidiar tu brillante futuro si la abres. ¿A santo de qué poner a caer de un burro a tus jefes o superiores por un simple error? Déjalos que metan la pata, y sonríe, si al fin y al cabo son los jefes, cercanos a la divinidad, y pueden permitirse ser más burros que tú. Y luego, tanto mentir diciendo que trabajas bien en equipo, para que al final le salga la casta al galgo, y pongas a parir a los que decías ser tus ‘queridos’ compañeros. Pero tú qué eres, ¿tu propio abogado del diablo?

ACUARIO (Enero 20-Febrero 18): Sí, vale que tú tienes razón, pero eso no quita para que venga algún prójimo a intentar convencerte de que te equivocas. Y cuando lo hagan, como tú eres débil de espíritu algunas veces (bueno: muchas veces), puedes acabar convencido de que lo blanco es negro, y viceversa. Y al final de la semana no saber dónde tienes la cabeza. Ya te lo digo yo: te la dejaste hace diez años en aquel pub de la costa. Sí, aquel que estás pensando. Sí, donde pasó todo aquello que no se presta a transcripción escrita. Sí, desde entonces te has ido apañando sin cabeza, usando solo la glándula pineal, pero no da abasto.

PISCIS (Febrero 19-Marzo 20): Sientes como que pierdes comba, te dan unos vahídos, y esas sensaciones raras en la cabeza te traen algo inquieto. Bueno, pues ya puedes relajar… ¿cómo no vas a tener sensaciones raras y ganas de vomitar si te tragas sin falta todos los debates nocturnos de la caja tonta? Lo que padeces son los primeros síntomas de intoxicación; luego se pondrá peor. Están documentados casos de gente que se subió al techo de un autobús urbano durante la noche cantando el ‘Ay babilonio qué mareo’. Menos zapping, caperucita.

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s