El Pleno de Avilés exige al Principado que ceda el equipamiento del Niemeyer a la Fundación

El PSOE y PP (o PPSOE, según los Indignados) se aliaron ayer en el Pleno de Avilés para exigir al Principado, gobernado por Foro Asturias, que ha denunciado irregularidades en el Niemeyer, que ceda el equipamiento a la fundación del mismo nombre.
Ambos partidos defienden la titularidad privada del equipamiento, mientras Foro Asturias reivindica, no sin cierta lógica, que si los fondos aportados para poner en marcha este mastodonte cultural han sido hasta ahora de todos los ciudadanos -es decir, públicos- la gestión del centro debiera estar controlada por instancias regionales.
Sobre todo, para que no vuelva a ocurrir lo que hasta ahora, que presuntamente existen más de un millón de euros gastados en viajes y comilonas sin justificar. En el pleno, Izquierda Unida dio la espantada, sin pronunciarse y saliendo de la sala. Y el único concejal de Foro Asturias reivindicó la claridad en las cuentas. La alcaldesa reunió por otro lado a todos sus ‘fieles’ de las asociaciones y colectivos de Avilés para arengarles en contra del gobierno regional de Foro.
A continuación reproducimos el acuerdo plenario tomado por el PPSOE en Avilés. Estos dos partidos, hasta que ganó Foro Asturias enemigos irreconciliables en Avilés, hacen ahora mejores migas.

