La Xunta exige a Blanco que modifique el desvío en Lourenzá de la Autovía del Cantábrico, porque está hecho sin autorización autonómica

 

Foto: blogs.lavozdegalicia.es

La Xunta solicita a Fomento que modifique el desvío en Lourenzá de la Autovía del Cantábrico, hecho sin autorización autonómica

  • El Ministerio modificó unilateralmente la solución para las obras de conexión de la autovía A-8 con la N-634 que había sido consensuada entre ambas administraciones
  • La directora general de Infraestructuras informó en la Comisión 2ª de Ordenación Territorial, Obras Públicas, Medio Ambiente y Servicios de las soluciones técnicas posibles, con garantías de seguridad viaria para evitar la eliminación del carril izquierdo que se produjo
  • El 3 de febrero la Demarcación de Carreteras del Estado ejecutó el desvío provisional en Lourenzá de la Autovía del Cantábrico con la N-634 a través de la LU-153 eliminando el carril izquierdo del vial autonómico
  • La eliminación del carril provocó numerosas quejas de los vecinos y del resto de usuarios de la carretera autonómica, así como de los alcaldes de Lourenzá, Alfoz y Herrera de Valadoiro
  • La Xunta solicitó el cambio de la señalización horizontal y vertical y que se retomara la solución establecida previamente a la puesta en servicio del tramo A-8

Santiago, 12 de mayo de 2011.- La Demarcación de Carreteras del Estado en Galicia procedió a ejecutar el 3 de febrero, sin autorización ni comunicación previa suficiente alguna a la Xunta de Galicia, el desvío provisional en Lourenzá de la Autovía del Cantábrico (A-8) con la N-634 a través de la LU-153, eliminando el carril izquierdo del vial autonómico (sentido Masma-Lourenzá), con el objetivo de poder inaugurar al la dice siguiente los trechos Barreiros-Vilamar y Vilamar-Lourenzá de la A-8, autovía que, según explicó hoy la directora general de Infraestructuras, Ethel Vázquez, la Xunta considera urgente y estratégica.

La Xunta de Galicia advirtió al Ministerio, cuando tuvo conocimiento de sus nuevos planes, de que esta conexión suponía un cambio sustancial respecto al acordado anteriormente entre la administración autonómica, Fomento y la propia empresa constructora.

Sin embargo, el Ministerio modificó unilateralmente la solución para las obras de conexión de la autovía A-8 con la N-634 que había sido consensuada entre ambas administraciones, llevando a cabo a eliminación del carril izquierdo de la LU-153 (sentido Masma – Lourenzá) en ese punto. Este hecho provocó numerosas quejas de los vecinos y del resto de usuarios/las de la carretera autonómica, así como de los alcaldes de los ayuntamientos afectados (Lourenzá, Alfoz y Herrera de O Valadouro) ya que, al no poder continuar por la LU-153 hasta Lourenzá y tener que desviarse por la N-635, tienen que realizar un recorrido de ida y vuelta por la carretera nacional hasta la glorieta construida como parte del futuro enlace de Lourenzá.

Ante esta situación, la Xunta solicitó el cambio de la señalización horizontal y vertical y que se retomara la solución establecida previamente a la puesta en servicio del tramo A-8. Para hacer viable esta solución, tanto desde el punto de vista funcional como de la seguridad viaria, se proponían dos opciones: ampliar la visibilidad, actuando sobre el talud existente, y volver a dar prioridad al tráfico que circula por la LU-153 frente al de la N-634, ya que los/las usuarios/las se ven obligados prácticamente a detenerse debido a los elementos redutores de velocidad instalados.

Incumplir la normativa
Según informó la directora general de Infraestructuras en la Comisión 2ª de Ordenación Territorial, Obras Públicas, Medio Ambiente y Servicios, el consejero de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras también contactó con el Secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras del Ministerio de Fomento el 24 de febrero de 2011 a través de una carta. En ella informaba que considera la A-8 una autovía prioritaria y estratégica y asimismo requería una actuación urgente, al entender que la puesta en servicio del tramo de autovía no debía realizarse ni la costa de incumplir la normativa ni causando problemas de circulación que provoquen el malestar de los conductores que utilizan este vial autonómico, y, en consecuencia pedía que se dictaran las instrucciones precisas para resolver la situación.

La directora general de Infraestructura insistió en que el mismo día de la inauguración, el 4 de febrero de 2011, tuvo entrada en el Registro General de la Xunta de Galicia en Lugo un oficio de la Demarcación de Carreteras del Estado en Galicia en la que se remite documentación únicamente a efectos informativos y de coordinación entre ambas administraciones, como titular de la carretera LU-153.

La este efecto, destacó que “debemos informar que de conformidad con el dispuesto en el artículo 30 de la Ley 4/1994, del 14 de septiembre, de carreteras de Galicia, solamente podrán realizarse obras, actuaciones o instalaciones en la zona de dominio público de la carretera cuando la prestación de un servicio público de interés general así lo exija, de obras imprescindibles para acceder a la carretera o de instalaciones provisionales por plazo fijado, previa autorización del órgano competente de la Administración titular de la carretera”.
 

Un comentario sobre “La Xunta exige a Blanco que modifique el desvío en Lourenzá de la Autovía del Cantábrico, porque está hecho sin autorización autonómica

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s