La Xunta logra que Povisa aplace el ERE que supondría el despido de un millar de trabajadores, mientras intenta negociar

La delegada de la Xunta de Galicia en Vigo, Lucía Molares, ha logrado tras una reunión de dos horas con los representantes del hospital vigués de Povisa que aceptasen aplazar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que planean, hasta por lo menos el fin de semana. Un ERE que supondrá la eliminación de mil puestos de trabajo si se lleva a cabo.

Ver noticia relacionada

El aplazamiento se logró a última hora, puesto que Povisa se presentó en la delegación de la Xunta en Vigo dispuesta a presentar el ERE y ya había entregado el documento a los sindicatos. El comité de empresa del hospital, por su parte, adelantó que habría movilizaciones ante la magnitud de esta regulación de empleo que Povisa pretende sacar adelante.

La dirección del hospital exige como principal condición para negociar que se le entregue la resolución por escrito de que el concierto con el Sergas se va a prorrogar mientras duren las negociaciones. Además, la Xunta se ha comprometido a reducir los plazos, ya que el ERE necesita un mes para que lo estudien los sindicatos y 15 días para que lo revise la administración.

El comité de empresa se ha reunido esta tarde con la delegada de la Xunta y mantendrán mañana a primera hora una reunión interna para evaluar el documento, aunque ya se ha anticipado que habrá protestas.

La propia delegada de la Xunta en Vigo reconocía que el hecho de que la empresa haya pedido por escrito el compromiso de la conselleira de que se prorrogará el concierto mientras se negocia demuestra que hay «menos confianza», pero ha insistido en que las negociaciones están avanzando.

Por ahora, el principal punto de acuerdo entre el Sergas y Povisa es cerrar un contrato económico que dure los próximos diez años. Aún así, tienen sus diferencias en la fórmula ya que el Sergas quiere firmar cinco años e ir prorrogando cada uno de los cinco siguientes; mientras Povisa pretende nueve y uno de prórroga.

Existen otras discrepancias, las principales son la económica y el número de pacientes. Povisa ahora atiende a 143.000 y quiere mantenerse en cifras similares. Según fuentes del hospital, el Sergas solo garantiza ese volumen de pacientes durante cuatro o cinco años, hasta que entrase en funcionamiento el nuevo hospital, prevista para el 2014, y luego se reduciría a entre 90.000 y 120.000. En este sentido, la representante de CIG en el comité de empresa no ha descartado que, aunque se evite este ERE, la empresa no haga una regulación de empleo cuando se inaugure el nuevo hospital.

2 comentarios sobre “La Xunta logra que Povisa aplace el ERE que supondría el despido de un millar de trabajadores, mientras intenta negociar

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s