ACUERDO PLENARIO DEL PP Y PSOE DE AVILÉS

Los grupos municipales de PSOE y PP del Ayuntamiento de Avilés, al amparo de lo dispuesto en los artículos 91 y 97 del Real Decreto 2568/86 de organización, funcionamiento y régimen jurídico de las corporaciones locales, presenta al Pleno, para su debate y posterior aprobación, si procede, la siguiente moción:
El Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer se ha erigido, en su corta existencia, en un elemento fundamental en la vida cultural, de desarrollo económico y proyección internacional de Avilés y de Asturias, forjando una nueva imagen positiva y esperanzadora sobre nuestro futuro.
Avilés es la cabecera de una comarca que atravesó una crisis profunda en los años 80 y 90. La reconversión industrial y los procesos de ajuste de los distintos sectores productivos, ubicados en nuestra ciudad y en nuestra comarca, hicieron que la situación económica y el desempleo sembraran de pesimismo el futuro de nuestra ciudad.
Nuevos planteamientos económicos y medioambientales, y el esfuerzo conjunto y comprometido de la ciudad para recuperar su protagonismo, junto con el apoyo de los gobiernos de Asturias y España, hicieron posible que la situación fuese virando y que Avilés comenzase a respirar un ambiente de nueva e incipiente esperanza.
Se necesitaba que todo ese esfuerzo, fruto de la cooperación de particulares e instituciones, gobiernos y corporaciones, encontrase un icono capaz de concitar el apoyo unánime de entidades y ciudadanía. Había que conseguir que la autoestima de ser avilesino y avilesina, y la confianza en el futuro de Avilés, pudiera, por fin, consolidarse, y hacer creíble que, con el esfuerzo de todos y todas, la ciudad y la comarca de Avilés tenían ante sí un futuro nuevo y cierto.
Avilés encontró ese icono en el Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer. Sabemos que con el Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer no se encuentra la solución a todos los problemas, pero si representa la imagen del consenso; la confianza de que juntos podemos salir adelante.
No ha sido, en sus inicios, un camino exento de polémica y de dificultades. Pero hoy todo eso está superado gracias a la rapidez y a la solvencia con que se ha ejecutado la obra. Su espectacularidad, su valor icónico, y la gestión de excelencia que se ha llevado a cabo con una dotación de medios escasa, en comparación con centros similares, ha conseguido el apoyo de relevantes personalidades a nivel mundial y la realización de espectáculos y de productos culturales de alta calidad.
Hoy, el Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer goza de la aceptación y del reconocimiento a nivel local, regional, nacional e internacional; logrando así el acuerdo unánime del valor tangible e intangible de un centro cultural que ha tenido ya un éxito indudable.
A esta institución, su gestión y su futuro, hay que tratarla con sumo cuidado; porque la relevancia, la fama, el buen nombre y la proyección se ganan con dificultad pero es fácil que pueda destruirse.
Es necesario, en primer lugar, consolidar la gestión del centro y la estructura de la Fundación para que pueda cumplir con sus fines fundacionales, y para ello es fundamental la presencia de los patronos y colaboradores privados que aportan su nombre y sus recursos a la Fundación y al Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer. Esta ha sido la trayectoria desde su constitución en el año 2006, y que en este momento debe tener continuidad.
Sin embargo, nos encontramos en una situación ininteligible para las personas e instituciones que desde posiciones diversas asisten atónitas al espectáculo que se está produciendo en las últimas semanas, y en especial en los últimos días por parte del Gobierno del Principado de Asturias.
En primer lugar, dilatando, de forma inexplicable, tomar una decisión que debería haberse acometido con la máxima urgencia para la buena marcha del Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer, como es la cesión de uso de las instalaciones a la Fundación que ya regenta el centro, con una cesión provisional hasta el próximo mes de diciembre. Una Fundación que fue creada específicamente, y así figura en sus objetivos fundacionales para la gestión del Centro Cultural. Esa decisión fue tomada por los patronos fundadores, que son el propio Gobierno del Principado de Asturias, el Puerto de Avilés y el Ayuntamiento de Avilés.
En segundo lugar, cuestionando a la propia Fundación y no reconociendo los órganos que la misma tiene como representativos, convocando de forma irregular sesiones del Patronato que se califican de urgente y en las que ni quien convoca está legitimado para hacerlo ni se convoca a las personas que deberían ser convocadas.
Y en tercer lugar, en vista de que esta reunión era totalmente irregular, elaborando unas notas de prensa en las que se difunden informes previos sobre temas sobre los que se ofreció toda la información y colaboración por parte de los diferentes órganos de la propia Fundación sin que ni siquiera se tuviese en cuenta el ofrecimiento y que en todo caso deben tratarse en el seno del órgano competente de la Fundación, para evitar cualquier malentendido o falta de comprensión sobre la realidad de la gestión diaria del centro cultural. No puede ser este el comportamiento de un gobierno que dice querer el buen hacer del Centro Niemeyer.
Desde Avilés, no lo podemos consentir. No lo vamos a consentir. Por ello es urgente un posicionamiento del Pleno Municipal que diga basta a este despropósito y siente las bases para que se pare este sinsentido y se pueda, desde la serenidad y el diálogo, tratar de solucionar todos estos temas.
Para Avilés y también para Asturias, el Centro Cultural Oscar Niemeyer es demasiado importante para que podamos consentir todo lo que está pasando, y por ello planteamos de forma urgente que el Pleno del Ayuntamiento de Avilés acuerde las siguientes propuestas de resolución:
1.° Rechazar los procedimientos y forma de actuar seguidos por el consejero de Cultura del Gobierno del Principado de Asturias, para abordar las cuestiones que, en el ámbito de su competencia y del Gobierno Regional, ha ido adoptando en relación con el Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer.
2.° Exigir al consejero de Cultura y al Gobierno del Principado de Asturias el respeto debido a una institución tan importante para Avilés y para nuestra comunidad autónoma, así como el uso de la prudencia, el diálogo y el consenso como referentes para alcanzar soluciones y acuerdos que garanticen fehacientemente el futuro de la Institución Cultural.
3.° En esta línea nos dirigimos, una vez más, al Gobierno de Asturias, para que culmine, tal como se lo encomendó el consejo de Gobierno de 15 de diciembre de 2010 a la Consejería de Cultura, la cesión del equipamiento y edificios del centro cultural a la Fundación del mismo nombre, para que ésta pueda contar con la cobertura legal necesaria para garantizar la actividad del Centro Niemeyer de forma normal y continuada.
4.° Dar traslado de la presente resolución al consejo de Gobierno del Principado de Asturias y a los grupos parlamentarios que componen la Junta General del Principado.

2 comentarios sobre “El Pleno de Avilés exige al Principado que ceda el equipamiento del Niemeyer a la Fundación

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s