Mueren dos submarinistas en Porto do Son y un tercero es rescatado con vida

Dos submarinistas fallecieron esta madrugada y un tercero fue rescatado con vida por los equipos de salvamento en el municipio coruñés de Porto do Son

El grupo había salido a practicar pesca submarina por la tarde en la ría de Muros-Noia a bordo de una «planeadora» y, al no tener noticias de ellos, cerca de la medianoche se desplazaron familiares a la zona y dieron aviso a los servicios de rescate.

En la operación intervinieron los helicópteros Hemiler Galicia, con base en A Coruña, y Pesca I, de Vigo, así como una lancha Salvamar Regulus, equipos de guardacostas y pesqueros de la zona.

En torno a las 3:30 horas fue localizada la embarcación volcada y con dos de los tripulantes sin vida en el interior, mientras que el tercero permanecía agarrado a ella.

El único superviviente, José Manuel Pérez Míguez, relató tras su rescate que se ató a los cadáveres de sus amigos para que no lo arrastrara la corriente y que se apoyó en ellos para evitar morir de hipotermia, ya que tenía desnudo el torso.

Los equipos de salvamento localizaron hacia las 03:30 horas del domingo al superviviente agarrado a la embarcación volcada con los dos cadáveres de los otros dos tripulantes.

Las dos víctimas son Juan Torres Parada y Benigno Torres González, ambos primos, de 26 años, que solían habitualmente practicar pesca submarina en la embarcación, de cinco metros de eslora.

Un empleado de la Cofradía de pescadores, Francisco Quintáns, amigo de las víctimas y que participó en las labores de su búsqueda, indicó que Pérez Míguez relató que hacia las 20:00 horas del sábado, cuando se disponían a regresar al puerto, repentinamente el cable de la hélice rompió, la embarcación comenzó a dar vueltas y los otros dos tripulantes murieron.

Precisó que en ese momento él se encontraba en proa y “sólo llevaba puesto el pantalón de neopreno”, por lo que con el paso del tiempo y a medida que empezó a tener frío decidió “atarse a sus compañeros” muertos.

Según relató el superviviente, creyó que “si moría, rescatarían los tres cuerpos juntos, y si se salvaba, lo encontrarían con sus amigos para enterrarlos”, dijo Quintáns.

El hombre, que finalmente fue hallado con síntomas de hipotermia tras siete horas en el mar, afirmó que “en algunos momentos sentía mucho frío, pensaba que se iba a morir de frío”.

Mientras permaneció en el mar, el joven “se apoyaba en los cadáveres” de los submarinistas fallecidos para evitar el oleaje y el frío del agua, indicó Quintáns, que acostumbraba a jugar a fútbol con los dos primos fallecidos.

Rescatado por uno de los helicópteros, fue trasladado al aeropuerto de Peinador con síntomas de hipotermia y, en ambulancia, al hospital vigués de Meixoeiro, donde fue ingresado.

Los cuerpos de sus compañeros fueron recogidos por los pesqueros y llevados a su localidad de origen.

Protección Civil de Porto do Son baraja que pudo ser un fallo en los mandos del motor de la planeadora en la que iban tres submarinistas, dos de los cuales han fallecido y un tercero ha sido rescatado con vida, la causa del accidente. Debido a una potencial avería la embarcación pudo girar a demasiada velocidad y hacer que los tripulantes cayeran al mar.

También comunicaron que  la hélice provocó lesiones a los dos fallecidos en la cabeza, que se encontraban en popa, causándoles  la muerte por el golpe, mientras que el superviviente, que estaba en proa, no fue alcanzado al no estar en la trayectoria de la planeadora sin control.

   El operativo de búsqueda desplegado oyó los gritos del superviviente, que había intentado sin éxito llevar a tierra a sus compañeros. Los muertos son dos primos cuya familia es de la parroquia de Queiruga de Porto do Son.  El superviviente, el mayor de los tres y natural de la zona de Ribeira, presentaba síntomas de hipotermia pero  su estado no reviste gravedad.

   Por su parte, los cuerpos de los dos fallecidos, menores de 30 años, fueron recuperados por un pesquero de Porto do Son, que los llevó al puerto de esta localidad coruñesa. Los tres eran submarinistas profesionales.

Los dos jóvenes fallecidos han sido enterrados en los cementerios de San Pedro de Muro y de Queiruga, tras un funeral conjunto, y el Ayuntamiento ha decretado dos día de luto oficial

El ayuntamiento de Porto do Son decreta dos días de luto

El Ayuntamiento de Porto do Son (A Coruña) ha decretado dos días de luto por la muerte este domingo de dos primos vecinos de la localidad.

        Las  banderas del Ayuntamiento ondean a media asta en señal de duelo por el accidente y la Corporación ha trasladado el pésame a las familias de los fallecidos.

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s