Cerca de 190.000 personas se inmunizaron contra la gripe en el Principado

NOTA DE PRENSA

 

(Lunes, 13.10.2010)

 

 

La campaña de vacunación de la gripe se cierra con 189.729 personas inmunizadas 

  • La cobertura se situó en el 57,23 por ciento en el caso de los mayores de 64 años

 

  • Las áreas VI (Arriondas) y I (Jarrio) son las que han conseguido los mejores datos de cobertura de vacunación

 

 

La campaña de vacunación de la gripe correspondiente a la temporada 2010-2011, que finalizó el 30 de noviembre, se ha saldado con 189.729 personas vacunadas y una cobertura en el caso del grupo de mayores de 64 años del 57,23 por ciento.

 

El área que ha conseguido los mejores datos es la VI, con cabecera en Arriondas, donde la cobertura en el caso de los mayores de 64 años es del 65,61 por ciento, seguida del área I, con cabecera en Jarrio, donde se alcanzó un 63,51 por ciento. En el resto de áreas los datos de cobertura para el grupo de mayores de 64 años son inferiores al 60 por ciento.

 

Respecto a la distribución de las personas vacunadas por grupos de riesgo, el 77,81 por ciento correspondió a personas con enfermedad crónica e institucionalizada, el 16,28 por ciento a mayores de 65 años sin enfermedad crónica, el 3,45 por ciento a personal socio-sanitario y grupos especiales y un 2,46 por ciento de las vacunas fueron aplicadas en personas no incluidas en los grupos anteriores.

 

 

  ASTURIAS ÁREA I ÁREA II ÁREA III ÁREA  IV ÁREA V ÁREA VI ÁREA VII ÁREA VIII
Número de personas >de 64 años con TSI * 241538  13501 8140 34436 68728 67467 14537 16508 18221
Numero de personas > de 64 vacunadas 138239 8574 4858 20532 37774 36767 9537 9390 10807
 Cobertura > de 64 años 57,23 63,51 59,68 59,62 54,96 54,50 65,61 56,88 59,31
 

* Fuente: SIPRES 28/12/2009

                 

 

 

                   
  distribución de personas vacunadas por grupo de riesgo

 

ÁREAS ASTURIAS I II III   IV V VI VII VIII
Grupo A: Enfermedad crónica e institucionalizada                                          % 147633 8928 5281 21532 40873 37162 10263 10664 12930
77,81 78,90 81,30 76,22 77,15 75,37 78,73 81,90 84,38
Grupo B: Personas de 65 años y más

sin enfermedad crónica                                 %

30883 1714 901 5272 8582 9642 1865 1394 1513
16,28 15,15 13,87 18,66 16,20 19,55 14,31 10,71 9,87
Grupo C: Personal socio-sanitario y

grupos especiales                                          %

6548 428 165 828 2098 1106 635 689 599
3,45 3,78 2,54 2,93 3,96 2,24 4,87 5,29 3,91
Personas no incluidas en los grupos

A, B ó C                                                        %

4665 246 149 619 1426 1398 273 273 281
2,46 2,17 2,29 2,19 2,69 2,84 2,09 2,10 1,83
Total personal vacunadas

                                                                     %

189729 11316 6496 28251 52979 49308 13036 13020 15323
100,00 100,00 100,00 100,00 100,00 100,00 100,00 100,00 100,00
                                     

 

 

 

La vacunación frente a la gripe está especialmente indicada en las personas con enfermedades crónicas y, en general, a partir de los 65 años de edad como protección frente al desarrollo de enfermedades graves como consecuencia de la gripe.

 

La campaña de vacunación de la gripe arrancó el 4 de octubre y, aunque estaba previsto que finalizara el 12 de noviembre, se prolongó hasta el pasado día 30 de noviembre.

 

La gripe es una infección vírica aguda que ocurre de forma habitual en forma de epidemia durante el invierno. La enfermedad gripal aparece de forma brusca, con fiebre, malestar, dolores musculares, dolor de cabeza, tos sin expectoración, dolor de garganta y resfriado nasal. En niños también es habitual la otitis y los vómitos. La enfermedad suele durar 3 a 7 días en la mayoría de personas aunque la tos y el malestar pueden persistir hasta 2 semanas.

 

La gripe puede empeorar la situación de las personas con enfermedades crónicas (especialmente de pulmón o corazón), y producir neumonía o sobreinfecciones bacterianas. Las muertes por gripe ocurren por neumonía o el empeoramiento de enfermedades crónicas.

 

En las personas mayores de 65 años o con enfermedades crónicas, el principal efecto de la vacuna es prevenir la aparición de complicaciones y fallecimientos relacionados con la gripe, con una eficacia del 50%-60% para evitar la hospitalización y de hasta un 80% para evitar el fallecimiento. La vacuna de la gripe sólo contiene partículas inactivadas del virus, por lo que en ningún caso puede producir enfermedad gripal. Es una vacuna muy segura, que apenas produce efectos secundarios; puede ocasionar molestias en el lugar de inyección y en algunos casos otros síntomas orgánicos, como fiebre y malestar general, que desaparecen en pocos días.

 

Precisamente, las campañas anuales de vacunación antigripal están dirigidas a evitar las complicaciones y los fallecimientos en las personas con mayor riesgo, que incluyen a las personas con enfermedades crónicas, especialmente pulmonares y cardiacas, y en general a todos los mayores de 65 años. Para aumentar aún más la protección, esta vacunación se indica además a las personas que tienen contacto habitual con ellos, como el personal sanitario, los trabajadores de residencias e instituciones, y los convivientes en el domicilio.

 Más información en

http://www.astursalud.es/

 

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s