Dos muertes violentas de representantes empresariales en Oviedo y Boal sobresaltan a la sociedad asturiana

 
Dos muertes violentas de dos destacados representantes del mundo empresarial en menos de 24 horas en Oviedo y Boal sobresaltan a la sociedad asturiana. Por un lado la Policía investiga la muerte de Alfredo García en Oviedo, encargado de la empresa Brico Cook, cuyo cuerpo apareció al parecer con la cabeza destrozada en la tarde del jueves 11 de noviembre en una nave.  Y la Guardia Civil investiga la muerte de un hombre cuyo cadáver fue hallado anoche con dos disparos de arma de fuego en el interior de un almacén de construcción y ferretería en la localidad de Llaviada, en Boal.
 
La Policía investiga la muerte de Alfredo García en Oviedo, encargado de la empresa Brico Cook.

El cuerpo del fallecido ha aparecido en las instalaciones de la empresa, sita en la calle Coronel Bobes, número 28. Por el momento se desconoce las circunstancias del violento fallecimiento, pero, según fuentes policiales, todo apunta al robo como causa principal del suceso. El cuerpo apareció “con la cabeza destrozada” en el interior de la nave. El suceso ha ocurrido sobre las 16 horas de esta tarde. La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación del caso. El cuerpo presentaba un fuerte impacto en la cabeza y por ahora no se descarta ninguna hipótesis sobre el origen del mismo.

En el lugar se encuentra en estos momentos el Médico Forense, así como miembros del Grupo III, especializado en la investigación de homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Asturias, junto con miembros de Policía Científica.
La Guardia Civil investiga la muerte de un hombre cuyo cadáver fue hallado anoche con dos disparos de arma de fuego en el interior de un almacén de construcción y ferretería en la localidad de Llaviada, en Boal. Por el momento no hay personas detenidas mientras las autoridades investigan lo ocurrido.
El establecimiento, Casa Fonso, era propiedad del fallecido junto a otra ferretería ubicada en Villayón. El varón, Álvaro R.A., de 52 años era natural de Castrillón, perteneciente al concejo boalés. El cuerpo sin vida fue encontrado por un cuñado del fallecido, que trabajaba en la misma empresa, sobre la 1.30 horas de la madrugada, después de que el hombre se ausentase más de lo habitual en regresar a su casa tras la jornada laboral.
Éste trabajaba en la empresa desde hacía 20 años y los últimos seis en la localidad en la que se ha producido el suceso. Estaba casado y era padre de dos hijos.
Las autoridades ya han procedido al levantamiento del cadáver para proceder a su autopsia. Hasta el lugar de los hechos se ha desplazado una patrulla que ha practicado a las 12.48 horas una inspección ocular para determinar lo sucedido.

Un comentario sobre “Dos muertes violentas de representantes empresariales en Oviedo y Boal sobresaltan a la sociedad asturiana

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s